Boca empató 0 a 0 con Everton y el Rojo gritó campeón

Deportes 14 de enero de 2023 Por Red Online
Los de Hugo Ibarra igualaron sin goles con el equipo chileno. Chiquito Romero tuvo un buen debut y Payero salió lesionado. Independiente ganó el Triangular.




bocaempato

as conclusiones del discreto empate 0 a 0 de Boca ante Everton de Chile, que terminó con Independiente campeón del Triangular de San Juan: un Chiquito Romero sin telarañas en sus huesos, que lució bien de reflejos y se movió cómodo en el área acaso haya sido la mejor noticia al cabo de otro partido gris de Boca, con un rendimiento demasiado relajado, demasiado light, cuando tiene una final con Racing a la vuelta de la esquina. Lo del arquero no fue, sin embargo, lo único positivo del paso de Boca por San Juan: Exequiel Zeballos volvió a ser titular luego de la grave lesión que sufrió por la Copa Argentina el año pasado y se lo vio picante, lúcido, fue de los pocos que tiró una gambeta y le salió. Interesante Óscar, recuperado Weigandt, y no mucho más.

El problema del equipo de Ibarra fue el funcionamiento colectivo. Como contra el Rojo, mostró chispazos con alguna acción individual, pero no se ve un perfil definido. Que de a ratos retrocede y contraataca, que en otros presiona y va a buscar, pero en ningún momento se propone sostener dominio desde la posesión, en el medio no le sobra fútbol y sigue dependiendo de aportes individuales, solitarios, esporádicos, sueltos.

Es cierto, el entrenador dividió titulares en los dos amistosos previos a la Supercopa Argentina ante Racing del próximo viernes, y estos rendimientos dispares serían hasta lo esperable si fuera ésta una pretemporada común y corriente. Pero claro, el partido ante la Academia, que vale una estrella, obliga a estar más en clima de competencia, porque después cambiar el chip no va a ser tan fácil.

Si la medida es Everton, Boca no pudo sacar una diferencia con un equipo que, a nivel nombres, es sideral. El partido no tuvo trama, mucho menos drama. Una chance aquí, otra allá. Un par de tiros de afuera de los chilenos en el primer tiempo para probar la actualidad de Romero, que como quedó dicho respondió. En ese lapso fue los piques a Zeballos, al que le sobró ganas y le faltó compañía. Como contra Independiente, lo mejor lo mostró en el segundo tiempo. Un zapatazo de Óscar (de buena segunda parte) que se fue muy cerca y un centro quirúrgico de Chelito que Benedetto no pudo conectar por centímetros. El aporte de Pipa, precisamente, fue otro de los puntos preocupantes por su baja intensidad.

En últimos minutos, despúes de mucho cambio en uno y en otro bando, Boca estuvo un poco más cerca, al menos porque tuvo más energía para ir a buscar el triunfo que necesitaba para pelearle al Rojo el título en el triangular. En definitiva, Orsini y Vázquez no hicieron más que Benedetto, ni Medina superó a Payero, ni Varela fue solución. Paradójicamente, Sández fue el que más cerca estuvo del gol: no pudo conectar un centro y después tuvo un tiro a quemarropa que le sacó el arquero.

Al menos, Boca se fue de San Juan con media certeza sobre la proyección de Chiquito, pero con las dudas de siempre. Aún cuando pierde poco, el equipo de Ibarra sigue en deuda con el funcionamiento. Así, con un equipo sin refuerzos, sin recambio en el fondo, cuesta verlo en la piel de un candidato a cosas grandes.

nacionales