Pablo Moyano aseguró que "probablemente" haya un bono o suma fija y condenó a los formadores de precios

Gremiales 09 de noviembre de 2022 Por Redonline Medios
El cotitular de la CGT dijo que la demanda de una suma fija hacia fin de año es un pedido que en el ámbito sindical genera "esperanzas y expectativas" sobre "un próximo anuncio presidencial.




61ec5aabd3af6_1200 (1)

El cotitular de la CGT, Pablo Moyano, aseguró que en los próximos días "muy probablemente" haya "novedades" respecto del pago de un bono o suma fija de fin de año para la totalidad de los trabajadores, condenó nuevamente a "los formadores de precios" y llamó a la unidad del peronismo para afrontar el año electoral.

En una entrevista con Télam y otros medios desde su oficina de la CGT, en la sede de Azopardo al 800 de la ciudad de Buenos Aires, el también adjunto nacional de Camioneros reclamó "urgentes medidas" para terminar con "el alza desenfrenada de los precios" aunque transmitió su confianza en que "las próximas decisiones del Gobierno tenderán a desacelerar la inflación".

Moyano dijo que la demanda de un bono o suma fija hacia fin de año fue uno de los temas abordados en la reunión que mantuvoeste lunes el Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona) con la ministra de Trabajo, Raquel "Kelly" de Olmos, un pedido que en el ámbito sindical genera "esperanzas y expectativas" sobre "un próximo anuncio presidencial".

"La última palabra corresponderá al Ejecutivo", afirmó sobre ese punto, y propuso bajar la ansiedad: "Nunca hay que cenar antes de almorzar, hay que saber esperar".

En cuanto a su rol en este debate, sostuvo que él peleará por el reclamo "hasta el último momento" y adelantó que la CGT se reunirá en los próximos días con el ministro de Economía, Sergio Massa, con el mismo fin.

Al referirse al titular del Palacio de Hacienda, planteó que en breve se anunciarán "medidas que tenderán a reducir los índices de inflación, lo que se impone y es urgente y necesario".

"Hay reactivación económica y se nota. Las rutas están saturadas de camiones que trasladan productos y producción. Pero se requieren medidas que en breve se adoptarán para que a partir de 2023 se desacelere el proceso inflacionario. Es vital", enfatizó.

Moyano rechazó además "la sostenida, profunda y diaria campaña de algunos medios de comunicación que bombardean al pueblo y a los trabajadores con mentiras y acusaciones contra políticos y sindicalistas, en especial contra el Presidente y la Vicepresidenta".

El gremialista señaló que "la situación nacional y mundial es complicada" aunque al mismo tiempo insistió en que "la economía crece y existe una reactivación permanente de la industria".

La inflación y formadores de precios

Y al mencionar los problemas indicó que "lamentablemente no se pudo controlar aún la inflación y eso congela todo".

"Hago responsables por esa situación a los generadores de precios y especuladores: es decir, a los supermercados, la Sociedad Rural Argentina, Techint y Mercado Libre que, entre otros, manejaron toda la vida y manejan la economía nacional. Remarcan de forma permanente los alimentos y elevan el valor de la canasta básica", cuestionó.

Moyano añadió que "ello es sinónimo de robarle un plato de comida a millones de argentinos", y lamentó que el Gobierno "de manera fuerte no haya frenado a ese sector".

"Hay que sentarlos y decirles terminó. Basta de robar la comida a los argentinos. Quizá haya que multarlos o clausurarlos. No sé. Esas son facultades del Gobierno", dijo.

El dirigente gremial subrayó además que "un freno a esa situación generada por ese sector es urgente, porque de lo contrario habrá que reabrir paritarias de forma constante", y dijo que "no es posible negociar trimestralmente salarios, bonos o adicionales".

Al ser consultado sobre el próximo año electoral, aseguró que "es muy pronto hablar hoy de eso, porque ante la actual situación significaría faltarle el respeto a la gente", pero admitió que "es totalmente necesario adoptar medidas que frenen los precios".

Moyano, en ese tema, reclamó "dureza" por parte del Gobierno y afirmó tener "esperanza" en que tras la aprobación del presupuesto haya "anuncios que beneficien a los trabajadores".

También dijo "descreer absolutamente" de los empresarios, porque "prometen no remarcar más y a los dos días vuelven a la carga y con una sonrisa en su rostro".

Llamó también a adoptar medidas para controlar la suba de los alquileres, al no estar incluido ese ítem en la canasta básica, y condenó nuevamente "la herencia del gobierno de Mauricio Macri".

"Hay dos Argentinas: la de los que más tienen y la de los barrios humildes que nada tienen y pelea por eliminar Ganancias u obtener un bono de fin de año. Esto se heredó del macrismo. La actual administración intenta a diario revertir esa realidad", valoró el sindicalista.

Además, reclamó un urgente aumento de las asignaciones familiares, porque de 6 millones de trabajadores actualmente solo las perciben 2 millones; dijo que ello sería "un complemento salarial muy importante" y agregó que "lo ideal sería eliminar Ganancias" al tratarse -dijo- de un "impuesto al trabajo".

"Lo ideal sería eliminarlo de forma definitiva, pero de lo contrario hay que elevar el mínimo no imponible lo más posible o que lo pague la menor cantidad de trabajadores. No es posible cumplir tareas para que casi todo se lo lleve el tributo", exhortó.

La internas en la Cgt, Fdt y la oposición

Al repasar la actualidad de la CGT, Moyano reconoció que existen diferencias en el seno de la central obrera pero garantizó que "nadie se irá del consejo directivo".

"Esas mismas diferencias son notorias en el Gobierno, porque todos provienen de espacios diferentes", analizó al responder sobre la situación interna del Frente de Todos, pero llamó a mantenerse unidos porque "la unidad es fundamental para que nunca más regrese al poder la derecha quitaderechos".

"Nadie se irá de la CGT o la romperá, a pesar de las diferencias. Ocurrió por ejemplo en ocasión del atentado a la vicepresidenta Cristina. En reunión de consejo directivo nuestro sector propuso un paro y movilización y el otro espacio no estuvo de acuerdo. No quisimos que se votara porque estaba muy parejo y se privilegió la unidad", reseñó Moyano.

En otro orden, Moyano dijo "no creer que en 2023 retome el poder la derecha" y apostó por un nuevo triunfo electoral del peronismo pero advirtió que si llegara a ganar Juntos por el Cambio "el movimiento obrero estará en la calle para luchar nuevamente contra el macrismo".

Moyano calificó a Mauricio Macri como "marmota" y rechazó las amenazas de la titular del PRO, Patricia Bullrich -quien en su momento dijo que "si Pablo Moyano viola la ley irá preso"- y se preguntó: "¿Cuántas veces esta señora violó la ley cuando era montonera, o cuando no tuvo empacho en reducirle el 13 por ciento los salarios a estatales y jubilados, o cuando tampoco dudó en participar en el armado de la Gestapo antisindical bonaerense?".

"Los mensajes y amenazas de Bullrich no son para nosotros sino para sus mandantes", completó Moyano, quien reafirmó su convocatoria a la unidad del peronismo para enfrentar en 2023 a "la derecha".

El secretario adjunto de Camioneros concluyó que "el peronismo está vivo" y dijo que "lo demostrará el 17 de este mes en ocasión de celebrar un nuevo aniversario del Día de la Militancia", para finalmente anunciar que su espacio gremial -el Fresimona- participará ese día en el acto en el estadio Diego Maradona de La Plata.

nacionales