El Frente de Todos recupera votos en provincia de Buenos Aires y se muestra competitivo para 2023

Política 04 de noviembre de 2022 Por Red Online
Dos sondeos muestran al Frente de Todos con ventaja en la provincia de Buenos Aires y recuperando apoyos desde agosto pasado, luego de la llegada de Sergio Massa al gabinete y del atentado contra Cristina Kirchner. Con todo, continúa la mirada crítica sobre el combate a la inflación y el rumbo económico.




frentedt

Un peronismo vivo pese a los graves problemas económicos y con posibilidades de cumplir un buen papel en las elecciones del año que viene es una de las conclusiones que surgen del análisis de dos sondeos -realizados principalmente en la provincia de Buenos Aires- concluidos en los últimos días por las consultoras Opina Argentina y Trespuntozero. De hecho, el Frente de Todos muestra una recuperación a partir de agosto, en coincidencia con la llegada de Sergio Massa a Economía, y supera a Juntos por el Cambio en intención de voto en territorio bonaerense. También mantiene su ventaja en la pulseada por la gobernación, aunque con un margen escaso, un dato que se trató en las últimas reuniones de la mesa del peronismo provincial.

"El peronismo es competitivo", desglosó Facundo Nejamkis, director de Opina Argentina, sobre el resultado de su último trabajo en Provincia. Revirtiendo la situación de los últimos meses, el Frente de Todos de Alberto Fernández y Cristina Kirchner quedó en esta ocasión al frente con el 32% en intención de voto contra el 27% de Juntos por el Cambio de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta. El espacio libertario de Javier Milei y José Luis Espert se ubicó en tercer lugar con el 16%, el Frente de Izquierda cuarto con el 5%, en tanto que un 13% se manifestó indeciso. El mismo sondeo, en julio pasado, ubicaba a Juntos por el Cambio arriba 31 a 30. La tendencia comenzó a revertirse a partir de agosto. Si logra consolidar esta diferencia en la provincia de Buenos Aires, dado el peso del padrón de la provincia más poblada del país, "lo pone seguro en el ballotage nacional", añadió Nejamkis.

Este leve repunte respecto a las últimas mediciones no significa que la preocupación de la gente por la situación económica haya disminuido. Como era de preveer, la inflación se mantiene como la primera preocupación, la percepción sobre la marcha de la economía es muy negativa -71% contra apenas el 25% que tiene un concepto positivo- y la responsabilidad principal recae sobre la gestión de Alberto Fernández. Con toda lógica, las culpas originales del gobierno de Mauricio Macri se ven cada vez más lejos y sólo el 36% de los encuestados le adjudicó la responsabilidad al líder del PRO, cuatro puntos menos que en el mes anterior.

Sin embargo, en un dato muy llamativo, cuando le preguntaron a la gente qué fuerza creía que estaba en mejores condiciones para resolver esta situación complicada, un 27% de los bonaerenses respondieron que el Frente de Todos mientras que un 25% dijo que era Juntos por el Cambio. En agosto pasado, quienes eligieron a Juntos por el Cambio también fueron el 25% pero los que dijeron el Frente de Todos habían sido apenas el 24% mientras que "ninguno" era el 27%. Un 3% de esos descreídos de hace dos meses entendieron que con la incorporación de Massa y las medidas tomadas desde entonces, el oficialismo comenzó a darle una solución. 

Otro dato en la misma dirección tiene que ver con la evolución de la imagen positiva y negativa experimentada por los principales referentes del Frente de Todos y los de Juntos por el Cambio. Mientras que el presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner detuvieron su deterioro y repuntaron en opiniones positivas, lo contrario ocurrió con el ex presidente Mauricio Macri y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

En el caso del Presidente, también pudo haber influido su protagonismo recobrado con algunas decisiones como los cambios de gabinete, designando gente de su confianza. Por el lado de la vice, un dato fundamental es que al inicio de septiembre sufrió el atentado, que alertó y sensibilizó a sus simpatizantes.

En cuanto a Macri, es natural que la presentación de su programa de gobierno incluido en el libro "Para qué" haya espantado a muchos bonaerenses, en especial quienes se encuentran en peor situación económica. La receta de despidos masivos, quita de derechos laborales, baja de impuestos a los ricos y privatizaciones de empresas públicas -llevada adelante en los '90 con consecuencias que aún hoy se padecen- no puede sino generar el rechazo para quienes esperan solidaridad y ayuda de parte de las autoridades. Aunque se mantiene como un dirigente con mayor imagen positiva que negativa, Rodríguez Larreta también registró un bajón, en paralelo a las peleas internas de la alianza opositora enfrascada en una dura lucha por las candidaturas.

En la pelea por la Provincia, el gobernador Axel Kicillof se mantuvo como el candidato más votado individualmente y el Frente de Todos como la coalición con más apoyo. Kicillof con el 28% y su jefe de gabinete e intendente de Lomas de Zamora en licencia, Martín Insaurralde, con el 7% reunieron un total de 35 %, superando por poco a Diego Santilli -22%- y el radical Martín Tetaz -11%-, que sumaron 33% de Juntos por el Cambio. No es un panorama cómodo para el oficialismo, especialmente si se tiene en cuenta que la derecha libertaria -representada aquí con José Luis Espert como posible candidato- recogió otro 11%.

Este sondeo fue comentado en las últimas reuniones de la mesa del PJ Bonaerense. En especial, el escaso margen de 2% de diferencia a favor del Frente de Todos. De ahí salió la idea de "blindar" la provincia con varios intendentes en uso de licencia volviendo a sus municipios para tratar de asegurar la mayor cantidad de votos. El gobernador, además, ya comenzó a recorrer todo el territorio provincial, como en los viejos tiempos del Clío, para tomar mate en las plazas y escuchar las cosas que tienen para decirle los vecinos. Este sábado se viene un nuevo congreso del PJ en Mar del Plata donde afinarán la estrategia.

La misma escasa diferencia de dos puntos en la provincia de Buenos Aires surgió del último trabajo de Trespuntozero, la consultora de Shila Vilker y Raúl Timerman, cuando midieron posibles candidatos a presidente. En el Frente de Todos, Cristina Kirchner confirmó su amplia preferencia en el electorado peronista bonaerense con el 24,8% frente al 4,9% de Sergio Massa y el 3,8% de Alberto Fernández, reuniendo entre todos un total de 33,5%. En Juntos por el Cambio quien se ubicó en primer término fue Patricia Bullrich con el 16,1% seguida por Mauricio Macri con el 10,6% y Rodríguez Larreta con el 5,1%, dando como total el 31,8%. Un poco menos de dos puntos y eso que Javiel Milei reunió en este caso el 16,1%. 

En definitiva, es un leve margen de ventaja para el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires -más a nivel partidos que contados los candidatos de manera individual-, una tendencia que tendrán que fortalecer y aún ampliar para tentar una recuperación en 2023. El dato es que desde hace dos meses se inició una recuperación pero que tendrá que ser sostenida con políticas oficiales que impacten en la vida de los bonaerenses.

El Destape-

nacionales