Alberto Fernández no quiere más cambios en el gabinete. La situación de Manzur luego del éxodo de cuatro ministros

Política 27 de octubre de 2022 Por Red Online
El Presidente no quiere reemplazar a Manzur que se irá a Tucumán para la campaña. Analizan una licencia y reemplazo transitorio de Olmos. Último acto con Ferraresi, plan para volver a impulsar la renta extraordinaria y decreto ya redactado sobre la economía popular.




fernandezalberto

El presidente Alberto Fernández planifica los próximos pasos a seguir de acá a fin de año, tanto en la agenda política como la económica. Espera no tener más cambios en el gabinete --luego de la dimisión de cuatro ministros en octubre--, y no quiere reemplazar a Juan Manzur, que se tomaría licencia el año que viene para hacer campaña en Tucumán y luego volvería al cargo. El jueves el mandatario compartirá el último acto con el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, en Almirante Brown, y esta semana también se prepara para lanzar un decreto con medidas que favorezcan a la economía popular. Ese es un reclamo de los movimientos sociales, que dicen estar cansados de las postergaciones del mandatario para llevar adelante políticas en el área. El Presidente también aseguró que impulsará el proyecto de ley para gravar la renta extraordinaria. "Lo que no cabe ninguna duda es que tenemos que abocarnos a distribuir de otro modo el ingreso", dijo. 

La agenda política

Hoy Fernández despedirá a Ferraresi en una entrega de viviendas en provincia de Buenos Aires y el lunes asumirá como titular de la cartera el actual secretario de Vivienda, Santiago Maggiotti. El próximo en abandonar el gabinete será Manzur. Este miércoles el Presidente dijo en diálogo con El Destape que el tucumano "tiene que involucrarse en la política de su provincia para garantizar un buen resultado y veremos cómo manejamos su salida llegado el momento". Sin embargo, Página12 supo que la idea del mandatario es que la próxima salida se resuelva de modo similar a la de Ferraresi: no buscará un reemplazo y quedará a cargo de la cartera su segundo.

Durante los últimos días corrió el rumor de que el Canciller Santiago Cafiero volvería a la jefatura de Gabinete y que en su lugar asumiría el actual embajador en Estados Unidos, Jorge Argüello. En Casa Rosada desmienten esa versión. Explican que Fernández y Manzur conversaron que es necesario que el tucumano regrese a su provincia en 2023, pero que no renunciará al cargo. En la gestión cotidiana quedará el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos, un hombre de extrema confianza de Fernández.

Cuando Manzur se vaya, más allá de que en la gestión lo reemplace Olmos, en lo formal el gobierno deberá elegir a otro ministro para que firme y se encargue de la cuestión burocrática. "Es como la subrogancia de los jueces, siempre tiene que quedar un ministro a cargo", grafican cerca de Fernández y explican que, por ejemplo, cuando el ministro de Economía, Sergio Massa, se ausenta, firma en su lugar el ministro de Transporte, Alexis Guerrera. En Balcarce 50 aún no decidieron quién firmará en lugar de Manzur. Una posibilidad es que sea una mujer. En ese caso sería la primera que tenga esa responsabilidad. En la Argentina siempre fueron hombres los que ocuparon la jefatura de Gabinete. De todos modos, será solo anecdótico, porque quien tenga la firma no tendrá injerencia en las decisiones.

La agenda económica
Las últimas semanas se habló de un supuesto "plan de estabilización" que estaba organizando el Gobierno. En Balcarce 50 aclaran que no serán medidas de congelamiento de la economía. "Lo que llaman sistemas de estabilización en general son retractivos de la economía. Enfrían la economía, cae el consumo y el crecimiento. Nosotros no queremos eso y por eso estamos buscando alternativas", explican funcionarios del círculo íntimo del Presidente. Más allá de un acuerdo de precios, también dicen estar trabajando en una serie de medidas que prefieren no adelantar. Sobre el acuerdo de precios, Fernández aclaró que lo "tenemos que buscar es un acuerdo que se pueda cumplir y que exceda a los supermercados".

Sin suma fija y con pelea paritaria
Tal como pidieron "los gordos" de la CGT, Fernández dijo que no está pensando en dar una suma fija a los trabajadores registrados. "Es una discusión y un debate que lo hace es romper la lógica de la paritaria. Se desarticula toda la escala de una actividad y genera mucha oposición de los gremios", dijo. Las paritarias, en tanto, siguen su curso. Es el caso de Camioneros que volvió a tener una nueva reunión con empresarios en el ministerio de Trabajo y por cuarta vez no llegó a un acuerdo. Por más que desde el gobierno confiaban que el tema estaba "casi cerrado", el secretario general del sindicato, Hugo Moyano, adelantó que si las patronales no dan el aumento que ellos reclaman, el lunes arrancarán un paro nacional.

Renta extraordinaria y decreto para la economía popular
En paralelo a las medidas económicas que planifica el Ejecutivo, Fernández adelantó la intención de volver a impulsar la Ley para gravar la renta extraordinaria. Fue tema de conversación de la reunión que tuvo con el Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, en la Quinta de Olivos, y algo que acordó con Massa. El proyecto original fue presentado por el exministro de Economía, Martín Guzmán, y duerme en Diputados. "Es una prioridad y sería un acto de justicia", dicen en la Rosada y aclaran que no pueden sacarlo por decreto porque es una cuestión impositiva.

Lo que el Jefe de Estado sí puede mejorar por decreto son las condiciones de vida de quienes trabajan en la Economía popular. Y tiene redactado uno para reducir de forma paulatina los programas sociales y que esos recursos se destinen a la compra de herramientas y maquinaria. Es un reclamo de larga data de los movimientos sociales, que solía ser uno de los espacios de respaldo del Presidente. Consultados por este diario, expresan que no saben si saldrá esta semana. "Hace meses estamos esperando que se cumplan las deudas del gobierno con la economía popular", dicen con resignación.

Pagina12.

nacionales