Lula y Bolsonaro pelearon voto a voto: habrá balotaje por la presidencia el 30 de octubre

Internacionales 02 de octubre de 2022 Por Redonline Medios
El expresidente era favorito en casi todas las encuestas. Se creía que podía ganar en primera vuelta, pero el actual mandatario recuperó terreno.




519906

ras una jornada de las elecciones generales más polarizadas de la historia en Brasil, este domingo ni Luiz Inácio Lula da Silva ni Jair Bolsonaro han alcanzado la mayoría necesaria (del 51% de los votos) para ser electos en el cargo de presidente de la Nación y deberán disputar una segunda vuelta.

El balotaje entre los candidatos del Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido Liberal (PL) se llevará a cabo el próximo 30 de octubre.

Con el 99,35% de los votos escrutados, el ex presidente Lula da Silva alcanzaba el 48,27%, mientras que el actual mandatario Bolsonaro llegaba al 43,33%, según datos del Tribunal Superior Electoral (TSE), encargado de la organización de los comicios.

El expresidente Lula da Silva era favorito en casi todas las encuestas previas a este domingo. Se creía que podía imponerse claramente en primera vuelta, pero Bolsonaro recuperó terreno y forzó un balotaje.

¿Cómo se evitaba la segunda vuelta?
Para ganar en primera vuelta se necesitaba contar con el 50% más uno de los votos. Si ninguno de los candidatos alcanzaba esa cifra, tal como sucedió, la Presidencia de Brasil se definirá en un balotaje el 30 de octubre.

El Tribunal Superior Electoral contabilizó sólo los votos válidos para elegir presidente, es decir, no incluye a los sufragios en blanco o los anulados.

Elección polarizada
El optimismo de Lula y su idea de evitar el balotaje comenzaron a esfumarse apenas se difundieron los primeros resultados oficiales, pasadas las 17.30, cuando los números mostraron a Bolsonaro adelante en el conteo.

Las encuestas que lo habían dado ganador por más de diez puntos y las que lo mostraban triunfador en este turno electoral se habían equivocado.

Incluso, la alianza de una decena de partidos encabezada por Lula, que llevó de compañero de fórmula a Geraldo Alckmin, perdió en Río de Janeiro y en San Pablo, la ciudad donde nació su carrera política, donde votó y donde esperó los resultados. Pasadas las 22, todavía se aguardaban las palabras de los dos postulantes.

El resto de los nueve candidatos que participaron este domingo reunieron entre todos menos del 10 por ciento de los votos, quedando en tercer lugar con escasos 4,20 puntos la postulante Simone Tebet, del MBD. En esos sufragios y en quienes no asistieron a las casillas de votación estará la clave para ganar el balotaje.

La nueva campaña rumbo al 30 de octubre comenzó este mismo domingo y se espera una lucha aún más pareja y polarizada.

nacionales