Atentado a CFK: El misterio del celular y el traslado de los detenidos a cárceles de máxima seguridad

Policiales 24 de septiembre de 2022 Por Red Online
El chip del teléfono que usaba Agustina Díaz estaba a nombre de Brenda Uliarte, que para la Justicia era también la dueña del arma utilizada por Fernando Sabag Montiel para atentar contra la vicepresidenta. Los tres acusados fueron enviados al Complejo Penitenciario I de Ezeiza y Gabriel Carrizo, al penal de Marcos Paz.




sospechosas

El chip del celular que utilizaba Agustina Díaz, una de las detenidas por el ataque a Cristina Fernández de Kirchner, estaba a nombre de Brenda Uliarte, la mujer que se jactaba de haber sido quien mandó a su novio, Fernando Sabag Montiel, a matar a la vicepresidenta y que según la Justicia era la dueña del arma. Díaz, quien figuraba en el celular de Brenda como "Amor de mi vida", estaba al tanto del plan, según surge de los intercambios de Whatsapp con su amiga íntima, quien incluso la alentaba. La cuestión del chip y la línea del teléfono surgió este viernes durante la declaración como testigo de la madre de Agustina, Ariana Penida. La mujer dijo, bajo juramento de verdad, que no tenía idea del tema y que abonaba para la chica una línea prepaga. También señaló que Uliarte es una persona que le generaba desconfianza y que su hija solía decirle que era manipuladora. Mientras tanto, las cuatro personas que están detenidas hasta el momento fueron trasladadas a cárceles de máxima seguridad. 

Celular dudoso

El celular con el chip en cuestión fue secuestrado pero no fue todavía peritado, confirmaron allegados a la investigación. Podría ser relevante para entender por qué Díaz usaba una línea a nombre de Uliarte, algo que todavía no está claro, y cuál fue su papel en el intento de asesinato de la vicepresidenta. Hasta ahora la jueza María Eugenia Capuchetti señaló su posible participación como partícipe secundaria, como encubridora. En mensajes previos al ataque, Díaz le decía a Brenda "matá a quien quieras pero borrá las huellas". Después de la detención de Sabag Montiel, le sugería "tenés que deshacerte del celular" y "cambiar de número", "borrar tu cuenta, todo". 

Cuando fue indagada y le preguntaron por el chip, Díaz, de 22 años, dijo: "El aparato tengo el mismo hace 4 años. La línea estaba a nombre de Brenda porque yo era menor. Me la pagaba mi papá y mi mamá. Esa línea la usé hasta hace una semana cuando la arrestaron a Brenda. Me empezó a llamar gente que no conocía y por eso cambié el número. El chip nuevo lo puse en el mismo aparato". La mamá de Agustina dijo no tener noción de que el chip era de Uliarte, de 23 años, y respaldó la versión de que pagaba la línea junto con el padre de la chica. Lo que parece dudoso, en ese caso, es que no hayan puesto la línea a nombre del padre o la madre. Por ahora no está claro tampoco si Díaz tenía algún celular adicional. 

Su madre contó que Agustina le dijo que no sabía que Brenda hubiera participado del intento de magnicidio hasta su detención, en la noche del 4 de septiembre, y que "no lo podía creer", según pudo reconstruir Página/12. Es un argumento endeble ya que de los mensajes que se pudieron extraer del celular de Uliarte es claro que estaba al tanto de todo. Según esos intercambios supo del primer intento, el 27 de agosto, cuando le anunció a las 23.30: "Amor, hoy me convierto en San Martín voy a mandar a matar a Cristina. Me re pudrí que hablen y no hagan nada yo si voy a hacer. Se me metió el espíritu de San Martín en el cuerpo". Incluso en aquel entonces le especificó que había mandado "a un tipo para que mate a cristi".  "Matá a quien vos quieras. Y oculta huellas. Bien pilla wachaaaa", le decía Agustina. A las 23.55 Brenda le avisó que no se había concretado el plan ese día. "Que hija de puta se metió adentro antes de que le meta el tiro". 

El 1 de septiembre, el día que finalmente Sabag Montiel intentó gatillar y fue detenido, Uliarte intentó comunicarse con ella, que al parecer no atendió. A la mañana siguiente, Díaz le preguntó por qué había mandado "al tarado ese". "¿Por qué falló el tiro?" "¿No practicó antes o le falló la adrenalina del momento?" 

Ariana, la mamá de Agustina Díaz, declaró en línea con la versión de su hija en varias cuestiones: dijo que Díaz y Uliarte no se veían desde hacía bastante tiempo (la chica dijo que hacía tres meses no se veían), que eran amigas desde que coincidieron en el colegio, que igual Agustina tenía otros grupos de amistades y que a Brenda no la veía con asiduidad, y que es una mujer que siempre le causó desconfianza. Además, explicó que su hija la decía que era "manipuladora", lo mismo que dijo la chica cuando la indagaron, donde incluso describió a Uliarte también como "fabuladora", "delirante" y "fantasiosa". Es un argumento que usó para decir que no creía lo que le decía ni que fuera capaz de planificar e intentar matar a CFK. La madre dijo que la joven no le había contado que Brenda le mandaba fotos del arma y que le comentó que no le daba entidad a sus comentarios. 

Máxima seguridad

La jueza Capuchetti decidió trasladar a todos los detenidos a cárceles de máxima seguridad y en un oficio dirigido a la interventora del Servicio Penitenciario Federal pidió que queden alojados en unidades penitenciarias "debiendo extremar los recaudos necesarios a fin de salvaguardar su integridad psicofísica en razón de las particularidades de los hechos investigados". 

Sabag Montiel, Uliarte y Díaz fueron trasladados al Complejo Penitenciario I de Ezeiza y, Gabriel Carrizo fue llevado a Marcos Paz. "Al igual que cualquier detenido, los cuatro serán entrevistados por especialistas, deberán ser sometidos a exámenes médicos y recién ahí se decidirá en qué pabellón son alojados", dijo la interventora María Laura Garrigós de Rébori a la agencia Télam. "Se debe hacer un análisis, un pronóstico de acuerdo a la edad, al nivel de aceptación de cada uno de ellos". Los traslados se hicieron a la tarde en forma coordinada por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y de la Policía de la Ciudad. Los traslados fueron filmados por las autoridades y en uno de los videos Sabag Montiel les dice a los policías que lo trasladan: "Chau, chicos, gracias".

Pagina12-

nacionales