El Frente de Todos exigió a Juntos por el Cambio que despida a la abogada del jefe de la banda de los copitos: «Basta de mirar hacia el costado»

Judiciales 21 de septiembre de 2022 Por Red Online
Legisladores oficialistas demandaron a la oposición para que eche a una asesora que se desempeña como abogada defensora de uno de los detenidos por el ataque a Cristina Kirchner.




Gabriel-Carrizo-Copitos

Los diputados del Frente de Todos (FdT) reclamaron a Juntos por el Cambio (JxC) que desvincule a la abogada Brenda Salva de la lista de asesores de la legisladora Karina Bachey porque la letrada representa a Gabriel Carrizo, el jefe de «la banda de los copitos» y cuarto detenido en la causa que investiga el atentado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner.

«Es imprescindible que la diputada nacional del PRO Karina Bachey separe con urgencia de su staff de asesores a Brenda Salva, abogada defensora de Gabriel Carrizo«, demandaron los legisladores del FdT a través de una publicación realizada en la cuenta oficial de Twitter de la bancada.

El bloque oficialista en la Cámara de Diputados, presidido por Germán Martínez, pidió la inmediata expulsión de Salva como asesora de la diputada nacional de JxC de San Luis porque «su permanencia contradice el apego a la convivencia democrática en la que debe funcionar la Cámara de Diputados».

«Somos las y los diputados quienes elegimos a nuestros colaboradores. Y somos nosotros los que tenemos que, individualmente, pedir su baja administrativa. Basta de mirar hacia el costado. Si queremos más democracia, separemos a asesores/as que defienden a estos personajes«, destacó en el comunicado el bloque del FdT.

Por su parte, la diputada opositora puntana confirmó a través de un comunicado que la abogada del líder de la banda de los copitos forma parte de su equipo de asesores en el Congreso de la Nación. «Por medio de la presente, informo a los interesados, que la Dra. Brenda Salva presta servicios de asesoría para la labor en la Comisión de Discapacidad«, informó Bachey.

Y aunque la legisladora del PRO intentó desligarse de cualquier vínculo con la agrupación que planificó el intento de magnicidio contra la expresidenta, decidió mantener a la letrada en su cargo porque respeta «la libertad de trabajo». Además, aseguró que la asesora ejerce su profesión de manera «privada».

«Creyendo, defendiendo y respetando la libertad de trabajo del equipo y la de todos los argentinos, por lo que la Dra. ejerce además su actividad en la parte privada, no referenciando ningún tipo de vinculación con la misma», explicó Bachey en el comunicado. Y concluyó: «Dios padre bendiga la claridad mental de todos los que difunden, objetivamente, los hechos y sumen para engrandecer La Patria«.

El Intransigente-

nacionales