Dos semanas antes del atentando a CFK, Milman especuló con un "falso ataque" en su contra

Política 07 de septiembre de 2022 Por Red Online
El diputado del PRO presentó un proyecto de ley dos semanas antes del atentado a CFK en el que se refirió a un "falso ataque a la figura de Cristina para victimizarla".




milman

“No vaya a ser que algún vanguardista iluminado pretenda favorecer el clima de violencia que se está armando, con un falso ataque a la figura de Cristina, para victimizarla, sacarla de entre las cuerdas judiciales en las que se halla y no puede salir, y recrear un nuevo 17 de octubre que la reivindique ante sus seguidores”. Este texto forma parte de un proyecto que presentó el diputado Gerardo Milman, ex número dos de Patricia Bullrich, el 18 de agosto pasado, dos semanas antes del atentado contra CFK.

El texto, que es de acceso público y fue ingresado formalmente en la Cámara de Diputados, también incluye:

Una solicitud de información sobre si se iba a reforzar la seguridad de CFK (cuya ampliación el propio Milman criticó pocos días después)
Una solicitud de información sobre si se iba a reforzar la seguridad de los jueces y fiscales del caso Vialidad
Otro pedido de información sobre si se iba a destinar custodia a “periodistas independientes” ante la advertencia (que el tiempo demostró correcta) de Roberto Navarro sobre los discursos de odio
Un reclamo para que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) haga espionaje ilegal sobre organizaciones políticas, sociales, sindicales y “falsos movimientos reivindicativos de culturas ancestrales.”
Una descripción de La Cámpora como “camisas negras”, el grupo de choque fascista creado por Benito Mussolini
 

“Las fuerzas de seguridad, y el ministro que las comanda, deben estar atentos, y no pueden hacerse los distraídos como en el caso Nisman, y actuar preventivamente en la preservación de la integridad física de fiscales, jueces, testigos, periodistas y hasta la Vicepresidente de la Nación”, escribió Milman en los fundamentos de su proyecto, 14 días antes de que Fernando Sabag Montiel intentara asesinar a CFK.

Luego puso el párrafo que inicia esta nota, donde habla de “un falso ataque a la figura de Cristina, para victimizarla”. Justo la línea editorial que impulsan desde el Grupo Clarín, donde Guillermo Lobo en TN habló de un “supuesto atentado”; Jorge Lanata dijo que la reacción del Gobierno hace que ya no crea en que fue un atentado y Eduardo Feinmann pusiera al aire a un ex agente de la CIA que aseguró que es todo un montaje y luego tomara como válido un análisis de redes sociales que contabilizó a los trolls como personas que creen que fue un falso atentado.

¿Sabía algo el diputado Milman, ex lugarteniente de Bullrich en el ministerio de Seguridad? Lo curioso es que el mismo Milman se contradijo pocos días después. De manifestarse preocupado por la seguridad de CFK el 18 de agosto, pasó a preguntarse (el 1 de septiembre) por qué el ministro de Seguridad había aumentado la custodia. Agregó que presentaron “un proyecto en la Cámara de Diputados para que nos brinden una explicación sobre esta nueva disposición de gastos arbitrarios”. De pedir más custodia por un posible “falso atentado” pasó a criticas que pusieron más custodia. Indignación capicúa, como describe Rinconet.

 No fue sólo el diputado Milman. Entre los cofirmantes están: Francisco Sánchez, que pidió pena de muerte para CFK; Pablo Torello, uno de los alfiles de la persecución judicial macrista; y otros como Héctor Stefani, Ingrid Jetter, Alberto Asseff y Carlos Zapata.

Milman también pidió información sobre "si la AFI está desarrollando su labor en función de prevenir cualquier surgimiento de violencia política por parte de movimientos sociales, organizaciones políticas, seccionales sindicales y falsos movimientos reivindicativos de culturas ancestrales". Esto es un pedido explícito para que los espías hagan inteligencia ilegal tal como realizaban durante el gobierno de Mauricio Macri.

Estos diputados opositores también le dedicaron un párrafo a Navarro, que advirtió sobre los riesgos de los discursos de odio el 16 de agosto. El 17 fue denunciado penalmente por Luis Majul y Eduardo Feinmann. El 18 Milman presentó este proyecto donde escribió que “aparecen las amenazas a periodistas independientes, por parte de otros que se autoperciben periodistas pero que en realidad son mercenarios de la palabra, pretendiendo acallarlos con la misma intención de poder tapar el sol (de la Verdad) con la mano (de la Mentira)”. Y reclamaba custodia para esos “periodistas independientes”. Ese gasto no le preocupaba.

El Destape-

nacionales