Según un estudio, seis de cada diez personas que viven en el AMBA gozan de buen ánimo. A dos años de la pandemia

Sociales 31 de agosto de 2022 Por Red Online
La UNLaM realizó un estudio sobre el impacto de la pandemia en el estado de ánimo de las personas que residen en el AMBA. Los resultados positivos aumentaron.




barbijocoronavirus-covid-calle-gentewebp

La Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) lanzó un nuevo estudio realizado en el que informan acerca del impacto que tuvo la pandemia en la vida cotidiana actual, en relación con el estado de ánimo de personas que viven en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Se trata de una encuesta que realizaron desde el Observatorio Social de la Secretaría de Medios y Comunicaciones de la UNLaM, la cual se realizó del 27 de mayo al 1 de junio a personas mayores de 16 años residentes del AMBA. Entre los objetivos se encontraban conocer las continuidades o discontinuidades de los estados de ánimo y las preocupaciones preponderantes para las personas y las prácticas sociales desde el inicio de la pandemia por el coronavirus.

"La pandemia alteró el estado de ánimo y modificó las prácticas personales y sociales", expresa el informe llamado Prácticas sociales y pandemia. En los resultaros se puede ver, por ejemplo, que ante la pregunta sobre el estado de ánimo en el presente, hay un resultado del positivo en el 60,7% de los encuestados, a diferencia del registro más bajo obtenido en agosto de 2020, en el que el 36,4% de los encuestados afirmaban tener un estado de ánimo positivo.
Sin embargo, en el estudio se expresa que existe un 52% la preocupación e incertidumbre sobre el futuro vinculado a la economía del país y un 43,8% por la inseguridad, seguidos de las preocupaciones por la salud física y mental, pese a que se visualizó una disminución en la cantidad de personas que afirman requerir ayuda psicológica profesional.

La UNLaM realizó un estudio sobre el impacto de la pandemia en el estado de ánimo de las personas que residen en el AMBA. Los resultados positivos aumentaron.


Un 3,3% menos de encuestados afirman requerir ayuda, pero además se reduce significativamente la cantidad de estados de ánimo negativos mencionados y el porcentaje de personas que sufren cada uno de ellos. Entre los resultados se pudo ver:

Ansiedad: 19,4%.
Sensación de tristeza / esperanza: 17,5%.
Angustia: 15%.
Inestabilidad emocional: 11,1%.
Sensación de soledad: 4,2%.
Ideas de muerte: 2,6%.
Preocupación sobre la situación del país y la salud en las personas del AMBA
Sin embargo, el estudio de la UNLaM expresa que, mientras que mejora el indicador de estado de ánimo, cambian las sensaciones sobre la situación del país y se acentúan las preocupaciones económicas. En el estudio realizado en junio de 2022 crecen la preocupación y la incertidumbre respecto a los registros del 2020:

Economía del país: de 42,4% en 2020 a 54% en 2022.
Que no alcance el dinero: de 33,6% en 2020 a 52,2% en 2022.
Mi puesto de trabajo: de 13,5% en 2020 a 12% en 2022.
Salud física de mis familiares: de 34,1% en 2020 a 20,6% en 2022.
Mi salud física: de 21,9% en 2020 a 17,2% en 2022.
Mi salud mental: de 20,4% en 2020 a 15,5% en 2022.
La salud mental de mis familiares: de 18,1% en 2020 a 8,3% en 2022.
Por otro lado, el inicio de la pandemia trajo nuevos hábitos de cuidado personal y social vinculados a la prevención de contagio o transmisión del coronavirus, siendo el uso de barbijo o tapaboca la recomendada como principal por su obligatoriedad en algunos espacios.

El estudio realizado en junio de 2022 el 83,6% afirma que continúa utilizando barbijo o tapaboca; mientras que el 62,5% tiene como habitual el uso frecuente de alcohol en manos. En tercer lugar se observó que el 53,2% aun prefiere evitar compartir bebidas y utensilios con otras personas. Asimismo, respecto al distanciamiento social, el 43,8% continúa evitando lugares concurridos, el 33,5% mantiene la distancia de 2mts, y el 51,5% saluda con el puño.

Actividades digitales
El aislamiento por el coronavirus también aceleró el uso de las plataformas para realizar ciertas actividades como por ejemplo las compras online. Así, el 83,8% de las personas del AMBA encuestadas realizó este tipo de compras, mientras que en 2020 solo lo hacían el 48,4%. Los rubros de consumo online predominantes en 2020 eran alimentos y limpieza/higiene, mientras que este año son la indumentaria, tecnología y electrodomésticos.

Respecto al uso de plataformas de video, la misma proporción de personas que usaban durante el aislamiento, las continúan usando en la actualidad. Sin embrago se ve un cambio de utilidad: disminuye su uso para videollamadas y aumenta para trabajar, estudiar y entretenerse.

Infocielo-

nacionales