Festival de importaciones: el kirchnerismo quedó conforme con las medidas del Gobierno y pide "escuchar más a Cristina"

Política 27 de junio de 2022 Por Red Online
Desde el entorno de la vicepresidenta destacaron las restricciones a las importaciones no indispensables. Creen que la decisión se tomó tras el discurso en Avellaneda. "Ella es parte del gobierno. Cuando dice algo es para colaborar, para que nos vaya mejor y no peor", afirmaron a El Destape.




ALBERTO-Y-CRIS

El discurso de Cristina Kirchner en Avellaneda por el Día de la Bandera tuvo tramos que generaron agenda en materia económica. Una de las partes más importantes fue cuando hizo referencia a lo que ella denomina "festival de importaciones". Se refiirió a la salida de dólares en cuestiones no indispensables cuando hay falta de reservas en el Banco Central para hacer frente al crecimiento y desarrollo del país en cuestiones como el gasoducto Néstor Kirchner y en el sector energético. Una semana después, el Gobierno anunció medidas al respecto.

En diálogo con El Destape, desde el entorno de la vicepresidenta se mostraron conformes con las decisiones del Banco Central, el Ministerio de Economía y el de Desarrollo Productivo, que ahora conduce Daniel Scioli. Y piden "escuchar más a Cristina". 

"Ella es parte del gobierno. Cuando dice algo es para colaborar, para que nos vaya mejor y no peor", destacó a este portal Juliana Di Tullio, senadora y jefa del bloque de Unidad Ciudadana. "Todos queremos ganar, que nos vaya mejor. Ella lo dijo en Avellaneda, la escucharon y me parece perfecto que el gobierno haya hecho el mismo análisis y que hubo coincidencias", expresó. 

El cristinismo no tiene dudas de que estas medidas fueron adoptadas luego del discurso en la CTA de la vicepresidenta. ¿Qué dijo CFK el 20 de Junio? "La necesidad de tener dólares para financiar las importaciones se forma en activos en el exterior. No es que no haya o nos falten o que la economía argentina no produce. Produce dólares que se evaden de muchísimas formas: importaciones, hay festival de importaciones. Y creo que el Gobierno debe pensar cómo articular más adecuadamente Banco Central, ministerio de la Producción -que administra el comercio exterior, autoriza las importaciones-, AFIP en la Aduana, porque fija los precios de referencia y controla que no haya sub y sobre facturación. Y el BCRA. Eso tiene que ser articulado, lo cual no estaría sucediendo”.

Uno de los economistas a los que más atención le presta la vicepresidenta le dijo a El Destape: "Obvio que se hizo por lo que habló Cristina. No venía preparado. Se hizo porque la realidad es insostenible, pero ella lo dijo. La escucharon. ¡Enhorabuena".

Para Di Tullio, "no podés tener desregulada la cuenta capital". "Es fuga de dólares igual. Todo lo que sea cuidar la cuenta capital y la salida de dólares está bien. Ayuda estas medidas a que los dólares no se vayan, que no se vayan con excusas", argumentó la senadora. 

También dio su punto de vista el Centro de Economía Política (CEPA), que CFK le da relevancia y consume sus informes. Un economista de ese equipo, Leandro Zicarelli, opinó en El Destape: "Lo que nosotros vemos es que no hay un gran endurecimiento en el marco regulatorio en materia comercial. El marco regulatorio va a seguir siendo el mismo. El Banco Central ahora anticipa que este trimestre que viene se va a poner un poco más estricto en los mecanismo de control. Ajusta un poco el control". 

Explicó Zicarelli: "Es una instancia de 'no agreguemos nuevas regulaciones pero afinemos el control de las que tenemos'. En caso de que no funcione tal vez haya en un futuro nuevas regulaciones a las importaciones. El marco no cambia mucho, sigue siendo lo que tenemos, con un control mensual de los cupos". Y puso la lupa sobre el trimestre venidero con respecto a la energía en nuestro país: "Los tres meses que vienen son los más duros en materia de energía. Lo que se está tratando de hacer es afinar los controles para pasar este trimestre lo más tranquilo posible porque obviamente va a pegar fuerte la importación de energía hasta septiembre. Después ya se normaliza y se le puede dar un curso más normal a la importaciones". Y concluyó: "Nos suena más a un ajuste de tuercas de lo que ya hay que a cosas nuevas...".

Otro economista de los que la vicepresidenta lee y escucha apoyó las medidas que anunciaron hoy el presidente del BCRA, Miguel Pesce, y el ministro de Economía, Martín Guzmán. "Está perfecto porque tenés un problema con las importaciones y estoy de acuerdo con que se haga algo con eso". Sin embargo, deslizó en off a El Destape: "Creo que hay una mirada un poco optimista. Pero no está mal porque lo que hacen es básicamente obligarte a usar tus dólares". Y pidió poner más el acento en la lupa de cada sector. "El complemento es mirar importación por importación sobre qué se está trayendo al país. Hay que revisar bien qué viene en exceso y si están trayendo materiales que se producen acá". 

Por su parte, el diputado del Frente de Todos y presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, actualmente más cercano a Alberto Fernández que a Cristina Kirchner, afirmó en diálogo radial por la AM 990: "Estas medidas que hoy se están anunciado estaban preanunciadas y se estaban estudiando hace varias semanas entre Economía, el Banco Central y el Ministerio de Producción". Heller dijo que hacía esa afirmación basado en un artículo de La Nación del día previo al acto de Cristina en Avellaneda en el que se adelantaban las medidas sobre importaciones. 

El diputado apoyó las decisiones del Gobierno: "Hoy se anunció fortalecer la acumulación de reservas con priorización de acceso a divisas a aquello que es necesario para el crecimiento y desarrollo, restringiendo el acceso a aquello que no es indispensable". Y destacó: "Prioriza a las pymes y las beneficia. No prohíbe las importaciones. Se puede importar pero con dólares propios. Lo que se hace es establecer una restricción al acceso a divisas del BCRA para cuidar las reservas". 

Fernández dijo este lunes desde la cumbre del G7 que las medida “estaban pensadas desde antes” que la vicepresidenta pusiera el foco en el nivel de importaciones que afecta la balanza comercial. “Eran medidas que ya veníamos pensando desde antes y estábamos esperando que el directorio del fondo aprobara el primer trimestre para aprobarlas porque hubieran significado un cambio de condiciones respecto a lo que el Fondo había visto y van en el sentido en que se puedan recuperar reservas, que es un objetivo importante”, afirmó Fernández a El Destape y otros medios presentes en Alemania.

Las reservas del Banco Central son el gran problema del crecimiento. Es un análisis que comparten tanto Cristina como el mandatario Alberto Fernández. Por eso las medidas de este lunes. El economista que prestó su testimonio para esta nota cerró su conclusión sobre el tema con una frase contundente: "No hay dólares, posta que no hay dólares". 

Qué anunció el Gobierno para frenar el "festival de importaciones"
El Banco Central tomó las siguientes medidas con el objetivo de frenar la alta cantidad de importaciones:

Las pequeñas y medianas empresas quedan exceptuadas de las exigencias vigentes de financiar sus importaciones por un incremento de 15% respecto al año anterior, con un límite de hasta un millón.
En el nuevo esquema de pagos, las SIMI A mantendrán el acceso al mercado de cambios por el equivalente al promedio mensual de importaciones de 2021 más 5% o de 2020 más 70%.
Las SIMI B correspondientes a las Licencias No Automáticas podrán acceder al mercado a partir de 180 días del despacho a plaza.
También se dispuso en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Productivo ampliar las posiciones arancelarias de bienes equivalentes a los producidos en el país que tendrán acceso al mercado a partir de 180 días y la de bienes suntuarios que podrán acceder a partir de los 360 días.
En cuanto a las importaciones de servicios, se equiparan en el tratamiento a la de bienes, permitiendo el acceso al mercado por el mismo monto que en 2021 y en caso de superar el importe el saldo a 180 días.
En cuanto a las importaciones de bienes de capital, se estableció una regla que permite pagar 80% en puerto de origen y 20% con la nacionalización.
Complementariamente, se facilitará la prefinanciación de exportaciones lo cual acelerará el ingreso de divisas especialmente del complejo cerealero, pasando la obligación de liquidar las divisas que se ingresen de 5 a 15 días, y la financiación a largo plazo para precancelar deudas locales en moneda extranjera.

El Destape-

nacionales