Con Scioli y Rossi, Alberto suma volumen político a una gestión de imagen desinflada

Política 07 de junio de 2022 Por Red Online
Daniel Scioli y Agustín Rossi servirán para darle aire a un gobierno de capa caída. Dos encuestas conocidas en los últimos días, mostraron un nuevo descenso en la imagen presidencial. Sin embargo, las perspectivas económicas evidenciaron cierta recuperación, lo mismo que la intención de voto del Frente de Todos.




ministros

La llegada de dos ex presidenciales del peronismo a lugares estratégicos del gabinete servirá para insuflar volumen político a una administración escasa de voceros que la defiendan y le den sustento ante los cuestionamientos cruzados. Si bien el presidente Alberto Fernández no tenía en sus planes la designación de Daniel Scioli y Agustín Rossi en el Ministerio de Desarrollo Productivo y en la AFI, dos dirigentes con alto perfil, probada ejecutividad y buena llegada a todos los sectores del Frente de Todos, seguro hará más visible una gestión que le cuesta horrores poner en valor sus logros. Dos encuestas conocidas este lunes mostraron la caída imagen del gobierno de Alberto Fernández que está en su piso histórico, pero, así y todo, con un apoyo que supera el 30%, una plataforma interesante para iniciar una recuperación con miras a 2023.

"Que las diferencias encuentren un cauce y no parezca que todos los días nos pegamos un tiro en el pie", definió Rossi el camino para salir de las turbulencias que desde hace tiempo persiguen al Frente de Todos. El flamante jefe de la AFI viene planteando la necesidad de poner en acento en el vaso medio lleno y no en el medio vacío de la gestión, punto este último que parece haberse convertido en la especialidad del oficialismo. Scioli todavía no salió a hablar luego de su designación, pero su especialidad es surfear en las olas de las tempestades internas y plantar la bandera del optimismo y la esperanza. Todo será útil para torcer la caída que viene experimentando la imagen de la administración al compás de una situación económica que no remonta. 

Este lunes se conocieron los últimos trabajos de las consultoras Analogías y Zubán Córdoba. "La imagen positiva del presidente Alberto Fernández se ubicó en 35 puntos, tres menos que el mes pasado, en el menor valor de la serie iniciada en diciembre de 2019", detalló la encuesta de Analogías. En el último mes, la imagen del Presidente se deterioró tres puntos: la positiva cayó del 38,5 al 35,4% y la negativa subió del 58,8 al 61,6%. Esto se explica en buena medida por las perspectivas económicas: casi un 80% de los consultados consideró que los ingresos y la economía en general se están recuperando "poco" y "nada". 

Igual aquí vale una aclaración. En ambos sondeos el Gobierno apareció recuperando un punto en cuanto a las perspectivas. No es mucho, pero podría marcar un cambio de tendencia. Seguramente incidió en esto el pago del bono a trabajadores informales y jubilados, la suba del piso de Ganancias y los aumentos pautados en paritarias, que generaron mejoras que repercutieron en varios sectores. En Analogías, la mirada negativa sobre las perspectivas para los próximos dos años bajó del 68,5 al 67,2% y la positiva pasó del del 23,4 al 24,8%. En Zubán Córdoba, la mirada a favor de la dirección del país subió del 20,2 al 21,9% y el rechazó descendió del 72,5 al 71,8%. Lo dicho: son porcentajes muy modestos pero podrían ser el indicio de un cambio en la curva. 

En general, lo que prevalece es una mirada crítica sobre la política económica. Un 69,3% rechazó el rumbo económico de la gestión y sólo un 27,1% lo evaluó positivo. Además, un mayoritario 49,6% descartó que la crisis fuera consecuencia de la guerra en Ucrania que afectó los precios de alimentos y energía en todo el mundo. Un 36%, en cambio, consideró que el conflicto bélico complicó la situación económica. 

En cuanto a lo electoral, el sondeo de Zubán Córdoba ratificó lo que muestran la mayoría de las encuestas recientes: hoy Juntos por el Cambio está entre dos y tres puntos por encima del Frente de Todos, una diferencia que entra en los márgenes de error de estos trabajos. Aquí Juntos por el Cambio cosechó el 30,6% de las respuestas contra el 27,8% del Frente de Todos y el 20,2% de la derecha libertaria. Pero si se lo compara con la medición del mes pasado de esta consultora, el que más subió fue el Frente de Todos que pasó del 23,9 al 27,8 -casi cuatro puntos-, mientras que Juntos por el Cambio ascendió del 28,2 al 30,6% -poco más de dos puntos- mientras que los libertarios bajaron cuatro décimas.

En ese sentido, uno de los datos más significativos del sondeo es el espectacular crecimiento de la imagen negativa de Javier Milei, quien se enfrascó en los últimos días en discusiones como la legalización de la venta de armas y la de órganos, cuestiones muy lejanas a las preocupaciones de la gente. La imagen negativa sobre Milei pasó en un mes del 40,3 al 51,4% mientras que la positiva cayó del 47,7 al 41,2%. "Sería irresponsable intentar pronosticar que va a pasar en los próximos meses con la imagen de Javier Milei. Sin dudas si persiste en su táctica de visibilidad extrema y en hablar sobre temas de agenda que son más relevantes en un circuito electoral de Florida que en la mesa de los argentinos eso probablemente aumente el desgaste de su figura", concluyó el análisis de Zubán Córdoba. 

En verdad, en paralelo a un poder adquisitivo que no recupera y las discusiones internas públicas en las principales coaliciones, casi todos los principales referentes políticos sufrieron una caída de imagen en el último mes, aunque la del diputado de Libertad Avanza fue superior a todas, ya igualado en los problemas de la "casta". Para el Frente de Todos le queda la esperanza de la recuperación en la intención de voto y pensar que, en lo que seguramente es uno de los momentos más críticos de la gestión, está a menos de tres puntos de Juntos por el Cambio. Tal vez la incorporación de Scioli y Rossi a un gabinete con mayor volumen político, el apaciguamiento del conflicto interno que escenificaron el viernes Alberto Fernández y Cristina Kirchner en Tecnópolis y alguna baja en la suba de los precios de los alimentos que pueda conseguirse en las últimas semanas, le sirva para dar vuelta la tendencia.

El Destape-

nacionales