Martín Guzmán en un mano a mano contra la inflación. Comercio pasó a la esfera de Economía y el ministro acumula poder y obligaciones

Economía 21 de mayo de 2022 Por Red Online
La secretaría que conduce Roberto Feletti deja de depender de Matías Kulfas, una decisión que centra en Hacienda el peso de combatir la suba de precios. Cómo será la nueva dinámica.




guzmanyfulfas

En una decisión que se venía planeando hace algunas semanas, la Secretaría de Comercio Interior pasó finalmente a depender del Ministerio de Economía, luego de haber estado toda la presidencia de Alberto Fernández subordinada a la cartera de Desarrollo Productivo. La noticia, que se confirmó de fuentes oficiales y se materializará en un decreto la semana que viene, tiene dos objetivos claros: el primero, empoderar al titular de Hacienda, Martín Guzmán, para que comande el combate contra la inflación sumando ahora a Roberto Feletti, que seguirá al frente de Comercio. El segundo, que el ministro tendrá desde ahora mayores responsabilidades en cuanto a lo efectiva que sea la política de combate a los precios, concentrando casi todas las herramientas disponibles para la tarea y alineando a cuadros a que, a priori, eran o son más cercanos a la vicepresidenta, Cristina Fernández. De hecho, no son pocos los que leen que llevarse a Feletti a su esfera persigue, además, el objetivo de aplacar cuestionamientos desde dentro del espacio del propio Frente de Todos. 

La primera prueba que tendrá el flamante binomio será una medida que tratará de reducir la brecha que se encuentra hoy en los productos alimenticios, los que más están pegando en el índice de Precios al Consumidor del INDEC (Ver aparte). Allí está hoy puesta la preocupación central del Gobierno Nacional. 

En lo formal, la decisión supone una reorganización de funciones para fortalecer acciones vinculadas a la reactivación productiva y al abordaje de la problemática inflacionaria. Asimismo, los cambios de ministerios no afectarán solo a Comercio (que físicamente seguirá funcionando en el edificio de Producción), sino que se reacomodan y reformulan más áreas: habrá algunas modificaciones dentro del Ministerio de Desarrollo Productivo, ya que se jerarquizará a la actual Subsecretaría de Economía del Conocimiento, que pasará a tener rango de Secretaría, y el área de Desarrollo de Proveedores y Compre Argentino, pasará a rango de Subsecretaría. Al frente de Economía del Conocimiento, la cartera de los "unicornios" tecnológicos, seguirá María Apólito. Asimismo, el Fondo de Capital Social (FONCAP) modificará su dependencia funcional desde el Ministerio de Economía hacia el Ministerio de Desarrollo Productivo, en la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores.

Por otra parte, y con el objetivo de coordinar planes de inversión y generar planes estratégicos, se creará la Coordinación Nacional de Empresas Públicas Industriales (CONEPI) en el ámbito de la Secretaría de Industria y Gestión Comercial Externa, y además, el Ministerio de Desarrollo Productivo tendrá representantes en ciertas empresas públicas industriales. Y se creará además el Consejo Nacional de Desarrollo Siglo XXI (CONADE XXI) con el fin de institucionalizar el ámbito de planificación del desarrollo productivo y la formulación, implementación y monitoreo del Plan Argentina Productiva 2030, cuyo director Ejecutivo será Daniel Schteingart.

El lugar tradicional de la Secretaría de Comercio
Respecto a Comercio, vale decir que era de por sí anormal que estuviera bajo la batuta de la cartera productiva, algo que no solía ocurrir en el pasado. De hecho, cuando Guillermo Moreno y Augusto Costa fueron secretarios del área, ya dependía de Economía. Es la variante para un funcionamiento más natural. Además, ya Kulfas venía corrido de la dinámica de mirar la inflación. La idea del Gobierno es que, de ahora en más, el ministro se dedique de lleno a temas productivos, macro y derivados del abastecimiento energético para que la actividad no se frene. 

El testeo más importante ahora será ver cómo funciona el tándem Guzmán-Feletti, que entre algunos mitos y realidades, venía contándose como una relación con más diferencias que coincidencias. PáginaI12 habló con laderos de ambos cuadros, que contaron que hace tiempo vienen articulando. A lo largo de esta semana, se reunieron físicamente una vez, en el despacho de Guzmán, y hablaron al menos dos veces por teléfono. Cuentan cerca del secretario que " el ya planteó las diferencias macro que tiene y aclaró lo de su idea de retenciones", pero agregan que son posiciones que no tienen que ver directamente con su gestión diaria. Además, el tema del impuesto a las exportaciones de granos fue charlado al menos en dos oportunidades por Feletti y Guzmán.

Naturalmente, en el Ministerio de Economía se encargan de aclarar que la inflación sigue siendo para el Gobierno un fenómeno multicausal, que requiere además de estabilidad cambiaria y macroeconómica. Por eso, a la par de la estabilización de los valores minoristas, Guzmán insiste en lograr un crecimiento en las reservas del Banco Central (BCRA), para estabilizar expectativas. 

De todos modos, el rol de reforzar Comercio como herramienta y ponerla bajo la mirada de Economía no sólo refleja un deseo de la Casa Rosada, sino que además responde a mensajes cruzadas en la interna del Gobierno. Hace unos días, en un acto en el Chaco, Cristina Fernández habló de una secretaría que no está haciendo lo suficiente, y la volvió a resaltar como relevante para una parte del ordenamiento de los precios en las góndolas.

Pagina12-

nacionales