Gestapo antisindical: una por una, las pruebas que complican a Arribas

Judiciales 02 de mayo de 2022 Por Red Online
El jefe de la AFI macrista declara este lunes en el Congreso. La Comisión Bicameral de Inteligencia lo citó por su rol, y el de la agencia que condujo, en la persecución del sindicalista Juan Pablo “Pata” Medina.




arribas

El jefe de la AFI durante el macrismo, Gustavo Arribas, fue citado por el Congreso para este lunes a brindar explicaciones sobre su rol en el caso “Gestapo antisindical”. ¿Por qué la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos de Inteligencia decidió citar al exdirector general de la agencia e íntimo amigo de Mauricio Macri? Una serie de elementos lo comprometen en el expediente en que se investiga el armado de causas contra el gremialista Juan Pablo “Pata” Medina por parte de funcionarios bonaerenses y espías de la exSIDE. No es por azar que el 7 de abril pasado el abogado de Medina pidiera al juez federal Ernesto Kreplak que lo llame a prestar declaración indagatoria.

El propio Kreplak consideró que debe profundizar la investigación del caso Gestapo y enfocarse en Arribas luego de dictar el jueves pasado el procesamiento de tres ex altos directivos de la AFI, dos ex funcionarios de Vidal, el actual intendente de La Plata, Julio Garro, y el senador provincial de Cambiemos Juan Pablo Allan.

En los procesamientos que resolvió en la causa Gestapo antisindical, el magistrado federal de La Plata dio cuenta de los elementos que complican al exjefe de inteligencia. A saber:

Arribas fue parte de la reunión en la Casa Rosada con Macri que se considera el punto de partida de la persecución contra Medina.
La AFI practicó tareas ilegales de inteligencia contra Medina.
La exSIDE aparece en el armado de causas judiciales, impulsando denuncias anónimas contra el gremialista de la UOCRA a partir del material que recabó de forma ilegal.
Altos directivos de la AFI participaron del encuentro en el Banco Provincia en el que se coordinó la avanzada “parajudicial” (Kreplak dixit) contra Medina. Y fue la agencia la que grabó aquel encuentro de forma “oculta”.
Los funcionarios bonaerenses que protagonizaron la persecución contra Medina ingresaron a la sede central de la AFI en plena avanzada contra el sindicalista.

La reunión con Macri en la Casa Rosada
El nombre del ex señor 5 aparece en la escena que da inicio la persecución contra Medina, tal como quedó reflejado en la resolución de 247 páginas que firmó el juez Kreplak este jueves.

 De acuerdo al magistrado, la “estrategia parajudicial” contra Medina se empezó a tejer el 4 de mayo de 2017 en una reunión en la Casa Rosada que contó con la presencia del entonces presidente Mauricio Macri: “Los datos agregados a la causa permiten sostener que durante los primeros meses del año 2017 comenzó a gestarse la decisión, en los niveles superiores de los gobiernos nacional y provincial, de llevar a cabo una estrategia orientada a involucrar en procesos penales a dirigentes de U.O.C.R.A. Seccional La Plata”. En esa línea, agregó que “el primer antecedente suficientemente comprobado” es aquella “reunión llevada a cabo el día 4/5/17 en Casa Rosada, de la que participaron funcionarios de los gobiernos nacional y provincial, tras la cual se habrían activado diversas acciones para avanzar con la estrategia aludida”.

Ese 4 de mayo, Macri se reunió en Casa de Gobierno con Arribas y los entonces ministros de Seguridad, Patricia Bullrich; de Trabajo, Jorge Triaca; de Transporte, Guillermo Ditrich; y del que también participó el ex ministro de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, Marcelo Villegas. Entre otras cuestiones abordaron “el tema” de Juan Pablo Medina. Villegas lo confirmó en su declaración indagatoria en el caso Gestapo antisindical. Según relató en sede judicial el funcionario bonaerense, el propio Macri le dijo: “Bueno, perfecto, si necesitas algo de los que están acá hacelo saber”.

Kreplak resaltó la presencia de Arribas en ese cónclave: “Resulta elocuente la participación en ese encuentro del titular del Agencia Federal de Inteligencia. Esta circunstancia no puede desvincularse de la intensificación de las tareas de investigación sin orden judicial que se desarrollaron sobre el delegado de dicha Seccional y sus allegados, apenas días después de esa reunión”.

Según precisó el abogado Cesar Albarracín, quien representa al Pata Medina, el 5 de mayo de 2017, al día siguiente de la reunión en la Casa Rosada, “comenzaron las tareas de espionaje sobre Juan Pablo Medina y su entorno”. Cuatro días después, el 9 de mayo, está fechado el primer parte de inteligencia de la AFI sobre el sindicalista, “lo que permite en principio suponer que debió actuarse con conocimiento de las máximas autoridades de la entidad”, consideró Albarracín al pedir la indagatoria de Arribas. El 12 de mayo comienza la embestida judicial contra el referente de la UOCRA – La Plata con la primera denuncia anónima que se presenta en su contra y que tiene las huellas de la AFI.

Espionaje ilegal de la AFI sobre Medina
En la resolución de este jueves, el juez Kreplak dio por probado el “desarrollo de tareas de investigación criminal sin orden judicial por parte de agentes de la AFI ordenadas por sus superiores jerárquicos y, más genéricamente, el involucramiento directo de altos funcionarios de la AFI en el desarrollo de las actuaciones judiciales, con contacto directo con esas autoridades”. Es decir, la AFI fue protagonista de la “estrategia parajudicial” que impulsaron “los gobiernos nacional, de la provincia de Buenos Aires y de la municipalidad de La Plata” para “resolver la conflictividad asociada a la actividad del sindicato UOCRA-La Plata”.

¿Cuál era el rol de la AFI que condujeron Arribas y Silvia Majdalani en el caso Gestapo M? “Recolectar información que sirviera para involucrar a Medina en causas penales”, señaló el juez.

“El plan criminal incluyó la investigación criminal no habilitada por orden jurisdiccional alguna y la consecuente obtención de información, producción de inteligencia y almacenamiento de datos de Medina y su entorno, que implicó tareas encubiertas de vigilancia en domicilios, análisis de vínculos, consultas en bases de datos de acceso restringido realizados directamente por agentes de la AFI, entre otras, todo ello sin orden judicial que habilite tal intervención”, añadió el magistrado.

“La información obtenida a través de esas tareas de inteligencia fue determinante para delinear la estrategia de judicialización, que luego fue introducida en el proceso penal en que se produjo la detención y luego el procesamiento de Medina y sus allegados”, remarcó Kreplak.

 La denuncia anónima que armó la AFI
El juez Kreplak comprobó que las tareas de inteligencia ilegal que practicó la AFI contra Medina se volcaron en la denuncia anónima que abrió la única causa federal que tuvo Medina, que tramitó en el juzgado federal de Quilmes a cargo de Luis Armella.

Un dato no puede pasar desapercibido: el magistrado procesó a tres ex espías de la AFI, dos funcionarios de Vidal, al intendente Garro y al senador Allan no sólo por violar la Ley Nacional de Inteligencia sino también por ser partícipes necesario del delito de prevaricato, un delito que se le adjudica a jueces y fiscales. Puede interpretarse como una forma de juzgar los mecanismos del Lawfare.

Para el juez no hay dudas: “La formulación de esta denuncia implicó la introducción de datos que se habían obtenido mediante aquellas tareas de investigación llevadas a cabo por agentes de la Agencia Federal de Inteligencia -sin que existiera orden judicial que las habilite- sobre Juan Pablo Medina y su entorno”.

La AFI participó y grabó la reunión en el BAPRO
Tres altos jerarcas de la AFI macrista participaron de la reunión del 15 de junio de 2017 en el BAPRO donde se coordinó la avanzada contra Medina. Fueron parte del cónclave –y lo comandaron- los entonces: jefe de Contrainteligencia de la AFI, Diego Dalmau Pereyra, jefe de Asuntos Jurídicos, Juan Sebastián De Stéfano, y quien era el jefe de gabinete de la agencia, Darío Biorci.

La cúpula de la AFI además ordenó grabar aquel encuentro con empresarios de la construcción y funcionarios bonaerenses. Lo contó Dalmau Pereyra en su indagatoria ante la justicia federal de La Plata. En un escrito indicó que fue a supervisar la grabación de la reunión por orden de Arribas. Agregó que esa orden se la transmitió Majdalani, la subdirectora de la AFI. También indicó que fue a ella a quien le entregó el video del encuentro y que no sabe qué hizo con ese material.

Según consta en la causa, las cámaras con que se filmó el encuentro las instaló la AFI el 14 de junio. La tarea estuvo a cargo de técnicos de la agencia que concurrieron el 16 a retirar el equipo de grabación. Siempre contaron con el visto bueno de las autoridades del banco.

Esto no es todo.

Encuentros en la AFI con funcionarios de Vidal
Por otro lado, tal como publicó El Destape, los registros de ingreso a la AFI acreditan las reiteradas entradas de tres funcionarios de María Eugenia Vidal y el intendente de La Plata, Julio Garro, a la casa de espías. Los encuentros fueron entre imputados de la causa Gestapo con directivos de la agencia y la propia Majdalani.

De acuerdo a esos registros que solicitó la Justicia y solo abarcan el período que va del 1 de mayo de 2017 al 31 de diciembre del mismo año: el subsecretario de Justicia bonaerense, Adrián Grassi, ingresó en 3 ocasiones, Garro 2 y Villegas 1. Garro siempre se reunió con Majdalani. Grassi y Villegas estuvieron con Dalmau Pereyra y Grassi a solas con Juan Sebastián De Stéfano, otro de los agentes que fueron parte de la reunión Gestapo y está imputado en la causa. Salvo Majdalani el resto fue procesado por Kreplak este jueves.

Por su parte, el entonces ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, ingresó en el mismo lapso de tiempo en cinco ocasiones y se reunió siempre con Arribas. Ferrari era el jefe de Grassi y por ahora no está imputado en la causa Gestapo. El abogado Albarracín solicitó a la Justicia que lo incluya en la investigación.

El pasado 7 de abril, el abogado del Pata Medina pidió a Kreplak que en el marco del caso Gestapo M cite a indagatoria a Macri, Vidal, Arribas y Majdalani, entre otros.

El juez por ahora no tomó esa decisión. No obstante, el jueves pasado consideró que la “estrategia de judicialización” contra Medina pudo contar con la autorización de “los niveles superiores de los gobiernos nacional y provincial”. Y que “existen elementos que indican la necesidad de profundizar la investigación respecto de las autoridades superiores de la Agencia Federal de Inteligencia al momento de los hechos, cuya actuación directa o indirectamente se desprende de numerosas constancias incorporadas al proceso”.

Por todo esto, los legisladores de la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos de Inteligencia esperan a Arribas este lunes a las 12.30. El ex jefe de la AFI fue notificado este jueves –antes de que se conociera la resolución de Kreplak-  de que debe comparecer en el Parlamento.

El Destape-

nacionales