Gestapo antisindical: cerró la primera ronda de indagatorias y el juez define los procesamientos

Judiciales 06 de abril de 2022 Por Red Online
Este martes concluyó la primera tanda de indagatorias con la declaración del senador bonaerense de Cambiemos Juan Pablo Allan y el juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, está en condiciones de resolver la situación procesal de los imputados. Todo indica que se avecinan varios procesamientos.




espionajeilegal

El caso “Gestapo antisindical” ingresó en etapa de definiciones judiciales. Este martes cerró la primera ronda de indagatorias con la declaración del senador bonaerense de Cambiemos Juan Pablo Allan y el juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, está en condiciones de resolver la situación procesal de los imputados. Todo indica que se avecinan varios procesamientos.

¿Qué investiga Kreplak junto a la fiscal federal Ana Russo en el caso Gestapo M? Si existió una asociación ilícita entre espías de la AFI, funcionarios bonaerenses de Cambiemos y empresarios de la construcción de La Plata para armarle causas judiciales al sindicalista Juan Pablo “Pata” Medina. El 3 de marzo pasado, el magistrado comenzó con las citaciones de todos los participantes de la reunión que se realizó el 15 de junio de 2017 en la sede porteña del Banco Provincia, que fue grabada por la exSIDE, y permite observar la coordinación de los participantes para avanzar judicialmente contra Medina. Un mes después, el juez platense terminó con los descargos de los primeros acusados, entre los que se cuentan ministros de María Eugenia Vidal –que también está imputada pero aún no fue citada-, el intendente de La Plata, Julio Garro, y tres exjerarcas de la AFI macrista. Uno de ellos, el exdirector de Contrainteligencia, Diego Dalmau Pereyra, dio detalles de cómo se montó la operación y comprometió a los jefes de la casa de espías durante el gobierno cambiemita: Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. Dijo que ellos le dieron la orden de filmar aquel encuentro.

Tras la última indagatoria, Kreplak tiene 10 días hábiles para definir si dicta procesamientos, faltas de mérito o sobreseimientos. Dado el caudal probatorio, lo lógico sería que se inclinase por varios procesamientos. No debe descartarse que tras la resolución de esta primera tanda de indagatorias se realicen nuevas citaciones.

Senador PRO se desmarcó de la AFI
Este martes el senador bonaerense de Cambiemos, Juan Pablo Allan, se presentó en los tribunales de La Plata y si bien no declaró, como la inmensa mayoría de los imputados, presentó un escrito que pidió sea tomado como parte de su indagatoria. El Destape accedió al documentos de 14 páginas. Allí, Allan rechazó la acusación en su contra, sostuvo que concurrió a la reunión en el BAPRO por su función de senador y para escuchar a las víctimas de un delito. Dijo que fue invitado. Una defensa débil.

Respecto a la reunión en el Banco Provincia contó que le manifestaron "que se trataría el conflicto de la Uocra con la presencia de representantes de Instituciones vinculadas a la actividad y funcionarios de nuestra gestión y la presencia del Intendente”. Acto seguido, se desmarcó de la AFI macrista: “En ningún momento fui informado que habría presencia de miembros de la AFI, y nunca tuve contacto con ningún miembro de dicho organismo ni antes ni después de esa reunión”, aseguró en su presentación. “Niego saber que estábamos siendo grabados y filmados, situación que me toma por sorpresa al enterarme por los medios periodísticos”, añadió.

Este dato adquiere otra relevancia a partir del testimonio de Dalmau Pereyra, quien aseguró que fue a supervisar la filmación de esa reunión por pedido de Arribas y Majdalani. Es decir, de la cúpula de la AFI, organismo que depende de Presidencia de la Nación.

Allan no solo buscó distanciarse de la AFI. Hizo lo propio con los ministros de Vidal que fueron parte de la reunión y se contactaron con el juez a cargo de la causa federal que se le armó a Medina, el magistrado federal de Quilmes, Luis Armella. Allan resaltó: “No conozco ni he tenido trato con ningún juez o fiscal que tuviera a su cargo alguna de estas causas”.  El subsecretario de Justicia de Vidal, Adrián Grassi; el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas; y el espía Juan Sebastián De Stéfano, no pueden decir lo mismo.

Allan omitió decir que participó de un grupo de trabajo provincial que seguía el tema “UOCRA-La Plata” del que participaba Villegas, por ejemplo. Es evidente que existía una articulación entre los integrantes de ese grupo. Además, el senador era integrante del Consejo de la Magistratura provincial.

En su escrito, el senador de Cambiemos reconoció sus relaciones con Grassi, Garro y también el empresario Ricardo Alconada, con quien dijo tener una amistad de 20 años.

Finalmente, el legislador provincial pidió una serie de medidas de prueba entre las que se destaca la citación a prestar declaración testimonial de la interventora de la AFI, Cristina Caamaño. Reclamó que brinde los nombres de quienes encontraron la grabación en la exSIDE y que también se los convoque a declarar.

Lo que dejaron las indagatorias
La primera tanda de indagatorias se divide en tres bloques: los empresarios, los funcionarios bonaerenses y los espías.

Los primeros en ser citados fueron los empresarios. Solo uno declaró, el constructor y desarrollador inmobiliario Fabián Cusini. El resto eligió la opción del escrito. Todos se presentaron ante la Justica y mostraron un común denominador: mostrarse como víctimas. Por ejemplo, el empresario Marcelo Jaworski pidió su sobreseimiento y apuntó a Villegas y Grassi. Dijo que el primero fue el que convocó a la reunión. Al segundo lo comprometió por la judicialización del proceso contra Medina. Como publicó El Destape, afirmó que la entidad a la que pertenece había elevado una nota ante la cartera laboral pero que esa documentación fue llevada a la Justicia sin que él estuviese al tanto. “No entendía cómo ni por qué había ido a parar a un Juzgado Federal en Quilmes”, se quejó.

Tras los empresarios, fueron indagados los funcionarios bonaerenses. Desfilaron por el juzgado de Kreplak:

El ministro de Trabajo, Marcelo Villegas.
Se negó a declarar pero presentó un escrito donde trazó una defensa endeble ya que se vio obligado a reconocer muchos de los hechos que se le imputan. Muchas de las pruebas lo complican. Fue un actor clave en todo este proceso: organizó la reunión del BAPRO, estuvo en casa Rosada con Macri y Arribas y llevó las notas de los empresarios a la Justicia para darle impulso a la causa federal contra Medina. Acaso, el dato revelador de su presentación fue que reconoció el interés de Macri en la avanzada contra Medina. En su relato, Villegas dio cuenta de una reunión en la Casa Rosada el 4 de mayo de 2017 con el presiente, el jefe de la AFI y otros funcionarios nacionales donde se abordó el conflicto con el Pata Medina. Allí, según el relato de Villegas, el primer mandatario se puso a disposición de la operación. También incurrió en diversas falsedades comprobables como su rol en una de las causas judiciales contra el gremialista.

El subsecretario de Justicia bonaerense, Adrián Grassi.
Se presentó en los tribunales platneses antes de Villegas. No declaró pero al igual que el exministro de Trabajo bonaerense presentó un escrito en el que buscó desmarcarse de los hechos que se le imputan. No fue una defensa muy convincente. También incurrió en omisiones importantes.

El ministro de Infraestructura de Vidal, Roberto Gigante.
Si bien realizó una defensa más sólida que Villegas y Grassi hubo hechos que no pudo explicar u omitió aclarar. Dijo que no quedó entre sus tareas hacer algo relativo a lo conversado en la reunión del BAPRO pero la agenda de Villegas lo compromete. De acuerdo a ese documento que se agregó a la causa, el ministro de Infraestructura participó en diversos encuentros que realizaron funcionarios bonaerenses para tratar el tema “UOCRA-La Plata” luego de la reunión en el Banco Provincia. También recibió notas de empresarios que luego giró a la cartera laboral desde donde se llevaron a la Justicia y sustanciaron la causa federal contra Medina.

El intendente de La Plata, Julio Garro.
También mintió en el escrito que presentó para ser tenido como parte de su indagatoria. Entre otras cosas, aseguró que no prestó declaración testimonial en ninguna de las causas contra Medina pero eso es falso. Tal como publicó este medio, Garro prestó declaración testimonial en la causa federal que se abrió contra Medina e instruyó el juez de Quilmes, Luis Armella. Declaró el 26 de febrero de 2018. ¿Qué había dicho en su testimonial? “No he efectuado aportes probatorios en ninguna causa penal. No promoví ni presté declaración testimonial en ninguna de ellas”.

El senador Juan Pablo Allan
Su testimonio se postergó y quedó para el final porque sus fueros fueron materia de debate en el senado provincial. Finalmente, se allanó su indagatoria y pudo ser indagado por Kreplak este martes.

Por su parte, los tres espías de la AFI que estuvieron en el BAPRO también se presentaron en tribunales. Tuvieron distintas posturas:

Darío Biorci, jefe de gabinete de la agencia durante el macrismo y cuñado de Majdalani.
Fue el primer en ser citado. No declaró pero tampoco presentó un escrito como hizo el resto de los indagados que no declararon –empresarios y funcionarios bonaerenses-. Sólo reconoció lo obvio: que es él el que aparece en la grabación de la reunión en el Banco Provincia. Su silencio expuso, por un lado, que cualquier cosa que diga puede comprometerlo. Por otro, que apuesta a que el caso pase a Comodoro Py, donde ya hizo un planteo de inhibitoria que recibió el apoyo del fiscal procesado Carlos Stornelli.

Juan Sebastián De Stéfano, director de Asuntos Jurídicos de la AFI macrista.
Directamente decidió amenazar al juez Kreplak con denunciarlo ante el Consejo de la Magistratura. Según pudo reconstruir este medio, el exnúmero 3 de la agencia rechazó las acusaciones en su contra y, en un tono provocador, pidió que el magistrado se abstenga de resolver su situación procesal por considerar que debe intervenir Comodoro Py. De Stéfano no solo aparece en el video de la reunión en el Banco Provincia con una participación activa en la coordinación del armado de causas contra Medina. También, tal como viene publicando El Destape, registra llamados y encuentros con varios de los imputados en este expediente.

Diego Dalmau Pereyra, exdirector de Contrainteligencia de la agencia.
Dio la sorpresa al brindar detalles de la operación Gestapo. Complicó a Arribas y Majdalani. Según pudo reconstruir El Destape en base a fuentes judiciales, este ex directivo de la AFI, que no declaró pero entregó un escrito, reconoció que el director y la subdirectora del organismo daban órdenes sobre esta operación de espionaje. Fueron ellos quienes le ordenaron que concurra a la reunión del BAPRO para supervisar la filmación. Aseguró que no le dijeron para qué era la filmación, cuya ejecución estuvo a cargo de otra área de la agencia y que a él le encargaron solo la supervisión. Añadió que le entregó todo el material a Majdalani. Y que no se quedó él con ninguna copia. Comprometió a otros exagentes en la maniobra. En su defensa, dijo que no hizo anda ilegal.

Tras los descargos, Kreplak está en condiciones de resolver.

“Los descargos no fueron convincentes. Ninguno pudo explicar el contenido y el sentido de la reunión en el BAPRO”, afirmó el abogado Cesar Albarracín, quien representa al Pata Medina, en diálogo con El Destape. “Tampoco pudieron explicar las intervenciones anteriores y posteriores al encuentro ni las distintas gestiones que hicieron ante los órganos judiciales”, agregó el letrado que estaba cerrando una presentación con el análisis de todas las declaraciones. “Estamos abocados en hacer un análisis punto por punto de los descargos. Vamos a contestar y requerir en los casos que corresponda los procesamientos de las personas indagadas”, señaló Albarracín a este medio.

Entre otras cosas, el abogado de Medina adelantó que pedirá “que se profundice la investigación de otras personas y que se convoque a indagatoria a varios exfuncionarios, entre ellos, Macri, Vidal,  Arribas, Majdalani, Armella (Pablo) Wilk (secretario del juez Armella)”. Indicó que también “está analizando otras situaciones particulares” como las del procurador bonaerense Julio Conte Grand y el exministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari.

El grupo de exfuncionarios mencionados por Albarracín podría ser parte de una segunda ronda de indagatorias.

La fiscal pide causas de Comodoro Py
Mientras se resuelve la situación procesal de los imputados se debate dónde debe investigarse esta causa.

En dos recientes dictámenes, la fiscal federal de La Plata, Ana Russo, rechazó los planteos de nulidad e incompetencia que realizaron los imputados. Sobre la incompetencia no solo pidió el rechazo sino que, vía inhibitoria, que se reclame la competencia de la causa que tramita en el juzgado federal Nº 6 de Comodoro Py. Se trata de una denuncia del Pata Medina de 2019 por la que los imputados y Stornelli pretenden sacar el caso Gestapo M de La Plata. Stornelli ya hizo un planteo como el de Russo pero al juez Rafecas para pedirle que reclame la causa. Quiere que se anexe el caso Gestapo antisindical al que él tiene hace casi tres años y nunca investigó.

La fiscal también pidió al juez Kreplak que reclame –parcialmente- la causa que tramita en el juzgado federal Nº10 de Retiro. Focalizó en la parte del caso Bases AMBA en la que surge que la AFI investigó al Pata Medina y la UOCRA La Plata.

Para la fiscal existió una asociación ilícita y la reunión en el BAPRO fue solo un momento en la concertación del acuerdo entre los imputados para concretar el plan delictivo que se produjo más tarde. El juez Kreplak debe resolver estos planteos.

El Destape-

nacionales