Fuerte impacto de la inflación en el bolsillo de los jubilados

Economía 06 de abril de 2022 Por Red Online
La escalada de precios en el rubro de alimentos redujo el poder de compra de los trabajadores pasivos. La canasta básica de los adultos mayores aumentó un 51,8% interanual y se ubica en los $ 97.238 al 1 de abril de abril, según los cálculos de la Defensoría de la Tercera Edad.




jubilados-barbijojpg

La escalada de precios en el rubro de alimentos pulveriza los ingresos de los sectores formales e informales, pero también ataca a uno de los sectores más vulnerables de la sociedad: los jubilados. Por ese motivo, el Gobierno busca que el bono anunciado para quienes perciban los haberes mínimos sea un golpe de efecto que revierta la pérdida de poder adquisitivo por la suba de un elemento tan básico y elemental como la comida.

En los últimos 12 meses, la canasta básica de los adultos mayores o jubilados y pensionados aumentó un 51,8%. De esta forma, se ubica en los $ 97.238 al 1 de abril de abril, según los cálculos de la Defensoría de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires. Esta cifra equivale a tres jubilaciones mínimas de $ 32.630. En los últimos seis meses, el encarecimiento de la canasta fue del 27,78%.

Los rubros que conforman esta canasta "digna" del adulto mayor son alimentos, productos de higiene y limpieza, medicación e insumos de farmacia, impuestos y servicios, transporte, vestimenta, gastos de vivienda y recreación. Cabe señalar que alimentos, medicamentos y vivienda representan más del 60% del valor de la canasta. 

El shock inflacionario del primer bimestre tuvo consecuencias muy regresivas sobre los ingresos y marzo mostró una dinámica similar. Consumidores Libres relevó un alza del 5,2% de la canasta básica de alimentos que miden en supermercados y negocios barriales de la Ciudad de Buenos Aires. Desde enero, la suma acumulada es del 15,2%, según el organismo de defensa del consumidor manejado por Héctor Polino.

Para la consultora LCG, el índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual de 6,3% promedio en las últimas cuatro semanas y del 7,7% punta a punta en el mismo período. La consultora coincidió con los registros de un freno en los incrementos en la última semana por los acuerdos del Gobierno con las empresas para retrotraer valores al 10 de marzo. Aún así, durante los primeros tres meses del año, la inflación de alimentos fue del 17,6%, más de 3,2 puntos porcentuales por encima de Índice de Precios al Consumidor.

El bono como alivio
A pesar del aumento inusitado de los alimentos y el desfasaje con los haberes, hay quienes afirman que las jubilaciones mínimas aún se posicionan por encima de la inflación. Un informe elaborado por la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) sostuvo que, con el bono de $ 6.000 para 4,6 millones de jubilados y pensionados anunciado por el Gobierno, "las jubilaciones mínimas superarán a la inflación en este comienzo de año". El bono será para jubilados, jubiladas, pensionados y pensionadas que perciban ingresos hasta un haber mínimo, equivalente a $ 32.630, mientras que quienes tengan ingresos entre esa cifra y $ 38.630 recibirán la diferencia hasta completar el haber tope.

En ese sentido, el informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Undav, subrayó que "entre diciembre 2020 y marzo 2022, las prestaciones de la Anses se incrementaron un 71,4%, más de 8 puntos por encima del 63,3% de aumento" que hubiese asignado la anterior fórmula de movilidad jubilatoria. De acuerdo al estudio, entre diciembre 2020 y abril 2022, un jubilado de la mínima percibió ingresos por $ 440.227 considerando las cinco movilidades de marzo, junio, septiembre, diciembre 2021 y marzo 2022, así como también los bonos otorgados.

"En ese mismo período, si sus haberes se hubiesen ajustado por inflación, un jubilado de la mínima hubiera acumulado un total de $437.634 de ingresos. Es decir, que gracias a las políticas de aumento en los últimos 16 meses las jubilaciones y pensiones mínimas recibieron $ 2.593 más que si sus haberes se hubiesen actualizado por inflación (un 0,6% más)", resaltó el documento.

En total, entre diciembre 2019 y abril 2022, un jubilado de la mínima percibió ingresos por $ 648.085 considerando los aumentos por decreto del año 2020 y las movilidades otorgadas a partir del 2021, así como también los bonos no remunerativos. En ese mismo período, si sus haberes se hubiesen ajustado por inflación, un jubilado de la mínima hubiera acumulado un total de $ 632.103 de ingresos. 

De esta manera, en los últimos 16 meses las jubilaciones y pensiones mínimas recibieron $ 15.982 más que si sus haberes se hubiesen actualizado por inflación (un 2,5% más).

El Destape-

nacionales