Las maniobras de Stornelli para llevar la causa Gestapo M a Comodoro Py

Judiciales 23 de marzo de 2022 Por Red Online
El Destape accedió al dictamen en el que el fiscal procesado plantea que el caso que complica a Vidal y Macri pase de los tribunales federales de La Plata a los de Retiro. El ataque a la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, y un insólito pedido que ya fue rechazado por la cámara porteña. Tras escuchar a las partes, el juez Daniel Rafecas debe resolver.




CarlosStornelli_Fiscal4

El fiscal procesado Carlos Stornelli quiere que el “caso Gestapo antisindical”, que compromete a María Eugenia Vidal y Mauricio Macri, pase a los tribunales de Comodoro Py y quede en su despacho por tener una causa con el mismo objeto procesal (pero que no investigó en más de dos años). El Destape accedió al dictamen en el que el titular de la Fiscalía Federal porteña Nº 4 le da la razón a un exdirectivo de la AFI y se suma al pedido para que el expediente que actualmente tramita en los juzgados federales de La Plata viaje a los de Retiro. Tras escuchar a todas las partes de este proceso, el juez Daniel Rafecas debe resolver. Si hace lugar al pedido del fiscal procesado se abrirá un conflicto de competencia en torno a una pesquisa que hace foco en la persecución judicial contra el gremialista Juan Pablo “Pata” Medina pero deja entrever una sistematicidad que excede ese ejemplo puntual. Se trata de una de las pocas causas que preocupan a Macri y a sus cómplices que está afuera de la ciénaga de Comodoro Py.

“Corresponde, y así se solicitará, que se libre oficio inhibitorio al magistrado a cargo del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 3 de la Ciudad de La Plata, para que se inhiba de seguir conociendo en la causa FLP 18.933/2021, y la remita a vuestro tribunal por resultar de atracción aquella que lleva por número CFP 8758/2019”, planteó Stornelli el pasado 3 de marzo.

En su escrito, tal como adelantó este medio, Stornelli se suma al pedido del exjefe de gabinete de la AFI, Darío Biorci; ataca a la interventora de la agencia, Cristina Caamaño, a quien acusa de hacer fórum shopping: y realiza un insólito pedido para que el incidente de inhibitoria que formula no se gire a las partes. Este último punto ya fue rechazado por Rafecas. Descontento con esa resolución, el fiscal apeló pero recibió un nuevo revés en la Cámara Federal porteña. Stornelli está procesado en el D’Alessiogate, una de las causas de espionaje que Macri logró pasar a los tribunales porteños.

Stornelli, la AFI y Comodoro Py
Stornelli pide la investigación de la Gestapo M para anexarla a una causa que se inicia en Comodoro Py en noviembre de 2019 por una presentación del Pata Medina. Por la inacción del fiscal en esa investigación, Stornelli fue denunciado penalmente por el propio Pata Medina.

La historia es así: poco menos de tres años atrás, Medina denunció en los tribunales federales de Retiro a Macri por una persecución judicial en su contra. El gremialista había hecho referencia a la reunión en el Banco Provincia y apuntado al ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas. Todavía no se conocía la existencia de una grabación de aquel encuentro. Recién en marzo del 2021, Stornelli le dio impulso penal a esa causa aunque no avanzó en nada. Ahora que explotó el caso Gestapo M en la justicia federal de La Plata, pretende absorberlo.

“Habré de comenzar este análisis no sin antes anticipar que, entiendo, asiste razón al planteo que origina este incidente”, sostuvo Stornelli el 3 de marzo pasado respecto al planteo de inhibitoria que promovió el exespía Biorci, uno de los jerarcas de la AFI y cuñado de Silvia Majdalani, que participó de la maniobra de armado de causas. Biorci es uno de los agentes que aparece en el video de la Gestapo M y está llamado a prestar declaración indagatoria este viernes.

En enero, en plena feria judicial, este exagente de inteligencia hizo el planteo de inhibitoria ante el juzgado 6 con el objetivo que Rafecas le pida a su par Ernesto Kreplak que deje de intervenir en el caso y le envíe el expediente. Pero no se habilitó la feria para su tratamiento. ¿Qué plantó el exespía? Que la causa Gestapo aborda los mismos hechos que se denunciaron ya en 2019 en Comodoro Py (y que Stornelli no investigó). Y que además de una cuestión de territorialidad el de Retiro es el juzgado que primero previno. Stornelli esgrime los mismos argumentos.

Para Stornelli, en la causa que tiene hace más de 2 años “se investigan los mismos hechos que componen el objeto procesal de la presente causa N° 8.758/2019”, es decir, que la causa de la Gestapo M que tramita en La Plata. Dice que se inició “el 26 de noviembre de 2019, véase, dos años y un mes antes de la formación de la novel causa que comenzara a instruirse ante la Justicia Federal platense”.

“Inexplicablemente, más de dos años después del inicio de la presente causa, se ha acudido ante una jurisdicción claramente incompetente en razón del territorio, habilitándose con ello la formación de un proceso paralelo por los mismos hechos”, se quejó.

E indicó que en la causa porteña “se ha impulsado la acción penal mediante requerimiento de instrucción con mucha anterioridad y han sido propiciadas por el suscripto numerosas diligencias probatorias, algunas de las cuales fueron materializadas y otras se hallan pendientes”. Stornelli no ahonda en detalles pero está faltando a la verdad en lo que hace a las “diligencias probatorias”. Justamente, por su inacción fue denunciado penalmente por el Pata Medina. Solo a modo de ejemplo: La denuncia en Comodoro Py se hizo a fines de 2019 y Stornelli recién le dio impulso penal en marzo de 2021. Es más, tal como dijo, la pesquisa a su cargo se inició hace más de dos años y el fiscal no estuvo ni remotamente cerca de desentrañar una posible asociación ilícita como la que surge del video de la Gestapo M y ahora es investigada por el juez Kreplak. Está claro cuál es su interés por la causa.

Acaso, aquello que afirmó en una entrevista sea un obstáculo para que pueda avanzar con esta investigación: “No creo que haya habido una Gestapo que persiguió al kirchnerismo durante la gestión de Macri”, señaló el fiscal procesado.

En otro pasaje de su dictamen, el fiscal procesado ataca a la interventora de la AFI, Cristina Caamaño y desliza la posibilidad de que haya existido fórum shopping, esto es, que la denunciante seleccionó al juzgado que quería que investigara el caso. “Lo cierto aquí es que la funcionaria allí denunciante, de larga trayectoria en la vida judicial, conoce al extremo las normas que rigen la competencia territorial”, indicó sobre Caamaño, que fue la que presentó en la Justicia la grabación de la reunión de la Gestapo hallada en la AFI. Para Stornelli “resulta al menos extraño que frente a los alcances de aquella investigación al menos en materia de imputación”, Caamaño “haya acudido a una jurisdicción diversa y lejana a la de los tribunales federales de esta Ciudad de Buenos Aires, donde se halla situado el asiento central de dicha Agencia –que actualmente la denunciante conduce- y donde, además, resulta ser el ámbito geográfico –CABA- en el que se habría llevado a cabo la reunión que da cuenta su denuncia y supuestamente hallada en los registros audiovisuales que habría acompañado”.

Lo cierto es que hay motivos para que por el momento la causa de la Gestapo M tramite en La Plata. El abogado defensor de Medina, César Albarracín, sostiene que los hechos que se investigan en aquel expediente ocurrieron todos en La Plata, que las 4 causas que se le armaron al sindicalista se hicieron en esa jurisdicción (3 en la justicia provincial y una en la federal) y que la propia víctima conducía el gremio en su filial platense, entre otras cuestiones. Por ahora, la fiscal federal platense Ana Russo y el juez federal Ernesto Kreplak se consideran competentes para realizar la investigación.

Por último, al final de su dictamen, Stornelli realiza un planteo insólito. El fiscal procesado pidió al juez Rafecas que este incidente sobre la competencia no tenga la participación de las partes, es decir, querella y defensas. Adujo que hacerlo redunda “en una dilación innecesaria de la cuestión tratada en este incidente que, como antes dije, involucra cuestiones relacionadas con garantías constitucionales, entre tales, la de juez natural”. Este pedido fue rechazado por Rafecas. Stornelli apeló a la Cámara Federal porteña pero allí también recibió un revés.

Ahora, Rafecas corrió vista a las partes, que deberán opinar. Con la postura de Stornelli y todas las partes del proceso, el magistrado deberá resolver. Si considera que el caso Gestapo M debe seguir tramitando en Comodoro Py se abrirá un conflicto de competencia.

En caso de pasar a los tribunales porteños, la investigación que hace foco en la exSIDE quedará en manos de Stornelli, quien además de estar procesado en una causa de espionaje por sus vínculos con el espía ilegal Marcelo D’Alessio, se nutrió de escuchas ilegales que tomó la AFI en la cárcel de Ezeiza para darle impulso a la Operación Puf, maniobra con la que se buscó derribar el D’Alessiogate. Eso no es todo: como publicó El Destape, su hijo estuvo como orgánico de la agencia de inteligencia macrista.

Los intereses por los que un sector de Comodoro Py ansía que el caso viaje hacia allí son múltiples. Tal como reveló El Destape, en los documentos de este expediente constan llamadas de los directivos de la AFI con jueces y fiscales de los tribunales federales de Retiro.

El Destape-

nacionales