La barra brava de River entró con violencia y hasta paró el partido: alerta máxima con el Superclásico por delante

Deportes 27 de febrero de 2022 Por Redonline Medios
240 violentos se metieron a la Sívori alta cuando estaba prácticamente llena y se hicieron lugar, a fuerza de empujones y golpes.




river_862x485

La barra de River volvió a ser noticia adentro del Monumental, por primera vez en el 2022. Casualidad o no, el rival de nuevo fue Racing, como cuando habían reaparecido a fines de 2021 cuando el equipo de Marcelo Gallardo ganó el título de Primera División. Esta tarde gris en Núñez, si bien no entraron ningún elemento que los identifique como Los Borrachos del Tablón, 240 violentos se metieron a la Sívori alta cuando estaba prácticamente llena y se hicieron lugar en el corazón de la tribuna, a fuerza de empujones y golpes.

La facción oficial estaba ingresando desde ya hace algunos partidos, pero hasta ahora no habían generado problemas. El partido debió pararse por algunos minutos en el primer tiempo para que algunos de ellos se bajen de las peligrosas barandas, situación que hasta el propio Gallardo miró de reojo mientras les daba indicaciones a sus dirigidos. Un indicio de que, si no se los para a tiempo, el Monumental que era zona libre de barras puede volver a serlo, como antes del escándalo que terminó con la suspensión de la final ante Boca de la Copa Libertadores 2018.

Varios factores se conjugaron para lo que pasó. El principal fue que el club volvió a vender entradas para la popular, algo que estaba vedado hasta el inicio de este torneo. La explicación que dan es que la tribuna estaba completa apenas en un 50 por ciento y que por eso se estaba perdiendo un ingreso de dinero importante. Así fue como la barra aprovechó la situación e hizo socios a un montón de los suyos que no tienen derecho de admisión.

Lo que cambió esta vez fueron los modos violentos con los que ingresaron, bajo el monitoreo de su líder Héctor Guillermo Caverna Godoy y mucha gente de la zona Norte que responden a los hermanos Ferreras, de Beccar. Mientras, los que tienen prohibido el ingreso sólo acompañaron hasta Lugones y el Puente Labruna y los principales hombres de LBDT controlaron cada movimiento desde Ciudad Universitaria a través del celular.

River y la Seguridad de CABA dicen que no pueden hacer nada: hasta que no cometan algún incidente, quienes no tienen derecho de admisión pueden asociarse al club y entrar libremente. Claro que lo ocurrido en la Sívori quedó registrado por el sistema de audio y vídeo del estadio, por lo que las imágenes serán analizadas cuadro por cuadro para identificar a las nuevas caras y si alguno está produciendo algún disturbio será inmediatamente puesto en la lista prohibida.

Lo que pocos saben es que para la facción oficial resultó un partido clave para mostrarse: es que en la semana el propio Caverna se comunicó con gente de la facción del Oeste liderada por Gallo, uno de los capos de la barra de Español, ofreciéndoles reintegrarse a la tribuna prometiéndoles Tu Lugar en el Monumental para todos. Enfrente, la disidente -que va a la Centenario y tiene como cara visible a Ariel Pato Calvici- ve con perplejidad toda esta movida, ya que por ahora están entrando poco más de un centenar. Entonces, se estima que empezarán a presionar para tener el mismo trato.

La cuerda se va tensando y muchos marcan a la séptima fecha como la clave. Ese día se juega el Superclásico en el Monumental y en el club están preocupados, porque la situación puede desmadrarse nuevamente. Cargan las tintas sobre la Policía, pero el lado de los uniformados dicen que el ingreso fue tranquilo y que el problema se dio ya arriba de la popular, donde trabaja la seguridad privada. La pelota se la pasan de un lado al otro mientras los hinchas comunes, los que sólo se mueven por su pasión, cantaron "soy de River" intentando tapar a los violentos.

TyC Sports

nacionales