Natalia Sánchez Jáuregui: “Recibí mensajes y fotos de mis hijos por WhatsApp". La diputada del partido aliado al FdT sufre hostigamientos y violentas intimidaciones de representantes de JxC

Política 27 de diciembre de 2021 Por Red Online
La legisladora bonaerense había asumido su banca en el 2019 en la lista de Juntos por el Cambio. Sin embargo, desde la primera sesión, formó un monobloque en representación de Fe. Las autoridades partidarias ya habían tomado la decisión de integrar el Frente de Todos. Ahora es blanco de ataques de la derecha macrista.




nataliasanchezjauregui

El 15 de diciembre se oficializó el traspaso: el bloque unipersonal del Partido Fe en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires se sumó al Frente de Todos. Y con la banca ocupada por Natalia Sánchez Jáuregui, el oficialismo pasó a ser primera minoría, con 43 diputadas y diputados. Decir que a Juntos por el Cambio --coalición por la que ingresó a la legislatura bonaerense-- no le agradó la noticia, es quedarse cortos: ataques, agravios y calificativos despectivos por parte de sus referentes habilitaron los centenares de mensajes de odio y amenazas que recibió la representante. “Me sentiría traidora si traiciono los principios del peronismo y los que represento como dirigente sindical de la UATRE y parte del movimiento obrero organizado, valores que siempre he representado”, sostuvo Sánchez Jáuregui en diálogo con Página/12. “Estoy dispuesta a pasar lo que estoy pasando porque son más valiosas mis convicciones”, añadió.

Natalia Sánchez Jáuregui asumió su banca como diputada provincial en el 2019 en la lista de Juntos por el Cambio. Sin embargo, desde la primera sesión, formó un monobloque en representación de Fe, el partido fundado por el fallecido sindicalista Gerónimo “Momo” Venegas. Es que las autoridades partidarias ya habían tomado la decisión de integrar el Frente de Todos, la expresión de la unidad del peronismo. “Esto fue una decisión del partido que se tomó en el 2019, y recién hace unos meses, para las elecciones, firmó el frente electoral con el Frente de Todos”, explicó la diputada por la Quinta Sección. “Antes no reclamaron con la misma intensidad con que lo están haciendo ahora: hoy se hacen los sorprendidos y reclaman una banca sin ningún argumento legal porque los peronistas les servimos para ganar una elección”, señaló, y destacó el hecho de que nadie del frente opositor se acercó jamás a ella para pedirle explicaciones.

Las razones que alejaron al Partido Fe de JxC son varias. Por un lado “hoy es una realidad completamente distinta”. La integración a Cambiemos --en su momento-- “fueron cuestiones institucionales decididas por la conducción de ese momento, y cuando el ‘Momo’ no estuvo, Cecilio Salazar, quien fue también secretario general de la UATRE y conductor del espacio político, tomó una decisión distinta porque no se cumplían los acuerdos y las políticas del entonces gobierno comenzaron a impactar fuertemente en los trabajadores”, sostuvo Sánchez Jáuregui.

Otra cuestión fue el no haber sido “tenidos en cuenta en la toma de decisiones”. “En su momento, tener una ‘pata peronista’ (que siempre fue descalificativo) les interesó porque le hacía un aporte de votos”, explicó la diputada y dirigente sindical: “Ahora, cuando quisimos hacer valer el aporte de votos, porque es nuestro y somos los que damos la cara militando territorialmente y representando a nuestro sector, no nos dejaron”, añadió. “He hablado con un senador de raíz peronista dentro de JxC y me ha dicho que dentro del frente no se puede hacer peronismo”, contó también al diario, argumentando su punto.

Hoy, las y los referentes de JxC encabezan los agravios que sufre Sánchez Jáuregui. “Renuncie Diputada y devuelva su banca para JxC. Usted en el 2019 sabía perfectamente qué expresamos”, escribió la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, en Twitter. El jefe del bloque de diputados nacionales de ese partido, Cristian Ritondo, fue menos sutil: “Devolvé la banca, tránsfuga", exigió de forma violenta. Fernando Iglesias hizo lo propio en vivo, durante un programa de televisión. La diputada en cuestión no lo toma como algo personal, y tampoco se siente una traidora. “Se hacen los sorprendidos porque tienen muchos problemas internos y buscan con escrache público y mediático impedir que diga la verdad”, expresó, remarcando que la banca no le pertenece a un frente electoral sino al partido, y que no tienen argumentos legales para obligarla a renunciar. “Todo esto que pasó conmigo es porque realmente tienen un problema interno más grande que lo que se ve, y con estas cosas alinean su tropa”, agregó.

Las amenazas a la diputada y su familia
El problema es que las expresiones violentas se multiplican en las redes sociales: “Recibí mensajes y fotos de mis hijos por WhatsApp porque publicaron mi teléfono, me dijeron que ojalá me agarre cáncer, maldicen a mi familia… mensajes de una violencia completamente terrible, con carácter misógino y sexuales, de todo”, relata Sánchez Jáuregui sobre el calvario que sufre desde que se oficializó la integración al FdT y fue “criticada” desde JxC. La violencia política y la violencia de género en la política “es algo que tendremos que ver de legislar, porque uno no puede ni siquiera defenderse frente a esta violencia claramente organizada, que tiene horarios para entrar masivamente a las redes”, manifestó la legisladora bonaerense. “La dirigencia política tiene que estar para otras cosas”, añadió, destacando también la solidaridad expresada hacia ella desde el FdT.

“Queremos mirar adelante”, sostuvo Sánchez Jáuregui que, además, dijo mirar el futuro con “muchísima esperanza”. “Entendimos que hay claramente dos modelos de país distintos y que las discusiones deben darse hacia adentro, con el peronismo unido”, expresó sobre el nuevo rumbo del Partido Fe, del que forma parte. “Ojalá podamos dar los dirigentes políticos el ejemplo, y no ser noticia por estas cuestiones”, señaló, y cerró: “Espero madurez de la dirigencia política y que podamos sacar la provincia adelante”.

Pagina12-

nacionales