Rebote en la curva de contagios: especialistas piden acortar los plazos de la tercera dosis y avanzar en más restricciones

Nacionales 19 de diciembre de 2021 Por Red Online
Jorge Geffner analizó el avance de la variante Ómicron y se refirió al impacto que generan los eventos masivos.




Coronavirus-en-Argentina-scaled-1

El aumento exponencial de casos con cifras récords en algunos países de Europa, el inmunólogo e investigador de Conicet, Jorge Geffner, precisó que este escenario debe poner en alerta a la Argentina. En este marco, remarcó que las autoridades deberán estar alerta no solo a la nueva variante Ómicron del coronavirus, sino también a la mutación Delta que hoy es predominante en el país. Asimismo, pidió dar marcha atrás en determinadas actividades recreativas y fomentar la vacunación con la aplicación de la tercera dosis. 

En diálogo con C5N, el experto se refirió a la cantidad de personas que no completaron el esquema de vacunación en Argentina y manifestó por qué es necesario avanzar en la  aplicación de la tercera dosis. «Los vacunados con esquema completo están 15 o 20 veces más protegidos contra la cepa Delta, respecto de los no vacunados. Para esta variante se consideraba esquema completo las dos dosis, pero es necesario sumar la dosis de refuerzo a los cinco meses de la segunda«, enfatizó. 

No obstante, manifestó que con la nueva variante Ómicron el escenario cambia y es pertinente recortar plazos. «Al ser Ómicron todavía más contagiosa, de manera exponencial, debería considerarse esquema completo tener tres, por lo que lo recomendable es no esperar ese tiempo, y acortar el tiempo para aplicarlas«, argumentó. De acuerdo al planteo del experto, la nueva variante contempla 12 mutaciones por lo que reúne las características para derribar con mayor rapidez las barreras que genera el fármaco. 

Tras este planteo, coincidió con gran parte de los expertos que advierten sobre el impacto que genera el relajamiento en los cuidados. «Es momento para tomar medidas, además de los pases sanitarios, y que incluyan bares y lugares cerrados», planteó y agregó: «No puede ser que puedan ingresar 3000 personas a un boliche, donde no existe ventilación, ni tampoco permitir asistencia a estadios con aforo completo, ya no debería admitirse 70.000 personas, sino a lo sumo 20.000 y con control de esquema completo de vacunación».

«Lo mismo respecto a recitales y lugares con enorme asistencia. Paralelamente, debemos volver a las medidas de cuidado que ya conocemos, evitar toda reunión social evitable, para las fiestas reunirse con la mínima cantidad de personas indispensable y en lugares abiertos», expresó. A partir del próximo 1 de enero, Argentina implementará un «pase sanitario» para acceder a eventos masivos y sitios proclives al contagio.

El Intransigente-

nacionales