Boca le ganó al Barcelona por penales

Deportes 14 de diciembre de 2021 Por Red Online
Después del 1-1, el equipo de Battaglia se llevó la Maradona Cup por la eficacia de sus pateadores y por Rossi. Y por el empate del Changuito Zeballos. Despide feliz el año.




bocabarza

Boca y los penales, sí. Rossi y los penales, también. Boca y otra victoria ante el Barcelona, la sexta del historial, para seguir mandando ante uno de los equipos top de Europa. Boca y la Maradona Cup, otra más, así en Riad como en la final con Banfield en San Juan. Boca y un fin de año para festejar, por la estrella 71, por la clasificación a la Libertadores 2022 y por este regreso triunfal a la elite mundial. Fue 1-1 en los 90 minutos con muy buenas sensaciones y 4-2 en la definición desde los 12 pasos para colgarse una medalla que tiene, además, un valor simbólico por ser en honor a Diego.

La victoria llegó por penales, pero Boca la construyó desde el comienzo. Porque de entrada, ya había hecho un primer tiempo inteligente. Con orden, con calma y sin prisa y atento a sacarle provecho a los espacios que dejaba el Barsa. No fueron muchas esas chances, aunque sí tuvo ahí una de las más claras del partido. Un pase en cortada de Cardona, en su última función en el club, que Villa explotó con su velocidad pero que no pudo definir con su pierna menos hábil.

Después, esa etapa tuvo pequeñas pinceladas: la pierna fuerte de Rojo para marcar que para él no hay amistosos, el caño de Almendra a Jutgla, alguna pisada de Ramírez, la seguridad de Rossi y poco más. El equipo de Battaglia, en definitiva, apostó por un partido serio y por momentos, en esa primera etapa, fue superior al Barcelona alternativo que puso Xavi en cancha.

No es un detalle que el Barsa no haya jugado con sus principales figuras, pero no dejó de ser el Barsa en actitud, decisión y juego asociado. De hecho, Coutinho mostró su jerarquía, Dani Alves en su reestreno en el club atacó con decisión y Puig, una de las promesas del equipo catalán, asomó inquieto y peligroso.

Por todo eso, el partido estaba para cualquiera cuando apareció el latigazo de Jutgla, casi inatajable, para romper el inicio del segundo tiempo (en la previa hubo mano de Coutinho, por lo que el gol debió ser invalidado). La cuestión es que desde ahí, el juego se abrió y cambió. De hecho, con campo abierto, Villa tuvo el empate en un mano a mano y Neto se lo tapó.

nacionales