Energía, salud y turismo: las inversiones que analiza Rusia en Argentina

Economía 12 de diciembre de 2021 Por Red Online
El Presidente y funcionarios de primera línea recibieron a una delegación del Fondo Soberano Ruso de Inversión Directa y más de 20 empresarios.




energias-renovables

En el marco de la búsqueda de inversiones para atraer dólares al país, el Presidente y funcionarios de primera y segunda línea recibieron a una delegación rusa estatal y privada durante casi una semana.  Además de conocer las perspectivas económicas argentinas de largo plazo, la delegación se mostró interesada en la agenda de electromovilidad, transición energética, salud, minería y turismo. Se trata de conversaciones iniciales de altísimo nivel que más adelante deberán ser continuadas en lenguaje técnico para cada sector específico.

Para el Gobierno Nacional, el objetivo principal de los encuentros fue el impulso y la maximización de las oportunidades de inversión en la Argentina. Se enfocaron específicamente en proyectos que involucran al sector privado en áreas clave de la economía real.

La asesora presidencial Cecilia Nicolini coordinó la recepción del Fondo Soberano Ruso de Inversión Directa (RDIF, por su sigla en inglés) y más de 20 directivos del sector privado entre el 7 y el 11 de diciembre. Desde el Gobierno aclararon a El Destape que se trata de las primeras conversaciones de los interesados, por lo que deberán darse encuentros técnicos antes de que se anuncie algún compromiso de nuevas inversiones. "Todavía falta para que se concreten, estas son las primeras charlas al más alto nivel", plantearon desde una de las carteras que recibió a los europeos.

La agenda de actividades previó una conferencia especial sobre las perspectivas económicas del país en el corto, mediano y largo plazo y cinco encuentros con funcionarios del Ejecutivo para abordar temas de economía, salud, transporte, energía, minería y turismo. Además, tuvieron más de 20 reuniones bilaterales con representantes de empresas argentinas y un encuentro sobre movilidad sustentable con integrantes del Consejo Económico y Social y autoridades de la Embajada de Rusia en Buenos Aires.

En el encuentro sobre potenciales sectores de inversión, el ministro de Economía, Martín Guzmán, les mostró el escenario de sectores con un “muy importante potencial”, como el agroindustrial, principal complejo exportador de la Argentina y muy competitivo a nivel mundial, y la llamada economía del conocimiento.

“Se viene aplicando una política energética que hoy resulta un crecimiento de la producción energética”, les describió sobre el rubro energético, ante la segunda reserva de shale gas más grande del mundo. “Uno de los grandes proyectos de infraestructura para los próximos años es un proyecto de gasoducto para potenciar la capacidad de producción de Vaca Muerta y le va a permitir a la Argentina la capacidad de exportar al resto de la región”, les adelantó. También les propuso oportunidades en la minería.

En representación de la Argentina, además de Alberto Fernández y Guzmán, participaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero; la ministra de Salud, Carla Vizzotti; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el ministro de Agricultura, Julián Domínguez; el ministro de Transporte Alexis Guerrera y el ministro de Turismo, Matías Lammens.

A lo largo de la semana, también se llevaron a cabo una serie de reuniones entre representantes de la comitiva rusa y directivos de las empresas argentinas INVAP, ARSAT, YPF, Pan American Energy, Pampa Energía, Vista Oil & Gas, Edenor, Genneia, Molinos, Cresud, Bioceres, Adeco Agro, Banco Galicia, Banco Macro, Banco Macro, Gridx, Richmond y CGC.

El Fondo Soberano Ruso de Inversión Directa
RDIF consiste en el fondo soberano de la nación que preside Vladimir Putin, creado en 2011 para co-invertir con institucionales internacionales, principalmente en Rusia, pero también en otros países. Oficia como catalizador para la inversión directa rusa.

La institución lleva a cabo más de 90 proyectos, con empresas en su portfolio que emplean a más de 800.000 trabajadores y facturan el equivalente al 6% del PBI anual de Rusia. RDIF estableció acuerdos estratégicos de colaboración con co-inversores internacionales de 18 países por un total de más de 40.000 millones de dólares.

Desde el principio de la pandemia, el fondo jugó un papel clave en la lucha contra el coronavirus en Rusia y el mundo. Trabajó conjuntamente con algunos de los principales inversores institucionales internacionales y apoyó el desarrollo de la vacuna rusa contra el COVID-19 por parte del Centro Nacional Gamaleya de Investigación Epidemiológica y Microbiológica (Sputnik V). Invirtió también en la producción a gran escala de la vacuna por parte de sus empresas participadas.

Gracias a la asociación del RDIF con el Laboratorio Richmond que gestionó el Gobierno, Argentina se convertió en el primer país de América Latina en comenzar la producción de la Sputnik V en abril de este año, tanto para uso dentro del territorio como para exportar al continente. El fondo y sus socios realizaron una transferencia de tecnología para la compañía local.

Esto se consiguió en tiempo récord después de que Argentina fue la primera nación latinoamericana en registrar oficialmente la vacuna rusa en su territorio. Por eso, la inoculación con este fármaco comenzó en Argentina el 29 de diciembre de 2020.

La salida de la crisis
El ministro de Economía, Martín Guzmán, recibió al RDIF y una veintena de directivos del sector privado ruso en el Museo del Bicentenario. Allí les explicó que hoy “Argentina vive una fuerte recuperación económica de una doble crisis: la crisis cambiaria de los años 2018-2019, y la crisis sanitaria de 2020”.

A mediados de 2021, organismos internacionales estimaban que a la Argentina le iba a llevar entre 4 y 5 años recuperar la caída del producto de 2020. Sin embargo, la estimación del crecimiento del PBI en 2021 de alrededor del 10%, les aclaró el mandamás de Hacienda, prevé que recuperare toda la caída del producto que se dio el año pasado. “La vacunación ha sido clave para la recuperación económica”, ponderó Guzmán.

Para 2022, el economista proyectó una economía que continúa en la senda de la recuperación, aunque el escenario prudente que les graficó a los inversores implica una expansión del 4% del producto.

“Se está logrando un sendero de ordenamiento de las políticas y cuentas públicas, de una forma alineada con la recuperación económica”, les precisó. “Lo que nosotros esperamos para los próximos meses y los próximos años es una reducción gradual de la inflación que ayuda a un mejor funcionamiento de la economía”, dijo sobre la escalada de los precios de los alimentos.

Cómo concibe Guzmán la crisis actual quedó plasmado en la interpretación que realizó para los inversores institucionales y privados. “Vemos una economía que va por dos carriles: por un lado, uno que va por la economía real con fuerte progreso. Por otro lado, una economía financiera que no refleja la realidad que se está viviendo en términos de la recuperación económica de la Argentina, con precios de los bonos que no reflejan de modo alguno la capacidad de la economía argentina de generar ingresos en divisas”, planteó.

“Hay desafíos en el campo financiero para ir resolviendo. El principal es la posibilidad de refinanciar la deuda que la Argentina tiene con el FMI”, admitió. Por eso aclaró trabajar “para poder alcanzar un acuerdo que nos permita seguir en la senda de la recuperación, con todo el esquema de políticas públicas que está funcionando y le está permitiendo a la economía resolver sus problemas fundamentales, y al mismo tiempo nos permita refinanciar esas deudas”. “Estamos involucrados en una negociación con la comunidad internacional para tener el apoyo a efectos de darle continuidad al esquema que nosotros consideramos que va a ir en la línea de una Argentina cada vez con más dinamismo productivo y cada vez con más estabilidad”, confió Guzmán.

El Destape-

nacionales