10D: Un acto multitudinario como inicio a la segunda parte del mandato

Política 09 de diciembre de 2021 Por Red Online
Alberto Fernández y Cristina Kirchner convocaron con videos a través de las redes a la movilización del viernes, de la que participará Lula y, tal vez, Pepe Mujica. Cerca del Presidente imaginaban el acto, junto con el acuerdo con el FMI, el cierre de una etapa del gobierno y el inicio de la segunda, que esperan sea la de la recuperación económica.




lulacrisalberto

Con dos emotivos videos subidos a las redes sociales, el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner formalizaron la convocatoria al acto del viernes en la Plaza de Mayo por el Día de la Democracia en el que compartirán escenario luego de mucho tiempo con el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, nada menos. También esperan al uruguayo José "Pepe" Mujica. En la Casa Rosada comentaban que el Presidente estuvo muy involucrado en la realización de la celebración "Democracia para Siempre", que consistirá una tarde con números musicales y un cierre al anochecer con discursos. "La idea es que con este acto y el acuerdo con el FMI se cierre una etapa de la gestión y comience la segunda, en la que apostamos a cumplir con el mandato electoral con el que asumimos", explicaba un funcionario.

Fernández, aseguraban, fue uno de los impulsores del evento. A algunos de los integrantes de su entorno le pareció demasiado cercano al acto del Día de la Militancia, pero el Presidente entendió que se trataba de otro tipo de movilización. Aquella más de la estructura del Frente de Todos y motivada por el resultado de las elecciones legislativas, mientras que esta está pensada para un abanico más amplio y en tono festivo. "No sería sólo para nuestra fuerza política, sino para todos los sectores. Y será abierto, amplio, porque es lo que corresponde", explicó la semana pasada el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, al anunciar la convocatoria.

El Presidente involucró a Cristina y a Lula, que enseguida dijeron que sí. La vicepresidenta recordó en el video que subió ayer a las redes las convocatorias que hacía en su gestión cada 10 de diciembre, con imágenes editadas de aquellas celebraciones y de Néstor Kirchner con Lula. "Y como siempre traé tu bandera, la argentina", concluye. Ya Máximo Kirchner había pedido  la militancia "reventar la Plaza" para abrazar a Cristina y a Lula, quienes sufrieron la persecución judicial a los líderes populares que caracterizó el lawfare. 

El amigo Lula
El video que subió Fernández se centró en Lula, empezando por aquella visita a la cárcel de Curitiba que le hizo en 2019, a poco de ser designado candidato del Frente de Todos, casi una declaración de principios. "Tiene una relación muy particular con él", comentaba un amigo de Fernández, que sabe de su admiración. Lula participará de otras actividades el viernes. Estará en la entrega de los premios Azucena Villaflor a las luchadoras de los derechos humanos Estela de Carlotto y Taty Almeida, mantendrá una reunión con la CGT y la CTA, se verá a solas con Cristina, también con Alberto en la Casa Rosada y hablará en la Plaza.

Lula es el candidato mejor posicionado para las elecciones del año que viene a Brasil y, dado los antecedentes, sería casi lógico que su presencia enoje al presidente Jair Bolsonaro, pero en Gobierno eso importaba poco. Incluso, se rumoreaba que la decisión de Bolsonaro de convertir en formato virtual la cumbre del Mercosur de la semana que viene tenía que ver con su malestar con Fernández. "Explicaron que se debía a motivos sanitarios", se desentendían en la Casa Rosada. En la edición del video de Fernández aparecen Néstor y Cristina, y también Evo Morales y Pepe Mujica, quien podría sumarse a las celebraciones, en una recreación de aquel Mercosur progresista tan añorado.

El segundo tramo
"Alberto se siente cómodo en los actos masivos. Por la pandemia no se pudieron hacer actos pero ahora está decidido a buscar este tipo de respaldo popular como sostén a su mandato", explicaba un funcionario cercano al Presidente. El segundo aniversario de la gestión viene a coincidir con el envío al Congreso del programa plurianual que prepara el ministro de Economía, Martín Guzmán, que se supone funcionará como anticipo del acuerdo por la deuda con el Fondo Monetario. Ese punto marcará -argumentaban en el entorno presidencial- el cierre de una etapa, dejando atrás definitivamente la herencia del macrismo y las restricciones obligadas por la pandemia para dar inicio a la segunda parte del mandato que esperan esté marcada por el crecimiento económico y las mejoras sociales. 

El entusiasmo de Cristina y la movilización de La Cámpora servirán además para dar una nueva imagen de unidad en el Frente de Todos, nada menor si se compara con la batalla campal interna desatada en Juntos por el Cambio. El arranque del acto está previsto para las 15, con un setlist en el que se alternarán artistas argentinos y brasileños. A eso de las 19 llegarán los discursos, con la idea de que el presidente y la vice marquen a una Plaza repleta las pautas de la etapa que se abre, que esperan sea muy distinta a la que queda atrás.

El Destape-

nacionales