Seguridad caliente en Santa Fe: certezas y avances que ya están en el despacho de Perotti

Provinciales 04 de diciembre de 2021 Por Red Online
Después de la reunión con opositores, que tuvo menos pimienta de la prometida, el gobernador respalda a su ministro Lagna y prepara los anuncios en su equipo. Ley de emergencia, mayor acento en la Justicia Federal y compromiso de los intendentes de la región, son los puntos salientes. Habrá movimientos en el Sistema Penitenciario




whatsapp_image_2021-12-01_at_17_58_28_1_crop1638597851939.jpeg_1756841869

Aún sin equipo definido y con varios interrogantes a dilucidar en cuanto al futuro, el gobierno provincial quiere dar vuelta la página y encarar una nueva etapa en materia de seguridad.

Aunque se suceden a diario hechos de robos, crímenes, detenciones civiles, intimidaciones a comerciantes y balaceras; el gobernador Omar Perotti apela a la vieja receta de seguir poniendo recursos en la calle y apuesta a su ministro Jorge Lagna para seguir conduciendo la estratégica cartera y que la Legislatura le apruebe nuevamente una ley de emergencia.

Mientras tanto, buscará que la Justicia y las fuerzas federales consoliden su presencia en el territorio para combatir los delitos más complejos. Y busca que los intendentes de las grandes ciudades se involucren para designar los jefes policiales.

Después de la reunión con los diputados de la oposición del miércoles pasado -que pintaba más picante de lo que fue y donde varios se guardaron la pirotecnia- hubo al menos algunas acciones que se van encarar con el consenso de las partes. Pero la realidad en materia de inseguridad es tan compleja desde donde se la pretenda abordar. Por si fuera poco, la causa por el supuesto espionaje ilegal que se habría cometido durante la gestión del ex ministro Marcelo Saín parece complicar aún más el cuadro en un futuro inmediato.

Con las riendas en las manos
Perotti sintió el golpe de los casos más resonantes como el atentado a la parrilla El Establo y se puso al frente de la seguridad, como lo había prometido en su campaña para ser gobernador. Con lápiz y papel, él empezó a armar el equipo que acompañará a Lagna en su gestión pese a que ya hace casi medio año que está al frente. Ya no están los porteños, el elenco que llegó con Sain y que el último viernes de noviembre presentaron sus renuncias apurados por los allanamientos vinculados a la causa del supuesto espionaje.

Lagna ya tiene un borrador con los nombres de quienes lo van a acompañar, “gente de experiencia y de la provincia”, apuntan a su lado, aunque no se descarta alguna sorpresa. Es posible que el próximo martes sean anunciados después de un encuentro a solas con el primer mandatario que dará el okey final. El aval al venadense como ministro fue una de los puntos en los que hubo acuerdo con los opositores que visitaron la Casa Gris. Hay que ver hasta cuándo y cómo acompañarán. 

Fue un cross muy potente a la confianza de la fuerza local el múltiple operativo de la Policía Bonaerense ordenado por un juez de Campana que terminó con 5 detenidos, 12 kilos de cocaína incautada y el desbaratamiento de una cocina de drogas en un edificio de Moreno y Urquiza, a una cuadra de la sede del gobierno. ¿Nadie se había dado cuenta del funcionamiento de esa cocina, al menos por el olor de los químicos que se utilizaban?

Emergencia y Justicia Federal
El gobernador pidió a los legisladores que le aprueben la ley de emergencia para poder dotar de más recursos y tecnologías a la Policía. El dinero está y hay que invertirlo en seguridad. Sin embargo, tampoco se puede hacer de un día para el otro lo que no se avanzó en dos años más allá de la pandemia.

Otra línea de trabajo es la Justicia Federal. El diputado electo Roberto Mirabella, mano derecha de Perotti, tendrá la tarea de avanzar con un proyecto autónomo para Santa Fe en materia de reforma judicial que permita ocupar vacantes, traer más recursos y crear nuevos cargos. El gobernador ya se lo pidió al Presidente de la Nación la semana pasada y solicitó una audiencia urgente con el procurador Ricardo Casal.

Por su parte, la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario convocó a los diputados y senadores nacionales para el lunes 17 de diciembre a conversar sobre esas necesidades y la implementación del sistema acusatorio.

Hoy hay magistrados federales que subrogan juzgados muy lejanos a su jurisdicción de base y desdoblan sus tareas y recursos. También hay una lógica que es muy difícil de cambiar como es el horario para conseguir órdenes de allanamiento que se otorgan sólo hasta las siete de la tarde. ¿No amerita lo extraordinario de la situación para modificar ciertas prácticas?

Hay mucho para hacer. Otro ejemplo es de la falta de una agencia en la Región Centro (ya no sólo en Rosario o en la provincia) de la Unidad de Información Financiera para prevenir, controlar y combatir el lavado de activos y el narcotráfico como delito precedente. Sólo hay dos delegaciones en el interior (Misiones y Salta) además de la sede central en CABA. Por eso la senadora nacional Alejandra Vucasovich, quien reemplazó al fallecido Carlos Reutemann, antes de culminar su mandato, presentó un proyecto para crear una agencia de la UIF en la ciudad.

En cuanto al funcionamiento judicial, ya desde lo provincial, se habló en la reunión del miércoles último de “jerarquizar al Ministerio Público de la Acusación”. Pero para empezar habrá que al menos corregir el proyecto de Presupuesto 2022 que no contempla la creación de nuevos cargos en el MPA, organismo que apenas incorporó a sólo 37 agentes en el presente año.

El gobernador también quiere involucrar a los intendentes de las principales ciudades para elegir a los jefes de las unidades regionales. Cree en la cercanía y el conocimiento del territorio de las autoridades municipales para monitorear de cerca la conducción de la Policía.

Habrá que ver hasta qué punto los alcaldes se involucran más allá del pedido de autonomía para sus distritos. En ese sentido anteayer se juntaron el intendente de Rosario y Lagna.
También ya está decidido que el Servicio Penitenciario dejará de depender del Ministerio de Gobierno y pasará al de Seguridad. Más allá de la concepción que se tenga al respecto, la urgencia del momento obliga a hacer cambios: los llamados que salen desde las cárceles ordenando los ataques e intimidaciones públicas son una realidad incontrastable. Algo que además alcanza a las penitenciarías federales y el famoso teléfono fijo hallado en la celda del Guille Cantero.

Cárceles superpobladas
Empezarán a llevar detenidos desde las alcaidías de las principales ciudades a la flamante Unidad 3 del complejo ubicado en la zona oeste de Rosario que comparten con el Order y la cárcel de mujeres. Allí alojarán a 320 internos y habrá 8 lugares de resguardo. Pero falta personal, sólo tienen asignados 17 agentes.

Encima hay superpoblación en los penales provinciales. Según datos del Servicio Penitenciario, la Unidad de Piñero cuenta con 2.150 internos para una capacidad de 1.480 y con unos 800 empleados para todo tipo de tareas. La cárcel de Coronda alberga unos 1.900 detenidos por encima de los 1.300 permitidos. Y en Las Flores hay unos 400 más que la capacidad prevista (1.400 sobre mil).

A todo esto, sigue adelante la investigación que llevan adelante dos fiscales santafesinos por el supuesto espionaje ilegal a opositores, empresarios, periodistas y dirigentes que se habría realizado durante la gestión Saín. Aunque no hay escuchas telefónicas, el MPA está atento a lo que develen los materiales hallados en las sedes del Ministerio de Seguridad producto de los allanamientos ordenados cuando los porteños estaban aún en funciones.

El gobierno provincial insiste con que hay una operación de desestabilización. El ex ministro, hoy asesor del ministro nacional Aníbal Fernández, esta semana habló de “perfilamientos” y “no de espionaje”, mientras tanto interpuso recursos para que la causa vaya a la justicia federal por el tipo de delito que se investiga

Habrá mayores certezas cuando se conozca el contenido de las pruebas recolectadas y hasta qué punto puede afectar o no a la gestión.

Rosario3

nacionales