Guzmán mandó una misión al FMI y en el mercado creen que el acuerdo es inminente

Economía 02 de diciembre de 2021 Por Red Online
Chodos ya está en Washington. Los bonos y las acciones tuvieron fuertes subas. En la UIA Manzur anunció: "Vamos a llegar a un acuerdo". Guzmán se reunió con la CGT para anticiparles detalles de la negociación.




61a806392b766_940_529! (1)

Guzmán confirmó este miércoles que el sábado próximo viajará a Washington una misión de funcionarios a reunirse con el staff del Fondo Monetario para avanzar en el acuerdo y en el mercado descuentan que podrían concretarse antes que termine el año. "Vamos a llegar a un acuerdo", anunció Manzur en la cumbre de la UIA.

La sucesión de anuncios revolucionó los mercados y disparó las acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street en algunos casos más del 13%. También rebotaron los bonos y en el mercado local el índice Merval anotó un salto del 7,4% con subas de dos cifras en algunos papeles como Pampa Energía (11,%) y Central Puerto (14,2%), un movimiento previsible porque se descuenta que el programa con el FMI implicará alguna suba de tarifas para paliar el déficit energético que está disparado.

También bajó un poco el riesgo país que cedió 3,8% a 1825 puntos básicos, cuando días atrás se acercaba a los 1900 puntos básicos.

En Estados Unidos ya está Sergio Chodos, el representante argentino ante el Fondo y el sábado se le sumarán los directivos del Banco Central, Germán Feldman y Jorge Carrera, el más cercano a Guzmán del equipo de Pesce. Del Palacio de Hacienda viajarán Fernando Morra y Ramiro Tosi.

La aceleración de las negociaciones se produjo luego de la derrota electoral, que tuvieron el paradojal efecto de revivir al albertismo. Frente al costo social que podría derivar del acuerdo con el FMI y la toma de distancia de Cristina, Alberto buscó el respaldo de la CGT y los gobernadores.

La aceleración de las negociaciones se produjo luego de la derrota electoral, que tuvieron el paradojal efecto de revivir al albertismo. La misma noche de las elecciones el Presidente anunció que pretendía llegar a un acuerdo antes de fin de año y que el Congreso lo refrende. Incluso poco antes de conocerse los resultados, como anticipó en exclusiva LPO, le dijo a Guzmán que seguía en el puesto y que acelerara el acuerdo.

Cristina Kirchner fijó posición días atrás a través de su última carta, donde tomó distancia del acuerdo descargando la responsabilidad en Alberto, pero advirtió sobre sus consecuencias sociales.

Alberto buscó sumar masa crítica frente a la difícil coyuntura y consiguió el respaldo de la CGT, de los movimientos sociales que lidera el Evita y de algunos gobernadores que está recibiendo personalmente. Acaso para preservar esas alianzas, Guzmán se trasladó este miércoles por la noche a la sede de la central obrera junto al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, para anticipar a la cúpula de la CGT algunos detalles de la negociación con el Fondo.

El resultado de las conversaciones en Washington debería ponerse a consideración del Congreso, donde la oposición ha decidido no tomar ninguna decisión hasta que se expida la Mesa Nacional de Juntos.

En el congreso de la UIA de Parque Norte, Manzur fue claro: "Tenemos una deuda irresponsable, pero ya está, no vamos a llorar sobre la leche derramada. Hay que solucionarlo y lo vamos a solucionar. Vamos a poner todo nuestro esfuerzo porque queremos pagar. Lo único que pedimos es que nos dejen crecer para poder pagar. Y no tengo duda de que vamos a llegar a un acuerdo y va a ser el mejor acuerdo posible para el pueblo argentino", afirmó el tucumano ante los industriales y recordó que el peronismo tiene trayectoria en el armado de planes económicos que trasciendan un gobierno "como los planes quinquenales", dijo.

La mención es una referencia al famoso "plan plurianual" que está coordinando Sergio Massa y que pretende ser una hoja de ruta para estabilizar la economía. En Parque Norte la expectativa de los industriales es que el acuerdo con el Fondo fuerce al Gobierno a elaborar un plan económico, que empresarios y acreedores vienen reclamando desde 2019. "Al menos dos gobiernos y medio, diez años, se necesitan para que lleguen las inversiones grandes en la industria petrolera. Y también en muchas economías regionales", dijo a LPO uno de los invitados a la cumbre industrial.

Tenemos una deuda irresponsable, pero ya está, no vamos a llorar sobre la leche derramada. Hay que solucionarlo y lo vamos a solucionar. Vamos a poner todo nuestro esfuerzo porque queremos pagar. Lo único que pedimos es que nos dejen crecer para poder pagar.

"Es una condición necesaria, pero no suficiente. Es un punto de partida para tener un horizonte para las inversiones. Uruguay hoy ofrece incentivos a la inversión y seguridad jurídica, por eso las inversiones están yendo para allá. Lo que se espera del acuerdo con el FMI es más certezas para la inversión con menos presión tributaria, fórmula que ha hecho que otros países incluso terminen recaudando más por la llegada de nuevas inversiones. También es necesario un marco legal para el trabajo más moderno que promueva la generación de empleo", sintetizó el tributarista César Litvin.

Sin embargo, entre los industriales temen que el acuerdo vaya de la mano de mayor presión tributaria para el sector privado formal. "Más que nuevos impuestos, lo que se teme es que se remuevan algunos de los incentivos tributarios para las economías regionales", aclaró a LPO Eduardo Barri, industrial de la maquinaria agrícola y hombre de la UIA. 

Como sea, fuentes del Palacio de Hacienda afirmaron a LPO que los rumores de un acuerdo antes de fin de año no son infundados. "El fundamento es que el Presidente lo puso en agenda para diciembre", aclararon. Sin embargo, confirmaron que el contenido de los avances los funcionarios los mantienen en estricto secreto. "Evitan dar detalles por la sensibilidad del tema", aseguraron.

LPO

nacionales