La agenda de Cambiemos en el nuevo Congreso para bloquear la gestión

Política 28 de noviembre de 2021 Por Red Online
En el temario están la modificación de la ley de alquileres y del Código Penal, también figuran la boleta única y la iniciativa de Ficha Limpia. Sin embargo, la oposición está concentrada en definir las nuevas autoridades parlamentarias tras el recambio legislativo.




1599525497889

En menos de dos semanas, el siete de diciembre, jurarán los nuevos diputados de la Nación para asumir formalmente tres días después. El encuentro será al mediodía en una sesión preparatoria en la que se abrirán las puertas a un nuevo Congreso en el que, más allá de que no habrá grandes cambios numéricos en la Cámara Baja, la oposición se mostrará envalentonada para intentar avanzar con una agenda propia en base a ejes que consideraron prioritarios. En el Senado, la dinámica será similar, el temario se mostrará parecido pero la arena de debate será un tanto diferente a lo visto en estos últimos dos años. Con la mira puesta en una serie de proyectos, el debate de Juntos por el Cambio pasa, sin embargo, por las autoridades cuya puja pondrá de manifiesto la necesidad del radicalismo de ganar mayores espacios de poder.

Desde Diputados aclararon que aún resta definir formalmente el temario que tratarán de poner pero ya hay un listado de prioridades que no querrán dejar de lado. La primera iniciativa mostró una coincidencia con el oficialismo, la modificación de la ley de alquileres. Para el PRO, la realidad obligó al Frente de Todos a cambiar su postura respecto a la normativa y consideraron necesario avanzar en base al consenso.

El bloque que dirige Cristian Ritondo se centró en dos ejes clave de la ley. Por un lado, el tiempo del contrato y, por el otro, el índice de actualización. El ex ministro de Seguridad bonaerense buscó argumentar que “los contratos por dos años deben quedar al libre albedrío entre las partes, para que sean propietario e inquilino los que elijan el índice de actualización que regirá, ya sea por INDEC, aumento semestral, aumento anual o Índice de Contrato de Locación”.

Actualmente, hay varios proyectos presentados por parte de la oposición para modificar o hasta derogar la normativa. Textos que se sumarían a lo que pueda llegar a ingresar el oficialismo. De este modo, mientras se analiza la suspensión temporaria de la ley, habría un debate en comisión para intentar unificar propuestas en un solo texto y llevarlo al recinto.

Por otra parte, después de un discurso centrado en la seguridad y el punitivismo, ideal para conquistar al núcleo duro, la oposición querrá avanzar con la modificación al Código Penal. Diego Santilli pidió, en campaña, endurecer las penas para determinados delitos y sacar más efectivos de seguridad a las calles. "Tenemos un Código Penal que data de épocas donde ni siquiera había celulares, no había motochorros, y donde no había estos niveles de corrupción”, dijo el diputado electo en Canal 13. En ese marco, gustarían avanzar con la extinción de dominio para bienes provenientes del narcotráfico.

Otro interés opositor es el de Ficha Limpia, un proyecto para "garantizar la transparencia electoral" y bloquear el acceso a cargos electivos de candidatos con condenas por hechos de corrupción. Vinculado a esto, también tendrán la intención de avanzar con la boleta única en papel, algo con lo que presionaron para discutir la ley de Etiquetado Frontal hace un par de semanas.

Entre el gran listado de prioridades cambiemitas también están la emergencia educativa, presentada por María Eugenia Vidal y Santilli en campaña con la intención de buscar a los chicos y chicas que abandonaron el colegio, mejorar la infraestructura escolar y la conectividad; por otro lado figuran la emergencia hídrica y la reactivación productiva de la Patagonia. 

En el Senado manejaron un catálogo similar de propuestas a las que agregaron la promoción de PyMes y la derogación de jubilaciones de privilegio, cuestiones que quedaron plasmadas en la campaña. En principio, recién habría más movimiento en marzo, casi como un relanzamiento de la temporada, con un documento que contenga los principales proyectos a impulsar. Alberto Fernández extendió las sesiones ordinarias hasta el 31 de diciembre para dar tiempo prudencial a ciertas iniciativas, aún no se supo si habrá extraordinarias pero, en caso de haberlas, el temario será impuesto por Presidencia por lo que los movimientos comenzarían el 1 de marzo del año que viene.

Cuestión de autoridades
La oposición está concentrada en pujas internas para definir las nuevas autoridades de bloques e interbloques de ambas Cámaras. La discusión dejará ver la intención radical de mantener espacios de poder para plantarse al PRO camino al 2023 y seguramente habrá cruces de acá hasta la definición post 10 de diciembre. El principal escollo está en quiénes serán los jefes de Juntos por el Cambio en Diputados y en el Senado, no tanto en quiénes presidirán los espacios partidarios.

En Diputados, Mario Negri enfrenta una interna con Emiliano Yacobitti pero cerca del cordobés confiaron en que tendrá los números necesarios para continuar en su cargo, también así lo interpretaron desde el PRO. Incluso, dejaron entrever un consenso amplio para que Negri continúe, por su experiencia, al frente del interbloque aunque no se arriesgaron a confirmarlo hasta el ingreso de los nuevos legisladores.

En el PRO la cuestión estuvo un poco más complicada. Patricia Bullrich intentó correr a Ritondo de su rol para poner a Gerardo Milman, alfil suyo. En una votación interna, el ala dura perdió contra la dialoguista y la presidenta del partido tuvo que ratificar a Cristian en su lugar. Por lo tanto, todo indica que seguirá allí. La Coalición Cívica, con más tranquilidad, también podría reelegir a Juan Manuel Valdés en medio de los festejos por los 20 años de la fuerza fundada por Elisa Carrió.

La Cámara de Senadores tampoco mostraría grandes cambios. Con nada definido, por ahora se habló de una posible renovación de Humberto Schiavoni al frente del bloque PRO y de Luis Naidenoff como cabeza del de la UCR. El formoseño se encontrará con una interna importante con el ingreso de Alfredo Cornejo, actual titular del radicalismo a nivel nacional, que también podría querer un lugar protagónico.

La UCR intentará, en ese contexto, elegir sus autoridades en paralelo a los comicios partidarios con una fuerte interna entre el bando de Gerardo Morales y el de Martín Loustau. Por eso, nadie descartó una continuación de las internas y el lado más fuerte ganará. En principio, el Comité Nacional radical tendrá nuevo jefe el 20 de diciembre, con posibilidad de demorar el cónclave a marzo.

El Destape-

nacionales