María de los Ángeles Sacnun le bajó el tono a la interna en Santa Fe: “Vamos a construir la unidad después de las PASO”

Provinciales 12 de agosto de 2021 Por Redonline Medios
La candidata a senadora en la nómina que avalaron Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Omar Perotti admitió que “lo ideal hubiese sido arribar a una lista de unidad” pero no apunta contra Agustín Rossi: “No hay por qué obturar el debate”




B5J7LML2FZF5PGHYVMW72VEDFU

Marías de los Ángeles Sacnun no tiene dudas. El mejor camino hubiese sido lograr la unidad en el peronismo de Santa Fe y competir juntos en una sola lista. Pero no se pudo. Agustín Rossi enfrentará la lista que ella integra, que encabeza Marcelo Lewandowski y que tiene el aval del gobierno nacional y del gobernador santafesino Omar Perotti.

La senadora kirchnerista tampoco tiene dudas de que Rossi, en el caso de perder, al otro día apoyará la lista oficial. El peronismo irá unido a las elecciones generales de noviembre. Así lo entiende.

¿En la provincia de Santa Fe van a tener la interna más caliente del peronismo?

-No. No lo veo así. Creo que se generó una mayor expectativa, teniendo en cuenta que quien participa de las PASO es un compañero que estaba formando parte del gabinete nacional. Más allá de que estamos convencidos que lo ideal hubiese sido arribar a una lista de unidad, fundamentalmente en aquellas provincias donde gobernamos. Va a ser una PASO como cualquier otra en el resto del país.

-El Presidente pidió unidad en todas las provincias. ¿Qué falló para no poder lograrlo?

-Yo no puedo decir que es lo que falló porque no soy la que llevé adelante la negociación y el diálogo político para construir los consensos necesarios. El Presidente, en oportunidad del lanzamiento de la lista, nos envió un video de apoyo y planteaba la necesidad de que se produzca un debate de ideas. Es allí a donde hay que apuntar ahora. Al no haber podido conformar la unidad con los distintos sectores, serán los santafesinos quiénes decidan cuál será la lista definitiva que nos represente hacia las elecciones de noviembre.

-Dos listas sobre un mismo proyecto político.

-Quienes confluimos en esta lista, que es la oficial, apoyada por el Presidente, la Vicepresidente y el Gobernador, es una lista en la que se pueden avizorar la expresión de distintos sectores de la vida política de la provincia de Santa Fe. Marcelo Lewandoski llegó a esa posición por el voto popular, pero en las PASO del 2019 acompañó a María Eugenia Bielsa como precandidata a gobernadora.

-¿El resto de los candidatos?

-En mi caso con la referencia de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y en el de Mirabella el gobernador Perotti. Magali Mastaler pertenece a La Cámpora. En la lista suplente, además de Perotti, que aclaró los motivos por los que estaba, está Josefina González, actual diputada nacional de La Cámpora.

-Ustedes lograron la unidad sin un sector.

-Esta expresión plural y diversa que logramos en el armado de la lista es una expresión que intentó recrear lo que Cristina pensó en el 2019, para unir a distintos sectores de la sociedad y poder conformar el Frente de Todos, para que finalmente dejara atrás las políticas macristas que tanto daño le hicieron a la sociedad.

-¿Le llama la atención que quién haya quedado afuera de la unidad sea Rossi, un hombre con mucho recorrido en el kirchnerismo?

-Creo que la unidad la vamos a constituir después del 12 de septiembre, de acuerdo a cómo queden finalmente las listas. Me hubiera gustado haber llegado a una lista de unidad previa a la PASO, que ya fuera la definitiva. No me sorprende lo de Agustín. También me parece que en caso de que haya compañeros y compañeras que quieran expresar algún tipo de debates de idea, y quieran darlos de cara a la sociedad, no hay por qué obturar ese debate.

-El peronismo ha sido más proclive a tratar de buscar la unidad que a llevar adelante internas. ¿En este caso, la PASO puede dar un buen resultado?

-Venimos de llevar adelante una PASO en el 2019, en la que compitieron María Eugenia Bielsa y Omar Perotti. Omar ganó y María Eugenia Bielsa no dudó en sumarse a la campaña electoral y ser parte, junto con todos los que acompañamos, desde los distintos sectores del peronismo en Santa Fe, del triunfo que se logró. El propio Agustín Rossi formó parte de ese esquema. Trabajó y aportó para ese triunfo de Perotti en la provincia. Lo acompañó.

-¿En qué puede derivar la PASO entonces, teniendo en cuenta la rivalidad política vigente entre Rossi y Perotti?

-Si somos respetuosos, si no hay descalificaciones personales, si debatimos dentro de los parámetros normales de la política, debatimos ideas, no tenemos por qué no tener un éxito en la etapa final, que es la de noviembre. Deberíamos cimentar la tarea, el trabajo, la acumulación del Frente de Todos.

-¿Esperan que en el caso de que les toque ganar la interna, Agustín Rossi, al otro día, estará respaldando la lista que formaron ustedes y que tiene el aval de Perotti?

-Por supuesto. A mi no me cabe duda de que esto va a ser así. Estamos participando de esta PASO mujeres y hombres de la política que entendemos, que comprendemos cuáles son las reglas del juego y las aceptamos. En la provincia de Santa Fe la utilización de este sistema electoral siempre ha sido una herramienta interesante a la hora de construir consensos, que no se pueden construir previos a la elección. De hecho, el resto de las fuerzas políticas también tienen PASO en la provincia de Santa Fe. Juntos por el Cambio tiene cuatro listas y el Frente Amplio Progresista tiene dos.

-En general Santa Fe ha sido una provincia compleja para el peronismo, en términos electorales. Siempre le ha costado ganar elecciones. Sobre todo en el último tiempo, donde el socialismo se hizo fuerte en el poder. ¿Cómo se presenta ahora la elección?

-Es parecida a la del 2019. Seguimos teniendo tercios Santa Fe. Hay una expresión política que es la de Cambiemos, la del Frente Progresista y la del Frente de Todos. Cuando en el 2019 participamos en la elección provincial, fuimos la antesala de lo que fue el Frente de Todos. Celebramos las políticas de alianzas para constituir ese frente electoral. Eso logró romper 12 años de gobierno del Frente Progresista en Santa Fe.

-Entonces entienden que será una elección peleada. Ajustada.

-Estamos convencidos de que esta va a ser una elección similar. La provincia de Santa Fe está comenzando a visualizar los efectos positivos de la reactivación económica, además de haber avanzado en el ámbito de la campaña de vacunación y de haber puesto a punto el sistema de salud que, pese a que el Frente Progresista la definía como una de sus políticas más importantes, no lo encontramos en las mejores de las condiciones.

-¿Dónde ve la reactivación económica?

- Estamos advirtiendo que ya comienza a verse la reactivación en múltiples sectores. Fundamentalmente en los sectores industriales. No solamente la industria vinculada al campo, a la metal mecánica, sino también la industria del blanco, que está pasando por un buen momento.

-¿Qué más?

-Todo lo que tiene que ver con la economía del conocimiento. Con el agregado en materia de ciencia y tecnología. La verdad es que en ese sentido, Santa Fe, que tiene un corazón productivo enorme, creo que va a constituirse en el motor de la recuperación económica del país. Por nuestros puertos sale el 80% de las mercaderías que se exportan. Tanto el gobierno provincial como el nacional está apostando fuertemente a las inversiones en materia de infraestructura. Todo sirve para apalancar la economía de la provincia.

-¿Cómo definiría la relación que al día de hoy tiene el kirchnerismo con el sector agropecuario de la provincia de Santa Fe, que ha sido un poco tensa desde el 2008 debido al conflicto por la resolución 125?

-Desde Buenos Aires, muchas veces, se tiene una mirada absolutamente sesgada. Porque retrotraen permanentemente la relación de nuestro proyecto político con el campo a la 125. Pero no hablan que en el 2011, Cristina fue candidata a presidenta y en mi provincia Hermes Binner fue candidato a presidente de la Nación. Cristina ganó en la provincia de Santa Fe. No es un dato menor y es un dato que muchas veces se soslaya.

 Sacnun dijo estar segura que después de las PASO, Rossi apoyará la lista que integra (Maximiliano Luna)
-¿Cómo está la relación actualmente? ¿Cómo la describiría?

- Muchos de los dirigentes del interior de la provincia, que tenemos una relación directa con el sector de la producción, somos los que llevamos al gobierno nacional las demandas, los planteos y las vicisitudes del sector agropecuario. Con la segmentación hubo compensaciones por $1.800.060 a los pequeños productores. Son políticas que no se visualizan pero que los pequeños y medianos productores las ven y las valoran. Se tomaron medidas importantes.

- ¿Cuáles?

- La inversión en caminos rurales, se inauguró una oficina del Instituto Nacional de Semillas en Rosario, destinamos al desarrollo de legumbres. Por supuesto que falta mucho y creemos que esto tiene que ser un diálogo abierto, una agenda de trabajo. Un trabajo en equipo. Nosotros no le cerramos el oído al sector productivo porque somos conscientes que la provincia de Santa Fe tiene un rol preponderante en materia de producción, fundamentalmente agropecuaria y ganadera.

-¿La relación entre el campo y el kirchnerismo cayó en una especie de estereotipo?

-Creo que de alguna manera hay muchos que salen favorecidos de construir ese especie de estereotipo. Nosotros estamos para deconstruirlos. Porque estamos convencidos que un proyecto de provincia y de Nación requiere de todos los sectores. Yo no tengo ningún tipo de prejuicio. Ni con el sector agropecuario ni con el sector ganadero, ni con el sector productivo, ni con el industrial. En este momento, donde necesitamos salir adelante, necesitamos de todos los sectores.

-Incluso el campo.

-Lo que si digo es que no hay un solo campo, como muchas veces se ve desde Buenos Aires, sino que hay muchos sujetos agrarios y por eso producimos, en su momento, la segmentación en el ámbito de una ley de emergencia. En reconocimiento a que no todos tienen la misma situación en el campo.

-Hay tres puntos sobresalientes en la relación del Frente de Todos con el Gobierno durante el último año y medio. El intento de intervención a Vicentin, el cierre de exportaciones de granos y el cierre de exportación de la carne. Tres hechos que tensaron la cuerda. ¿En esos casos específicos estuvieron en veredas opuestas?

-Los tres casos no son iguales. Con Vicentin ha quedado claro, de hecho yo estuve en diálogo con acopiadores, con cooperativas, con pequeños y medianos productores, que realmente fueron estafados. Planteaban que era necesario que de alguna manera se tratara de arribar a un salvataje de la empresa para preservar la cadena de pago. Hubo más de 2000 productores afectados por la estafa de Vicentin en la provincia de Santa Fe. Hubo un perjuicio muy importante a los pequeños y medianos productores. Esto no fue en contra de los productores, fue defendiendo los intereses de tantos productores agropecuarios que habían entregado de buena fe su cereal.

-¿En el caso del cierre de la exportación de carne?

-Hay que mirar con una dimensión amplia el tema. Por un lado la necesidad de preservar los puestos de trabajo en los frigoríficos santafecinos y preservar también los compromisos que tiene la república argentina en materia de exportaciones, pero también cuidar el precio de la carne en la mesa de los argentinos, donde sabemos que es un alimento que de alguna manera caracteriza nuestra forma de alimentación. La salida tiene que ver con mejorar la producción, garantizar el acceso al crédito, fundamentalmente en los pequeños y medianos productores y generar una clara distinción entre los cortes que consumimos en la Argentina y los cortes son para exportación.

-¿Y el caso de los cereales?

-Lo de los granos fue provisorio. Cuando aparecieron las toneladas de maíz que faltaban, inmediatamente se levantaron las restricciones.

-¿Qué reflexión le merece la publicidad de la precandidata a senadora de Juntos por el Cambio, Carolina Losada, en la que asegura que todos ganan si Cristina Kirchner queda atrás?

-Siempre me he formado, como dirigente política, con identidad propia. Nunca basándome en la identidad de otro. Creo que lo que denota ese afiche es cuando uno construye su imagen política sobre la base de otro dirigente, descalificándolo y criticándolo, no es correcto. Uno debiera cimentar su proyecto político, no por la negativa, sino por la positiva. Marcando cuales son las propuestas y conociendo profundamente a su pueblo. Me parece que esta retrocediendo a la etapa pre macrista. Parece que no hubiera pasado el macrismo por la Argentina. Detona un enorme desconocimiento de lo que le pasa a la provincia de Santa Fe. Eso es relato.

-¿Qué pone el juego el gobierno en esta elección en el medio de la pandemia?

Lo que se pone en juego es lo que viene en Argentina. Tuvimos que readecuar la agenda de gobierno a nuevas condiciones que nadie podía esperar, como las condiciones de una pandemia. El poder constituir una nueva mayoría que nos permita avanzar y profundizar en un modelo de desarrollo, de Justicia social, productivista, generador de empleo, industrialista, de sustitución de importaciones. Eso se pone en juego. Entender que solamente en unidad, con más puentes de diálogo político, con mayor grado de consenso, vamos a poder salir adelante y vamos a poder recrear la sociedad de la pospandemia, que es hacia lo que tenemos que ir.

Infobae

nacionales