Alerta carne: precio por las nubes, histórica caída del consumo interno y desplome de la faena

Economía 04 de julio de 2021 Por Red Online
Las variables se combinan en medio de una fuerte disputa entre el Gobierno y los productores del sector.




Carne-1406

En un año cargado de conflictos entre el Gobierno nacional y los productores ganaderos, el precio de la carne aumentó más del 75%, el consumo per cápita descendió al nivel más bajo de la historia y la faena de cabezas de ganado cayó 11,2% interanual en el segundo trimestre. Las cifras alarmantes que presentó el informe elaborado por la Fundación Mediterránea.

De acuerdo al documento que compartió NA, el consumo per cápita en los primeros cinco meses del 2021 se ubica apenas en 45,3 kilos. Asimismo, el economista Nicolás Torre del instituto IERAL de Fundación Mediterránea manifestó que, en paralelo, se registró una «desmejora significativa de la actividad para la industria frigorífica ubicada en el interior del país, en Córdoba, Cuyo y Santa Fe».

El escrito indica que durante el año pasado se perdieron 560 mil vacas vientre, con una baja del 2,4%, problema que impacto de lleno en el valor de la hacienda que se mantuvo en alza en los últimos trimestres. La provincia de Buenos Aires, líder con el 51,5% de la faena nacional, produjo 2,69 millones de cabezas, lo que representó una merma del 5,5% con respecto a enero-mayo de 2020. Santa Fe, segunda en importancia que participa con el 17% (faenó 890 mil cabezas); Córdoba quedó tercera con 7% de la faena nacional (366 mil cabezas); y Entre Ríos se ubicó cuarta, con 3,9% de la faena.

Este proceso también se reflejo en góndola, donde registró una suba del 76,2% entre mayo del 2020 y el mismo mes del 2021 de acuerdo a un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna en Argentina (IPCVA). Si se considera un conjunto de seis cortes de carne bovina (asado, bife angosto, carne picada, cuadril, nalga y paleta) el valor promedio subió de $385 a $673 el kilo.

Muy por debajo de este incremento quedó el de los salarios que registraron un alza del 38% durante el mismo periodo y llevó a una caída abrupta en el consumo por habitante. El informe precisa que el ingreso de un trabajador registrado del sector privado (desestacionalizado) rondaba a mayo de este año los $79.000, por lo que (de acuerdo al promedio planteado antes) permitirá comprar aproximadamente 117 kilos de carne bovina.

«Si se compara este volumen con el de un año atrás (149 kilos), se concluye que la pérdida de poder adquisitivo del salario registrado con relación a kilogramos de carne bovina es del 21%», dice el análisis.

CARNE

Infocielo-

nacionales