Oficializan el cierre a las exportaciones de carne: las justificaciones del Gobierno

Economía 20 de mayo de 2021 Por Red Online
Mientras tanto, a partir de hoy inició el paro del campo en rechazo a las medidas y estiman pérdidas en torno a los 250 millones de dólares.




consumo-de-carne-1536x1054

El Gobierno nacional, a través del Ministerio de Agricultura, oficializó este jueves el cierre a las exportaciones de carne vacuna por 30 días para intentar bajar los precios. El documento oficial sale en medio del paro de la Mesa de Enlace, quien ya advirtió que con esta decisión el sector registraría pérdidas en torno a los 250 millones dólares y se ponen en juego alrededor de 100 mil puestos de trabajo. 

A través de la Resolución 75/2021 publicada en el Boletín Oficial bajo la firma del ministro Luis Basterra, el Ejecutivo confirmó la suspensión “por el plazo de 30 días” de “la aprobación de solicitudes de Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC)”. Este registro, que se impulsó hace dos semanas, fue la medida antecesora al cierre y con ella se buscaba aumentar el control sobre qué, cuánto y quiénes eran los que exportaban. 

No obstante, el Gobierno señaló que “la suspensión antes indicada, podrá darse por concluida una vez que se verifique el normal abastecimiento, a precios razonables y conforme los acuerdos alcanzados”. Mientras tanto, el campo inició a partir de las 00:00 de hoy el cese de comercialización de hacienda hasta el próximo 28 de mayo que podría impactar en las góndolas de todo el país.

Los argumentos del Gobierno
De acuerdo al texto oficial de este jueves, la medida impulsada por el presidente Alberto Fernández se ampara en la N° 22.415 que “admite ciertas limitaciones a las exportaciones” cuando tenga como fin -entre otras cosas- “estabilizar los precios internos a niveles convenientes o mantener un volumen de oferta adecuado a las necesidades de abastecimiento del mercado interno”. 

En este sentido, subrayó que “el actual avance del mercado exportador de carnes, sus precios han experimentado un alza sostenida, producto de la creciente demanda de dichos productos, principalmente por parte de los mercados asiáticos”. La referencia es a China que representa el 75% de la venta de la producción nacional.

“Esta situación ha generado que los precios internos acompañen los de exportación de la carne vacuna, en contexto donde el precio mundial de los alimentos ha aumentado significativamente”, señaló en otro pasaje, al tiempo que sostuvo que “aceptar” la fijación del precio internacional “para alimentos locales que constituyen productos básicos de la mesa de los argentinos”, implicaría “renunciar a los deberes básicos en materia de política económica”.

El descargo de la administración de Fernández también indica que en Argentina “existe una distorsión de precios que superan los índices generales de inflación en materia de alimentos y que impiden el normal abastecimiento” de los consumidores internos. Este escenario -remarcan- se profundiza por los “alarmantes índices de pobreza e indigencia”

Además, señala la decisión se en medio de la pandemia del coronavirus, período en el cual el Ejecutivo se propuso bregar por “garantizar los derechos esenciales de la población (…) siendo un interés prioritario tener asegurado el acceso sin restricciones a los bienes básicos, especialmente aquellos tendientes a asegurar la alimentación de la población”. En este punto, manifiesta que la medida es oportuna en medio de la profundización de la pandemia y el cierre de actividades que impacta en la economía local.

El intransigente-

nacionales