Retraso de la vacunación docente en Ciudad de Buenos Aires: el polémico argumento de Horacio Rodríguez Larreta que no coincide con las cifras oficiales

Política 22 de abril de 2021 Por Red Online
Luego de que Alberto Fernández apunte contra la administración porteña por el bajo porcentaje de maestros inmunizados, el alcalde capitalino respondió con un planteo un tanto flojo de papeles. Mientras tanto, continúa el pleito judicial por las clases presenciales.




larrata

El último lunes el presidente Alberto Fernández salió al cruce de Horacio Rodríguez Larreta en un nuevo capítulo de la batalla por las clases presenciales y señaló que la Ciudad de Buenos Aires es el segundo peor distrito en el porcentaje de docentes inmunizados. Frente a esto, el Jefe de Gobierno porteño argumentó que la demora es porque desde Nación “todavía no llegaron vacunas para los docentes”. Sin embargo, los datos oficiales muestran cifras que van en contra de su argumento. 

El pasado 27 de febrero el Ministerio de Salud de la Nación distribuyó  492.400 dosis de la vacuna china Sinopharm que, al no estar aprobada para adultos mayores, se decidió destinarla en su totalidad a los docentes a fin de garantizar las clases presenciales. De este lote, la administración de Larreta recibió ese mismo día 33.000 inoculaciones asignadas en base a la población del distrito. 

Con este cargamento en su haber, el Ministerio de Salud porteño abrió el 7 de marzo el empadronamiento del personal docente y no docente. Desde ese día se registraron en la base de datos 45.839 trabajadores, pero al 21 de abril solo se destinaron 17.859 turnos. En el sitio oficial de datos de vacunación de la Ciudad de Buenos Aires señala que solo se llamó a los maestros para vacunarse entre el 7 y el 17 de marzo. Desde ese momento no hay más registros. 

“Todavía no terminamos de vacunar a mayores de 60. Y por la cantidad de vacunas que nos dio Nación todavía no llegaron vacunas para los docentes. Ojalá el gobierno nacional nos hubiera dado vacunas más rápido y ya estarían todos los docentes vacunados”, argumentó el último lunes el Jefe de Gobierno porteño al ser consultado sobre la demora. La inmunización docente es uno de los pilares para avanzar en un plan que garantice las clases presenciales sin interrupción.

Cuestión de prioridad
Más allá de esta partida de Sinopharm, los datos generales de distribución de vacunas en Argentina señala que la Ciudad de Buenos Aires es la jurisdicción que más componentes recibió cada 100 habitantes. Además, el Monitor Público de Vacunación del Ministerio de Salud nacional indica que es la segunda región que recibió más cantidad de dosis. Esta lista la encabeza la Provincia de Buenos Aires con 3.278.204 de ejemplares y la sigue la CABA con 758.057. Frente a estos números, el debate de la demora en la inmunización va más allá de un problema de stock y podría centrarse en una cuestión de prioridades. 

MPV

En las etapas de prioridad de inmunización, la Ciudad de Buenos Aires definió que los docentes -al igual que el resto del personal estratégico- sea el cuarto grupo en acceder a la vacuna. Primero buscará completar la inmunización del personal de salud, los mayores de 70 y esta semana comenzó la inoculación de mayores de 65 años, que forman parte del tercer escalón prioritario. 

Durante la primera semana de abril, Capital Federal recibió un nuevo cargamento de vacunas Sinopharm. En este caso arribaron 61.200 dosis que podrían destinarse a los docentes pero, tras ser aprobada por ANMAT, iría a los adultos mayores con el fin de completar la inmunización de este grupo. 

empadronado

Resistencia de los gremios
Mientras tanto, los gremios docentes acentúan el reclamo y se comparan con la Provincia donde, según datos de la gestión de Kicillof, ya se vacunó casi al 50% del personal docente. “La responsabilidad de que en la Ciudad haya pocos docentes vacunados es pura y exclusivamente del gobierno de Larreta”, manifestó el titular de UTE, Eduardo López. 

“De 33 mil vacunas destinadas a docentes, vacunaron a 16 mil. Y somos 110 mil entre docentes y no docentes lo que está sucediendo, la situación es muy compleja en la Ciudad y no sabemos cómo va a seguir”, señaló Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys. Ambos sectores realizan desde este lunes un paro docente y piden la suspensión de la presencialidad en la Ciudad, que decidió abrir las escuelas mientras aguarda la resolución de fondo de la Corte Suprema de Justicia. 

Infocielo-

nacionales