El Gobierno aumenta los controles en transporte público y obliga a mantener la ventilación cruzada

Política 14 de abril de 2021 Por Red Online
Colectivos, trenes y subtes se ven colapsados en hora pico y se convirtieron en focos de contagio, según señalaron los especialistas.




Transporte-publico

El transporte público se convirtió en una de las principales preocupaciones para el Gobierno frente a la segunda ola de coronavirus y los especialistas lo definen como uno de los principales focos de contagio. Este martes el director ejecutivo de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), José Arteaga, dijo que desde ayer se intensificaron los controles y que la obligación es «mantener de manera permanente abiertas las ventanillas» en todas las unidades ferroviarias y automotoras..

«En el transporte público el objetivo es que, ya sea ferroviario o automotor, no sea sinónimo ni ámbito del contagio. Por eso, a partir de ayer, intensificamos los controles en todos los lugares de transbordo del sistema, donde hay gran concentración de pasajeros», afirmó Arteaga en diálogo con Radio Nacional. Esta mañana, desde los controles en estaciones y centros de transbordo señalaron que en muchos casos los usuarios cierran las ventanas aunque salgan abiertos desde cabecera.

 
Los mayores controles en el transporte público -y la necesidad de mantener las ventanillas abiertas- fueron analizados ayer en una reunión en Casa de Gobierno, encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, de la que participaron las ministras de Salud, Carla Vizzotti, y de Seguridad, Sabina Frederic; el ministro de Transporte, Mario Meoni, y el titular de la CNRT.

En ese marco, Arteaga aseguró esta mañana que «la obligación en los transportes es mantener de manera permanente abiertas las ventanillas, y que no se puedan cerrar aunque haga frío o llueva, para permitir la ventilación cruzada, que de alguna manera impide los contagios como han sido hasta ahora».

De todos modos, destacó que en el primer año de la pandemia «no hemos tenido un índice de contagios propios del sistema» porque «el protocolo funcionó y los usuarios lo acataron, con el barbijo obligatorio y las distancias correspondientes». Asimismo, señaló que el protocolo de ventilar las unidades «existe desde noviembre» pero que a partir de hoy se profundizan los controles para que se haga efectivo. 

Respecto a los controles, puntualizó que «la clave está en la espera y la colas que forman los pasajeros en tierra», y planteó que «hay que volver a explicar una y otra vez la importancia de la distancia social en las horas pico». «Es una cuestión de responsabilidad individual y colectiva», insistió el funcionario y remarcó que los empleadores deben «tener entonces consideración con el trabajador que llega tarde, porque no se quedó dormido sino que eligió cuidarse y cuidar a todos».

Finalmente, recordó que «cualquier usuario puede hacer denuncias sobre transportes que no respeten los protocolos al 0800 333 0300 las 24 horas» y enfatizó que «la CNRT controla, recibe y acepta los reclamos y hace un seguimiento».

El Intransigente.

nacionales