Mauricio Macri 'retratado' por su hermano: el libro que se ha convertido en un 'best seller' en Argentina y que no deja indiferente a nadie

Política 04 de noviembre de 2020 Por Red Online
Escrito por el periodista Santiago O'Donnell, cuenta con el testimonio exclusivo de Mariano Macri, el hermano menor del expresidente.
5f9327d2e9ff713f12337c93

multimedia.miniatura.aa42f857f945b5b3.6d756c74696d656469612e6d696e6961747572612e61363066306334306131305f6d696e6961747572612e676966

El expresidente Mauricio Macri es un personaje abusivo, maltratador, arrogante, hiriente, sin sentimientos, que defraudó a los ciudadanos y que, a través de prestanombres, siguió realizando negocios poco claros cuando ya gobernaba. 

Este es el descarnado retrato del exmandatario que queda en el libro 'Hermano. La confesión de Mariano Macri sobre la trama de poder, política, negocios y familia detrás de su hermano Mauricio', que fue escrito por el periodista Santiago O'Donnell y que, a una semana de su publicación, ya es un 'best seller' en Argentina.

"Mariano siente que el mismo abuso y maltrato que él recibió de Mauricio a nivel familiar el pueblo argentino lo sufrió a nivel político. La misma desilusión, la misma estafa. Para Mariano, Mauricio es un ídolo con pies de barro. Y él, que lo conoce mejor que nadie, siente la obligación ética, el deber social y el imperativo moral de desenmascararlo", explica el autor en el prólogo de una obra de 239 páginas, editada por Sudamericana.

"Con las palabras directas de Mariano, con su ironía, con su sensibilidad, con sus sincericidios de niño bien, este, más que un testimonio, es el reclamo de la Argentina avasallada y saqueada por Mauricio Macri", añade O'Donnell, quien a lo largo del libro privilegia el testimonio en primera persona del hermano del expresidente, con quien habló durante más de 17 horas en varios encuentros.

"Lo que mi hermano me hizo a mí a nivel familiar lo terminaron padeciendo todos los argentinos. Pero además su estrategia comprometió la reputación o el nombre de mi padre"
Uno de los reclamos de Mariano a Mauricio son las constantes críticas que el expresidente realizó en contra del padre de ambos, el empresario Franco Macri, a quien, días después de haber fallecido, incluso le achacó actos de corrupción.

Franco se casó en 1958 con Alicia Blanco Villegas, con quien tuvo a sus hijos Mauricio, Sandra, Gianfranco y Mariano. Después de divorciarse, a principios de los años 80, el empresario contrajo matrimonio con Cristina Greffier. Ambos tuvieron solo a una hija, Florencia. En el medio, con una de sus empleadas tuvo a otra hija, Alejandra, quien en 2005 ganó un juicio por paternidad y que el año pasado, al morir el patriarca, reclamó su parte de la herencia.

Los problemas familiares
"Lo que mi hermano me hizo a mí a nivel familiar lo terminaron padeciendo todos los argentinos. Pero además su estrategia comprometió la reputación o el nombre de mi padre, a quien yo acompañé tantos años y de quien tengo una impresión bien distinta", dice Mariano sobre Mauricio, aunque reconoce que su papá "por haber tenido que navegar en aguas turbias, debió forzar las reglas".

Sin embargo, asegura, nunca lo vio flaquear en una miseria humana, en un acto de egoísmo, de omnipotencia o de arrogancia. "Mi hermano es todo lo contrario", concluye.

La madre de ambos, Alicia Blanco Villegas, procedente de una acaudalada familia, también aparece en el libro. El autor recuerda que Jaime Durán Barba, uno de los principales asesores de Macri, le sugirió usarla en la campaña para desviar las miradas sobre el padre, quien siempre tuvo una mala imagen en el país por la forma irregular en que se le otorgaron los contratos de obra pública.

Pero la estrategia no funcionó. Según el testimonio de Mariano, en un breve almuerzo con Blanco Villegas, la mujer confirmó sus posiciones ultraconservadoras, elogió al fallecido dictador Jorge Rafael Videla, criticó a los pobres y a los homosexuales.

"Mamá ha sido muy maltratadora de mi hermana, le decía que no quería llevarla a ningún lado porque le daba vergüenza que fuera gorda", completa Mariano, en un testimonio sobre Sandra, su hermana mayor, quien murió de cáncer en 2014.

"Nuestra familia se caracteriza claramente, por una falta total de comunicación. Yo fui por mucho tiempo el factor de unión. En 1995, mamá nos invita todos a pasar las fiestas. Fuimos Sandra con sus hijos, Gianfranco con sus hijos y su mujer y yo con mis dos hijos mayores y Marie France, mi mujer de entonces. Pero Mauricio dijo: 'con esta familia de mierda yo no voy a ningún lado'", añade.

"Nunca tuvo la capacidad de amar"
El expresidente siempre ha asegurado que su padre obstaculizó su carrera empresarial y política, lo que es desmentido por su hermano en el libro. Por el contrario, Mariano explica que Franco apoyó al máximo a Mauricio, a quien describe solamente con adjetivos negativos.

"Veía a Mauricio como el promotor del bullying (...) en vez de ser afectuoso, era siempre provocador, hiriente. Haciendo un repaso por mi vida pensé: pero si este tipo en la puta vida fue cariñoso conmigo. Solo cuando empezó en la política se puso a ensayar (...) en el racconto que hice, mientras pensaba cómo era posible que fuese tan frío, tan hijo de puta, me fui dando cuenta de que en realidad él no era un tipo de sentimientos (...) nunca tuvo la capacidad de amar. En muchos aspectos era realmente un sicópata", afirma.

"Mauricio ha hecho muchos negocios en forma oculta, sin aparecer abiertamente en el directorio, en la posición de accionista (...) como presidente, siguió haciendo negocios y dejó huellas por todos lados"
Más allá de las definiciones personales, el libro puede desencadenar problemas judiciales para el exmandatario, ya que su hermano lo acusa de turbios manejos en las empresas familiares, de tener testaferros, ocultar bienes y seguir multiplicando su fortuna con negocios privados, mientras desempeñaba funciones públicas.

"Mauricio ha hecho muchos negocios en forma oculta, sin aparecer abiertamente en el directorio, en la posición de accionista (...) como presidente, siguió haciendo negocios y dejó huellas por todos lados", denuncia.

Un anhelo...
En uno de los capítulos más severos, Mariano no oculta su deseo de que su famoso y poderoso hermano termine en la cárcel.

"Me imagino que, para una persona que se maneja con ese nivel de impunidad y de creerse dueño de la verdad, la única oportunidad de reflexionar y hacer un repaso por su vida sería estando privada de su libertad. O sufriendo un golpe fuerte en la vida", dice.

Solo así, considera, el expresidente tendría razones para recapacitar, barajar y dar de nuevo, analizar si estuvo bien o mal lo que hizo.

"Más allá de que la vida es una suma de subjetividades, hay una línea divisoria que es inconfundible. O hacés las cosas con honestidad y respetando, o las haces de un modo en que el interés general y el interés propio empiezan a mezclarse y confundirse, sin honestidad intelectual y sin cumplir la ley. Mauricio no está siendo honesto con respeto a lo que propone ni a la responsabilidad que le toca", acusa.

De hecho, Mariano asegura que, si pudiera hacer algo por su hermano, sería sacarlo "de esa locura en la que se ha metido" y tratar de revertir el daño que hizo.

"Lamentablemente siempre es tarde. Cuando esos tipos pasan por la máxima expresión de poder y de responsabilidad y tienen la oportunidad de hacer un bien, sacan lo peor de sí mismos y terminan haciéndole un mal a todos. Lo más probable es que necesite un poco de encierro en la cárcel para darse cuenta", concluye.

nacionales

Boletín de noticias

Te puede interesar

Powered by DaysPedia.com
Hora Actual en Buenos Aires
075124pm
lun, 12 de octubre