Espionaje ilegal: Las siete pruebas que pueden meter preso a Mauricio Macri

Policiales 23 de agosto de 2020 Por Red Online
La causa que avanza en los tribunales de Lomas de Zamora involucra de lleno al expresidente. Por las tareas de inteligencia ilegal fueron citados a indagatoria desde su secretario privado a su íntimo amigo, el titular de la AFI, Gustavo Arribas.
image (1)

0037717698-1-1000x600

Hay una serie de pruebas en la causa por espionaje ilegal de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que involucran directo al ex presidente Mauricio Macri. En el expediente aparecen mensajes entre los espías que hacen referencia a órdenes del “Uno”, a quien los propios agentes identifican como el entonces jefe de Estado. Se relatan operaciones de inteligencia de neto corte político, algunas incluso que son abortadas cuando los “objetivos” terminan acercándose al referente del PRO. No parece casual que el apellido Macri figure 47 veces en el dictamen de los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide en el que pidieron que se indague al secretario privado del exmandatario, Darío Nieto, y a los exjefes de la agencia, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. 

Si bien Macri pudo haber sentido cierto alivio durante su paseo por Europa cuando se anotició de que la Cámara Federal porteña ordenó que la causa por el espionaje a CFK pase de Lomas de Zamora a Comodoro Py –de materializarse, los investigadores serían María Eugenia Capuchetti y Carlos Stornelli-, lo cierto es que eso aún está lejos de concretarse. Hasta que la cuestión de competencia no termine de resolverse, las dos causas por espionaje ilegal que involucran a la AFI macrista seguirán avanzando en los tribunales de Lomas de Zamora. Se trata de dos expedientes, que están anexados: uno es el que tiene por víctima a Cristina y otro, mucho más grande, tiene por víctimas a dirigentes políticos, sindicales, eclesiásticos y hasta empresarios.

El dictamen de los fiscales que compromete a Macri es del segundo expediente, el más grande. Allí surgen diversos elementos que complican al exmandatario.

1-Los pedidos del “Uno”

* “Le interesa al 1”. El 28 de noviembre de 2017 el espía Leandro Araque se encontró con Susana Martinengo en la Casa Rosada. Martinengo estaba a cargo de la oficina de Documentación Presidencial y está imputada en la causa. Según la reconstrucción de los fiscales, a partir de esa reunión el espía le remitió a Martinengo un archivo denominado “Mapuches y petroleras 27-11-17.docx”. Menos de dos horas después, Martinengo le expresó por audio: “Lea, volveme a pasar el informe, que le interesa al 1, y lo borré. Dale. Pasamelo que lo está esperando”. Inmediatamente Araque se lo reenvió. Se trata de un informe de cinco páginas titulado “Vínculos entre comunidades mapuches e YPF para desvío de fondos del estado”.

* “Es pedido del 1”. En el legajo del espionaje a Martin Doctrina Irurzun, presidente de la Cámara Federal porteña, Ruiz le pide a su tropa que investigue al hombre fuerte de Comodoro Py: “Dividanse q es pedido del 1”, aseguró el jefe operativo de los Super Mario Bros. Para los fiscales no hay duda: la frase de Ruiz hace “referencia a Mauricio Macri”.   

El exagente de la AFI, Emiliano Matta, aseguró que “cuando Alan Ruiz decía es un pedido del uno, me acuerdo patente fue frente al Hospital Fernández, se juntan con un hombre que era Secretario del Presidente de la Nación, se juntan con Rodríguez Pepín”, dijo en referencia a Fabián Rodríguez Simón, asesor presidencial en material judicial. “El uno era el Presidente de la Nación”, resaltó el espía por si quedaba alguna duda.

A su vez, el espía y amigo de Arribas, Martin Terra, también “refirió que cuando se hace referencia al ‘uno’, se está hablando del expresidente de la Nación Mauricio Macri”.

* “Es pedido del hombre”. El nombre de Macri sobrevuela otros casos de espiados como el de su cuñado, Salvatore Pica, pareja de su hermana Florencia. Ruiz envió un mensaje a la banda donde resalta la importancia del operativo (ilegal): “Escúcheme fíjense de darle prioridad a esto que te pase a ver si tenemos que tirar información rápida, porque es el eeee viste es pedido del hombre viste… así que… denle prioridad a eso eeee…  cualquier cosa habla con la gente ahí viste le metemos un recargo algo viste pero dediquémonos a full a esto ahora.”


En su descargo en sede judicial, el espía Emiliano Matta relató: “No era un empresario con problemas de lavado de dinero (como les habían dicho) sino que era el cuñado del expresidente de la Nación Mauricio Macri. Ruiz vino al departamento de la calle Pilar y delante de Sáez nos dijo que había que trabajarlo el tema y entregar lo que pedían, ya que lo había solicitado Di Pasquale de lavado de activos, porque lo pide Silvia y que no se discutía”.

Fernando Di Pasquale era Director de Análisis y fue uno de los altos jerarcas de la AFI que “visitó” al juez Luis Carzoglio, quien denunció que lo apretaron para detener a los Moyano. "Silvia" es Silvia Majdalani, la subdirectora de la agencia.

Otra coincidencia que cruza los intereses del entonces presidente con el de los objetivos de los agentes de la exSIDE surge en el caso del periodista de La Nación, Hugo Alconada Mon, a quien espiaron en 2018. “Justamente para ese tiempo (Alconada Mon) se dedicaba a realizar investigaciones periodísticas que podían dar cuenta de la participación en actos de corrupción llevados adelante por el Presidente de la Nación Mauricio Macri (caso 'aportantes truchos') y por Gustavo Arribas (Caso Odebrecht)”, resaltaron los fiscales.

2-Martinengo, los espías y “el presi”

Susana Martinengo se reunía con los espías de la AFI, que le pasaban información “para favorecer sus aspiraciones personales” y “transmitirla a su Superior, Darío Nieto”, remarcaron los fiscales en su dictamen.


Un mensaje de Martinengo revela cómo -se presume- era el circuito de la información que se nutría de las tareas de inteligencia ilegal.

La mujer con despacho en la Casa Rosada no pudo ser parte de una reunión entre el funcionario bonaerense Alex Campbell y los espías Leandro Araque y el Turco Sáez. Entonces le envió un mensaje a la secretaria de Campbell, Rita, que luego reenvió a Araque. “Allí manifiesta expresamente ‘estos chicos son de mucha confianza mía y si se los pongo a alguien en la mesa es porque sé que los va a ayudar, viste? Ellos me están ayudando muchísimo en Nación con muchos temas con el Presi”, dijo tal como se desprende de una conversación fechada el 29 de noviembre de 2017.

No fue la única referencia al “presi” en un diálogo entre los espías y Martinengo.

El 13 de mayo de 2018 el agente Jorge Sáez le reenvió al espía Leandro Araque una serie de mensajes que hacían referencia a “aviones privados (que) aterrizaron todo el dia de hoy en Calafate” y una secuencia absolutamente falsa que incluía “una reunión secreta en casa de la Porota”, un “estallido social para el dia martes pidiendo la renuncia de macri y su gabinete” y que “en el  Senado eligirian (sic) a Cristina Fernández como presidente provisional de la Cámara alta y desde ahí saltaría a la Presidencia cuando el gabinete quede acéfalo”. En otro mensaje se lee: “Hola Susana esto me llego de la gente de la GNA”, en referencia a la Gendarmería. “No lo chequie pero el que lo Manda es un elemento muy creíble”, “y buena gente”, “avísame si tenes novedades de algo antes de pasarlo”, “al presi”, dice tal como se desprende del dictamen fiscal. 


3-El mensaje de Nieto a Mauricio y la necesidad de un relato

En uno de los celulares de Nieto, secretario privado de Macri, se encontraron varias anotaciones en el bloc de notas que fueron recuperadas porque habían sido borradas. 

El 19 de junio pasado Nieto escribió el siguiente texto que hacía referencia a la falta de un relato para contrarrestar las acusaciones en el caso del espionaje ilegal: “Mauricio, me llamó Cristian –seguramente porque la Turca (por Silvia Majdalani) lo llamó-. Hizo hincapié en que falta un relato, que estos tipos habían estado en la Metropolitana, nosotros los llevamos a la AFI y nadie se hace cargo ni hay explicación para eso, que alguien tiene que tomar el tema Alan Ruiz (no sabe si es de la Turca, de Patricia o de quién) para que desmienta todo, la aparición de Martinengo (sobre esto le pasé algo de info). Pero que lo que falta es un relato y una historia coherente de todo, que no basta con que la Turca diga que es todo mentira y no se haga cargo”. El diálogo es con el jefe de la bancada de diputados del PRO, Cristian Ritondo, quien integra la Comisión Bicameral de Inteligencia. “Me dijo que en la Comisión hace todas las preguntas que le pasan. También me dijo que él tiene que ser moderado para negociar con los K en la Bicameral y que le sigan pasando info, pero que sí está saliendo en medios”, añadió Nieto. Ritondo confirmó que mantuvo un diálogo con Nieto en la sintonía que denota el escrito.

4-Interna en sindicato de Comercio: operación para favorecer al candidato de Macri 

Una de las maniobras de la banda de espías contra el actual vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, fue por “la obtención de información sobre cuestiones vinculadas a las elecciones del Sindicato de Empleados de Comercio, a partir de órdenes transmitidas por Alan Ruiz y ejecutadas por Leandro Araque”, indicaron los fiscales. “Este caso se vincula con Diego Santilli en tanto éste habría apoyado al candidato que la AFI debía perjudicar. Esta maniobra se produjo en el mes de julio de 2018”, añadieron Incardona y Eyherabide.


Los fiscales remarcaron en su dictamen que una serie de conversaciones entre los espías “resultan demostrativas del desarrollo de una operación de inteligencia vinculada a las elecciones a desarrollarse en el seno del Sindicato de Empleados de Comercio. El objetivo de esa operación era dilucidar posibles vínculos con barras bravas de los dos contendientes, Muerza y Cavalieri, con el alegado fin último de beneficiar a Cavalieri. Diego Santilli, habría demostrado apoyo por Muerza, a contramano de los deseos de Mauricio Macri”.

Dos audios que el espía Araque le envía a un informante son “sumamente explícitos respecto a la finalidad última de esta obtención de información: ‘Acá el tema es bancar a Cavalieri, así que hay que orientar para ese lado… Le buscamos la vuelta para entrarle a este Muerza, esa es nuestra tarea’”. Es decir, la AFI de Macri buscó entrometerse en una interna sindical en la que aparece hasta el barra de Boca, Rafa Di Zeo. El objetivo: favorecer al candidato de Macri. En ese contexto, -y entre otras razones- se investigó a Santilli, quien según los agentes tenía intereses contrarios a los del entonces presidente.

5- Espionaje a Monzó se cancela por su acercamiento a Macri

El entonces presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, fue víctima de espionajes ilegales en mayo de 2018.

Tanto Monzó como el entonces diputado Nicolás Massot “fueron objeto de un informe elaborado al interior de la AFI, en el que se volcaron informaciones personales de ambos y sus posibles vinculaciones políticas con dirigentes de la oposición”.  Lo curioso es cuándo decidió abortarse la operación en torno a Monzó.


El 14 de mayo de 2018 el Truco Sáez ordenó: “No se acerquen más a Llave … Terminó el seguimiento … De Llave”. “Llave” era el apodo de Monzó.

“El motivo aparente de esa decisión surge de las conversaciones de otro grupo (“LS3”) en el que Sáez envía un audio manifestando que ‘Ahí nos avisaron que Llave tiene toda una ¿? de custodia que los hacen ir a comprar cosas y te desculan que lo están siguiendo, así que listo, Llave por ahora no hay que hacerle ningún seguimiento más”, indicaron los fiscales. 

Pero “a pesar de ese motivo aparente, poco después Araque comparte el enlace a una noticia de Clarín de ese mismo día (titulada ‘Macri vuelve a sumar a Monzó y Frigerio en la mesa de decisiones’) y opina Sáez al respecto: '[Por] eso dicen que no lo sigan … Son unos trapos'", se desprende del dictamen.
La finalidad política del espionaje en pos de beneficiar a Macri parece evidente.

“En conclusión, de lo reseñado se desprende con claridad que Silvia Majdalani les ordenó a Diego Dalmau Pereyra y a Alan Ruiz que reúnan información sobre Emilio Monzó, con la finalidad de indagar sobre sus inclinaciones políticas y frente a la posibilidad de que el nombrado se aleje de las filas del partido gobernante en aquél momento”, señalan Incardona y Eyherabide.


“La noticia de que el diputado Monzó Macri fue incorporado por el entonces Presidente de la Nación a ‘la mesa de toma de decisiones’ fue la razón, dedujeron los imputados, por la cual se ordenó el cese de los seguimientos a su respecto. Esta circunstancia no hace más que demostrar la clara motivación política de estas tareas de espionaje, ordenadas por las máximas autoridades de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani”, concluyeron los fiscales. 

La pregunta que surge de esto es: ¿Por qué Arribas y Majdalani decidieron investigarlos? ¿Quién dio la orden?

6-Una organización vertical que articulaba con el Poder Ejecutivo nacional

Incardona y Eyherabide remarcaron que “un examen global de las maniobras ilícitas desarrolladas permite concluir que la estructura delictiva era fundamentalmente vertical y se valía de roles supeditados a distintas jerarquías”. El interrogante es cuál es el punto más alto de la cadena.

Desde el inicio, el dictamen de los fiscales hacen foco en el rol del Poder Ejecutivo nacional que estuvo a cargo de Macri en el momento en que sucedieron los hechos: “Consideramos que los nombrados conformaron una organización criminal construida desde el propio aparato del Estado Central, en especial desde el Poder Ejecutivo Nacional y una de sus dependencias directas, la Agencia Federal de Inteligencia”. Es difícil pensar que la AFI, que estuvo a cargo de un íntimo amigo del expresidente, actuó por la libre.

“Si bien dentro de la estructura de la AFI la dirección de esta empresa ilegal provenía principalmente de Gustavo Arribas y de Silvia Majdalani, también se encuentra probado que los agentes tenían una línea de vinculación con otros funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional, específicamente funcionarios  dependientes de Presidencia de la Nación, con los que compartían parte del flujo de información producto de estos espionajes”. La referencia es a Nieto y Martinengo. El jefe directo de Martinengo era Nieto. Y el de Nieto sigue siendo Macri.

7- 47 veces Macri

En este contexto no parece azaroso que el apellido Macri aparezca en el dictamen de los fiscales 47 veces. Esto se debe a que hay referencias al expresidente y a su hermana Florencia, que fue una de las víctimas de la banda. ¿Por qué la AFI investigaría por sí sola a la hermana de un presidente? La cantidad de veces que se repite el apellido en el último dictamen de los fiscales se trata de un indicio de lo comprometido que está Mauricio Macri en todo este entramado del espionaje ilegal. 

Fuente: El Destape

 

Te puede interesar