Se dispararon los contagios en Rosario y Perotti evalúa volver a la cuarentena

Provinciales 21 de agosto de 2020 Por Red Online
Sumó 128 casos este jueves, sobre casi 300 que alcanzó la provincia. El gobernador evalúan retroceder de fase preocupado por la ocupación de camas.
image (1)

5f3f1f5ca28d2_938_519!

En una jornada llena de especulaciones acerca de una inminente decisión del gobernador Omar Perotti que determine un retroceso en la circulación, Rosario registró 128 casos en un solo día, récord desde el inicio de la pandemia, y junto a la ciudad de Santa Fe sumaron la mitad de los 289 que tuvo la provincia.

Por eso, los intendentes Emilio Jatón (Santa Fe) y Pablo Javkin (Rosario) mantuvieron un constante diálogo con las autoridades sanitarias de las provincias para definir las próximas medidas en las dos ciudades más grandes de la Provincia.

La ciudad de Santa Fe sumó este jueves 17 casos y llegó a los 176 acumulados, mientras que Rosario ya suma 1.794 contagios desde el inicio de la pandemia. El dato inquietante más allá de los números diarios es el aumento exponencial de contagios en una sola semana con 1.452 nuevos infectados, que llevaron a la provincia a superar los 4 mil casos.

El contagio de quince clientes en el coqueto restaurant del club Plaza Jewell's en Rosario, encendió las alarmas y las autoridades no descartan ordenar el cierre de la gastronomía.

Además, en las últimas horas se anunciaron 5 víctimas fatales con lo cual asciende a 41 el número de fallecidos por coronavirus en territorio provincial. Otros focos de contagios son las localidades de Casilda y Venado Tuerto, en el sur de Santa Fe.

Si bien aún no se definieron medidas de restricción de circulación, el contagio de 15 comensales en el coqueto restaurant del club Plaza Jewell's en Rosario, encendió las alarmas y podría incidir en la decisión de volver a prohibir la apertura de bares y comedores que reabrieron desde junio.

 El gobernador Omar Perotti junto a la ministra de Salud, Sonia Martorano, en un encuentro virtual con epidemiólogos.
Pero la mayor preocupación del gobierno de Perotti es la presión creciente sobre el sistema de salud. Las cifras son elocuentes: los pacientes internados se duplicaron en los últimos siete días (176 es el número actual), casi 50 de ellos están alojados en áreas de cuidados intensivos y poco más de 20 cuentan con asistencia respiratoria.


Si bien el número es aún bajo frente a la cantidad de respiradores disponibles en la provincia, (un total de 659 de los cuales, 253 están en el sector público), "la tendencia creciente amenaza con una multiplicación radical e inédita de ocupación de camas", confesó a LPO un epidemiólogo de renombre en estricto off the récord.

Según los datos oficiales, poco más de la mitad las camas de complejidad se encuentra ocupadas, sobre un total de 954 camas críticas, de las cuales apenas 271 pertenecen al sistema público.

Es la capacidad del sistema sanitario para hacer frente a los pacientes más críticos de la pandemia lo que preocupa a los intendentes Javkin y Jatón, que gobiernan los distritos de mayor densidad poblacional de la provincia.

"Nadie quiere llegar a la restricción, pero entendemos que la fase cuatro no ha sido respetada por la mayoría. Hubo excesos desde la tercera semana de Julio y no podemos correr el riesgo de colapsar la salud pública", se lamentó un funcionario ante LPO.


"Todavía debemos analizar qué ocurrió luego de la marcha del pasado día 17, donde se conglomeraron centenares de ciudadanos para quejarse por la cuarentena", agregó el funcionario consultado. Este miércoles el intendente de la ciudad santafesina de Avellaneda, Dionisio Scarpin, quien se sumó a las protestas y charló con los manifestantes con el barbijo bajo y tomando mate, anunció que dio positivo de coronavirus.

Como sea, por ahora la Casa Gris no quiso confirmar un retroceso de fase. Santa Fe dispuso semanas atrás la reapertura de casi todas las actividades y los resultados sanitarios Hoy la provincia está en fase cuatro con casi el 75% de la población circulando. Si retrocediera a la fase tres, ese porcentaje caería al 50%.

En los últimos días tras verificar que se acumulaban las infracciones por cientos -sobre todo con las reuniones y fiestas clandestinas-,  Perotti ya había alertado sobre la posibilidad de un retroceso de fase.

Si se confirma el regreso a la fase tres, se suspenderían las actividades religiosas, artísticas, deportivas y de recreación e incluso podría alcanzar al comercio y la gastronomía.

Fuente: LPO

Te puede interesar