Cafiero se cruzó con Cambiemos en Diputados: "Alberto no recibirá a policías que disparen por la espalda"

Política 31 de julio de 2020 Por Red Online
El jefe de Gabinete prometió no encubrir por la desaparición de Castro. Acusó a la oposición de "odiadores" y dejó chicanas para Macri y Laura Alonso. La pelea por Venezuela.
image (1)

5f2391e524b08_940_529!

Santiago Cafiero brindó su primer informe de gestión ante la Cámara de Diputados y no ahorró choques con Cambiemos: los acusó de promover "un discurso del odio" y reprochó medidas de Mauricio Macri como haber recibido al policía Luis Chocobar después que haya matado a delincuentes, hace dos años. 

La alusión al policía bonaerense llegó en respuesta a un reproche de la radical Karina Banfi por los tres meses de la desaparición del joven bonaerense Facundo Castro. "Estamos todos buscándolo y queremos que se haga justicia. No vamos a avalar ni a encubrir a ningún policía que haya estado involucrado en su desaparición". 

"Nosotros practicamos los derechos humanos. El presidente no va a recibir a ningún policía que haya disparado por la espalda", se diferenció. Fue una de las frases en las que se ganó los aplausos de los pocos diputados oficialistas presentes. 

El recinto remoto tuvo 30 bancas ocupadas, 10 o 15 menos que el promedio de las otras sesiones, cuando se registraron contagios de Covid 19. Hubo históricos que no fueron como Mario Negri, el jefe de Cambiemos, que cerró la sesión desde su casa de Córdoba. El siempre polémico Fernando Iglesias, que se opuso a la continuidad de sesiones remotas, fue pero no habló. Se sentó en la primera filas, sacó fotos y tuiteó en vivo.  

Cafiero arribó a las 15.30 al despacho de Sergio Massa, donde también fue recibido por Máximo Kirchner, quien le cedió el discurso de cierre a Leonardo Grosso. "La provincia de Buenos Aires tiene más camas ocupadas que las que dejó María Eugenia Vidal", fue su frase más fuerte. También se burló del viaje de Macri a París, para hacer cuarentena. 


Hubo pocas preguntas de Cambiemos sobre el combate al coronavirus, pese a que fue el día con más infectados. Recién al final de la sesión la viceministra de Salud Carla Vizotti, una de las que lo acompañó, le avisó de los 6300 contagios y los más de 150 fallecidos. 


No nos arroguemos nosotros la facultad de definir el destino de Venezuela. No nos corresponde. Argentina no va a promover ningún golpe de Estado. Y no va reconocer a gobiernos auto asignados

En su discurso de introducción, el jefe de Gabinete había reseñado las ayudas sociales como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que cobraron 9 millones de personas; y los aportes salariales a las empresas (ATP), que llegó a 2.8 millones. 


Destacó también la infraestructura que se sumó en abril, el primer mes de cuarentena, cuando se construyeron 12 hospitales modulares de emergencia y se compraron "respiradores, ecógrafos multipropósito de alta complejidad y camas para internación". Pero nada hizo picar más a Cambiemos que su planteo en contra del odio, que sin nombrarlo se los adjudicó. 

"El discurso del odio debilita nuestra democracia. Incitar al golpismo contra un gobierno catalogándolo como dictadura, cuando fue democráticamente electo por el pueblo, contamina a una sociedad que está asustada, que todos los días pone el hombro para salir adelante", los cuestionó, sin levantar a la voz, como es su estilo.

 
La tanda de preguntas de Cambiemos tuvo frases duras como la de Omar de Marchi, el mendocino del PRO, que le preguntó si "estaba nervioso", le reprochó no haber enviado el presupuesto y le pidió precisar inflación y caída de la economía. 

Su par Jorge Enriquez se burló de la oratoria del jefe de Gabinete; y hubo reproches por falta de un plan para el turismo y al supuesto favoritismo a Buenos Aires en el reparto de fondos. Y Waldo Wolff leyó frases contradictorias del presidente en los últimos años.


En sus 20 minutos de respuestas, sentado frente a las pantallas, Cafiero no evitó la grieta y respondió a las ironías, como cuando le recomendó a De Marchi leer el proyecto de ampliación presupuestaria para enterarse de los indicadores que había preguntado (13,6% de inflación anual; 7,7% de PIB). 

Le dijo al radical Alfredo Cornejo que Mendoza recibió más fondos este año que en 2019 (1.7% y 18339 per cápita). "Los recursos se reparte por coparticipación. El gobierno que se fue no puede decir lo mismo". Y se molestó por las críticas al proyecto de reforma judicial aún cuando recién había entrado al Senado. "Mucho se oponen y no lo leyeron: apunta a crear juzgados, a acercar a la justicia y hacerla accesible a los cuidadnos y ciudadanas. Busca crear 94 nuevos juzgado federales".

Otro capítulo de la grieta fue la Oficina Anticorrupción, la OA, donde defendió que su actual titular Félix Croux se haya retirado de querellante en las causas contra Cristina Kirchner. "El organismo nunca debió ser querellante. Ya lo había hecho el Ministerio Público y esto generaba una instancia de sobre representación. Sin embargo, la gestión anterior desistió de 44 querellas". 

 
"La OA debiera cumplir un rol preventivo que no se cumplió en la gestión anterior. La dotamos de mayor autonomía y no cambiamos ningún reglamento para nombrar a alguien. Ni pusimos a alguien porque estaba enamorado del presidente", ironizó en alusión a Laura Alonso, que no es abogada y alguna vez confesó su amor platónico por Macri. 


Llegó con una respuesta preparada sobre el beneficio que tendrá Cristóbal López al ingresar en la moratoria. "Traje a medida es cuando este Congreso votó una ley para blanqueo de capitales con el compromiso de que no sea usada para los familiares de funcionarios y el mismo presidente lo modificó con un decreto. Falló la institucionalizad". 

Y otra para Venezuela, un tema que trajo el macrista Ezequiel Fernández Langan, con una lectura minuciosa de los últimos informes de la ONU, que daban cuenta de legisladores opositores privados de su libertad. Le preguntó, además, si no iban a reconocer a Juan Guaidó como jefe de Estado de ese país.   

"El camino apropiado para salir lo tienen los venezolanos. No necesitan que desde Argentina le digamos qué hacer. No seamos pedantes. No necesitan que desde acá le digamos cómo tienen que elegir autoridades. Está en marcha proceso electoral si hay una crisis en Venezuela nadie esta ajeno a eso". 

"No nos arroguemos nosotros la facultad de definir el destino de Venezuela. No nos corresponde. Argentina no va a promover ningún golpe de Estado. Y no va reconocer a gobiernos auto asignados. Promovemos los derechos humanos en los países que están en riesgo. El resto suena a segmentar la historia como conviene. No queremos eso". 

Cafiero negó que hayan bajado las jubilaciones al cambiar la fórmula de movilidad: aseguró que se invirtió más dinero con los ajustes por decreto, pero no detalló las escalas. Y se molestó cuando el salteño Andrés Zottos le reprochó las IFEs que se repartieron intendentes y concejales de algunos distritos. "Hubo 50 casos casos sobre 9 millones", los minimizó.

"Estamos hablando como si la pandemia haya terminado. Hablan de postpandemia, y tal vez debamos convivir muchos años con el virus", se molestó Eduardo Bucca, del interbloque federal, que pidió reglamentar la ley para proteger a los trabajadores de salud, sancionada hace dos meses. 

A diferencia de lo que eran las visitas de Peña, el jefe de Gabinete cerró la sesión, después de Negri y Grosso. "Fundieron una fábrica de alfajores en Mar del Plata y una de fernet en Córdoba. De eso venimos y nos encontramos con la pandemia", cerró Cafiero. 

Fuente: LPO

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar

Powered by DaysPedia.com
Hora Actual en Buenos Aires
075124pm
lun, 12 de octubre