A lo Macri: funcionario PRO se niega a peritar su teléfono y compromete a Conte Grand

Policiales 25 de julio de 2020 Por Red Online
Se trata de Juan Manuel Martínez Garmendia, hijo de una jueza y ex funcionario del PRO. La justicia mandó a peritar su celular, pero se niega y dice que su causa fue “armada”, ¿por Conte Grand?
image (1)

20191017164751_img-7526

La defensa del hijo de una jueza de garantías de La Plata, acusado de cobrar coimas a un detenido para que acceda a beneficios en la morigeración de la pena para luego ejercer influencia en su madre, se negó a aportar el código de acceso de su celular secuestrado por la Justicia bajo la sospecha que contiene un video comprometedor.

El acusado es Juan Martínez Garmendia, hijo de la magistrada Marcela Garmendia, el que de acuerdo a Javier Ronco, detenido por una causa de asociación ilícita, le pidió una importante suma de dinero para que sea beneficiado con salidas laborales.

De hecho, Ronco se encontraba con prisión domiciliaria imputado por un doble crimen ocurrido en el año 2008 en el camino Negro en Ensenada, y en un trámite exprés fue beneficiado con salidas laborales por disposición de la jueza Garmendia.

Ronco denunció que para lograr esa autorización tuvo que pagar dinero al hijo de la jueza y a una operadora judicial Luciana Polito, y que en ambos casos grabó la entrega de la plata.

La salida laboral del imputado se resolvió en una mañana sin que tome vistas la fiscalía, y luego, al trascender que Ronco tenía videos con el pago de las coimas, siempre según al detenido, hubo un allanamiento irregular en su domicilio, ordenado por Garmendia, en el que secuestraron pen drives, computadoras, y dvds, donde se encontraban esas imágenes.

Esa denuncia derivó en una causa penal que se lleva adelante en la UFI N° 5 de La Plata, pero desde esa fiscalía negaron dar información a INFOCIELO.

Si se sabe que el fiscal ordenó secuestrar los celulares de Juan Martínez Garmendia y Luciana Polito, y que el Iphone 8 de él ya se comenzó a periciar en el área de análisis de comunicación del Poder Judicial de La Plata.

Aún no se sabe si va a ser necesario un código para acceder a toda la información de ese teléfono móvil, pero trascendió que si fuera necesario una clave, el acusado no la va a dar. Una actitud similar a la del ex presidente Mauricio Macri en la causa que se lo investiga por espionaje ilegal.

En el argumento esgrimido por la defensa de Martínez Garmendia, al que accedió este portal, se afirma lo siguiente: “Se sabe que el famoso video no existe porque su génesis es imposible y que la compra del fallo de Casación es otra infamia. En definitiva, se sabe que no existe ninguno de los delitos denunciados por Ronco y que esta es una “causa armada” de las denunciadas por el dr. Eduardo de Lázzari”.

La referencia deja mal parado, indirectamente, al procurador Julio Conte Grand. Es que esas declaraciones de De Lázzari, por entonces presidente de la Suprema Corte bonaerense, lo tenían como destinatario ineludible.

En esta causa Ronco vincula a las extorsiones con fines económicos al ex fiscal platense Tomás Morán.

Por lo que pudo reconstruir este portal, hay audios y un video en el que se escucha y ve a Polito cobrar dinero por parte de Ronco. Además, hay varios testigos que en la causa hablan de la existencia de un video que compromete a Juan Martínez Garmendia.

Sin embargo, desde la defensa del hijo de la jueza apelan a la garantía constitucional de la intimidad para no entregar el código del celular para certificar que en ese aparato no se hallan las imágenes que busca la fiscalía.

Como se recordará, desde el 16 de octubre de 2018 la justicia penal platense investiga si una de las titulares de un juzgado de Garantías de la capital provincial ha incurrido en el delito de prevaricato y a su hijo por tráfico de influencia.

La sospechosa es la jueza Marcela Garmendia, titular del Juzgado de Garantías N° 5 de La Plata. La Corte Suprema le inició un sumario administrativo tras una denuncia que indica un grave episodio.

A la magistrada la denunciaron por tomar decisiones judiciales influenciada por su hijo.

La grave irregularidad es investigada en la UFI N° 5, del fiscal Juan Menucci. Se trata de un desprendimiento de la megacausa que se tramita en la UFI N° 2 de Betina Lacky, en la que están detenidos un ex juez, un ex fiscal, ex jefes policiales, ex barrabravas y delincuentes.

Entre los imputados en la megacausa figura Javier Ronco, presunto integrante de la banda que cometía millonarios atracos en La Plata con connivencia judicial y policial.

Ronco declaró ante la fiscal Lacky que el hijo de Garmendia, Juan Manuel, le pidió 500.000 pesos para que su madre lo beneficie con salidas laborales y luego de eso logró esa morigeración, por lo que le pagó lo acordado al hijo de la magistrada.

Lacky le dio intervención a la UFI N° 5 por estar de turno cuando Ronco efectuó la grave denuncia, y más que nada porque el detenido sumó condimentos preocupantes: aseveró que había filmado a Juan Manuel cuando recibía el dinero, y que luego de eso la jueza Garmendia ordenó un allanamiento de su casa y en ese registro el pen drive donde presuntamente se encontraban las imágenes que comprometían al joven fueron borradas y tapadas por temas musicales.

En la actualidad la causa que investiga a Juan Manuel Martínez Garmendia por tráfico de influencias agravadas y presunto prevaricato de la jueza Garmendia, está en manos del juez de Garantías Federico Atencio.

En este punto se debe aclarar que otra de las sospechosas de realizar tráfico de influencias y de cobrar por ello es Luciana Polito.

Justamente la defensa de Polito accionó doblemente contra Menucci. Pidieron la impugnación del fiscal y apelaron el pedido del análisis de las llamadas del celular de Juan Manuel.

En tanto, en cuanto a la jueza Garmendia, la imputación sería más compleja. Es sospechoso que la magistrada le haya otorgado la salida laboral a Ronco horas después del pedido de coima de su hijo, a pesar de que meses atrás se lo había negado, comenta un vocero judicial.

Garmendia investiga a Ronco por un doble crimen ocurrido en el camino negro, el que une las localidades de Villa Elisa y Punta Lara.

¿Habrá resuelto Garmendia la morigeración de la pena de Ronco ante el pedido de su hijo? ¿Sabía ella que su hijo había cobrado medio millón de pesos como asegura el imputado? Esos interrogantes son los que trata de dilucidar la UFI N° 5 con algunas medidas que no trascendieron.

Fuente: Infocielo

Te puede interesar