El PJ empuja la salida de Saín tras el asesinato del "Trinche" Carlovich para robarle la bicicleta

Provinciales 09 de mayo de 2020 Por Red Online
El crimen de la leyenda del fútbol generó una profunda indignación en la ciudadanía y en el oficialismo se suman las voces que piden un cambio de ministro en la cartera de Seguridad.
image (1)

5e16306ae90f4_940_529!

Tomás Felipe "Trinche" Carlovich falleció este viernes en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez luego de haber ingresado con un fuerte golpe en la cabeza que recibió de parte de un ladrón para robarle su bicicleta.

La muerte violenta del ídolo de Central Córdoba conmocionó a la ciudadanía y profundizó las críticas a las políticas de seguridad del gobierno de Perotti. Fuentes del justicialismo le reconocieron a LPO la incomodidad que les genera la persistencia de Saín al frente del Ministerio de Seguridad quien en cada aparición pública vocifera declaraciones poco prudentes e hirientes a la ciudadanía.

La última, en declaraciones radiales afirmó que Santa Fe es un pueblo de chusmas y trató a los jefes policiales de ser "pichis" que le filtraban los audios. Pero el crimen de Trinche terminó de irritar los ánimos en la oposición pero también en el oficialismo.

Desde el bloque de Juntos por el Cambio, afirmaron que "el ciclo del ministro está agotado" y le exigieron a Perotti un cambio urgente en la cartera "no solo por los magros resultados de los primeros 5 meses de gobierno, sino también por las permanentes descalificaciones y burlas espetadas por el ministro Marcelo Sain", sostuvieron en un comunicado.

Según los números del bloque y un estudio reciente que realizó la Unión Cívica Radical, la tasa de homicidios en la provincia aumentó un 45% en los primeros cinco meses del año en comparación con 2019 a pesar de que desde mediados de marzo, con el ingreso de la cuarentena estricta, los asesinatos habían disminuido considerablemente.

En cuanto al peronismo, las últimas horas circuló fuerte el rumor de que Saín podía ser reemplazado por Ángel "Yayo" Baltuzzi aunque el mismo ex ministro de gobierno de Reutemann negó a LPO que haya habido algún ofrecimiento en ese sentido.

Baltuzzi participó de la campaña de Perotti dentro de un grupo de asesoría en temas de seguridad y justicia aunque luego, tras la asunción, los equipos técnicos que acompañaron al gobernador fueron desplazados del armado de gabinete.

Por otro lado, más allá de las declaraciones de Saín, el asesinato del Trinche Carlovich conmocionó a la ciudadanía y marcó un punto de inflexión para las políticas de seguridad. Hasta ahora, la mayoría de los crímenes tenían como factor común la disputa territorial del negocio del narcomenudeo entre bandas y personas que se conocían.

La muerte violenta del Trinche para robarle la bicicleta impactó de lleno en la sensibilidad de la gente que se manifestó en las redes sociales contra el gobierno y algunos medios de comunicación a través del hashtag "lo mataron".

Es que hasta el mismo Saín se despidió en su cuenta como si hubiese fallecido de muerte natural: "tristeza enorme por la partida del Trinche Carlovich", escribió y se ganó el repudio de cientos de twiteros.

El ídolo

Tomás Felipe "Trinche" Carlovich era hijo de yugoeslavos que llegaron a la Argentina y se instalaron en el barrio Tablada al sur de Rosario junto a tantos otros inmigrantes que huían del hambre. Criado en el potrero, quienes lo vieron jugar en la década de los 70 aseguran haber sido testigos del mejor jugador de fútbol que dio la ciudad.

El mismo Diego Maradona reconoció hace poco que el Trinche fue mejor jugador que él. También lo superó en su irreverencia lo que le impidió llegar a las grandes ligas pero alimentó uno de los mitos urbanos más potentes.

Fue ídolo de Central Córdoba que cada vez que jugaba, viajaba gente de todas partes para poder verlo. Hasta el modisto Ante Garmaz visitó los tablones del Charrúa para disfrutar su fútbol, recuerdan en el barrio.

La gran noche del Trinche la tuvo en 1974 cuando un seleccionado rosarino compuesto por cinco jugadores de Central, otros tanto de Ñuls y Carlovich le dieron un baile a la selección nacional a días de viajar al mundial de Alemania Occidental. "El Trinche no perdió una pelota", afirmaban las crónicas del partido del cual no hay registros fílmicos; como para alimentar aún más la leyenda.

Hasta este miércoles, se lo podía ver pedaleando por la zona sur con sus 74 años y a pesar de la cuarentena. El jugador lírico, de fútbol romántico y de zurda mágica, como lo definieron Juan Carlos Montes, Menotti y Valdano, murió de un palazo en la cabeza y sin su bicicleta.

Te puede interesar