La otra epidemia: Argentina llega a un pico de dengue con 14 mil infectados

Nacionales 18 de abril de 2020 Por Red Online
Con los casos sospechosos suman casi 40 mil en el período 2019-2020. Jujuy declaró la emergencia sanitaria.
image (1)

5e9a304957af1_940_529!

Mientras que el Coronavirus aún no llegó a los 2500 casos en la Argentina, el dengue ya tiene 14 mil infectados confirmados y otros 26  mil sospechosos. Algo menos de la cuarta parte (3173) del total son residentes en la ciudad de Buenos Aires. No existe una vacuna para el mosquito que transmite la enfermedad y este viernes Jujuy, con 1096 infectados, declaró la emergencia sanitaria.

La epidemia afecta a las regiones del Noreste con 9014 casos -entre positivos y sospechosos-, Noroeste con 10165, a la región centro con más de 20 mil y en menor medida a la de Cuyo. Hay 10 fallecidos en todo el país y otras 15 muertes en proceso de investigación. Según explicó un especialista a LPO, los picos de la epidemia ocurren cada cuatro años.

Si bien aún no se publicaron en el Boletín Epidemiológico, Misiones contó 7875 casos desde septiembre de 2019 y tres muertos. La situación geográfica es uno de los motivos que complican a la provincia: tiene 30 pasos fronterizos con Brasil y Paraguay, países endémicos que registran 1 millón y 500 mi casos anuales de dengue. Por las proyecciones creen que este año en Misiones terminarán con cerca de 8 mil casos.

En Misiones están por aplicar una experiencia de controlo biológico de la enfermedad, introduciendo mosquitos estériles para cortar la cadena de reproducción. El trabajo se realizó en Mendoza.

"La manera de medir la epidemia es ir a la sala de espera de un hospital. Sí están desbordadas es que existe un problema grave. Pero este año la capacidad de los hospitales está al 30%", comentaron desde la provincia, donde recuerdan que en 2016, el dengue pegó mucho más fuerte que este año. Por suerte, con la caída de la temperatura de estos días comenzaron a bajar los casos.


En Misiones están desarrollando un proyecto para el control biológico de la enfermedad. Es similar al que utilizan en provincias como Mendoza para controlar a las plagas de los frutales: esterilizan mosquitos que se reproducen y por eso la hembra no tiene cría. 

El regreso del dengue

La enfermedad fue erradicada de la Argentina en 1963, pero volvió a introducirse en la década del '80. Salta registró un brote en 1998 y una epidemia en Paraguay en el año 2000 produjo contagios en las provincias del noreste. En 2004 con Ginés González García, comenzaron campañas contra el dengue y el entonces ministro de Néstor Kirchner vaticinó que el mosquito iba a quedarse por "unos cuantos años más". Su pronóstico, en este caso, no pudo ser más certero.

"Fracasamos", aseguró el ministro días atrás en el Congreso respecto al combate contra el dengue y los números le dan la razón. Los casos sospechosos superan, desde septiembre del año pasado, los 26 mil en todo el país y por el momento pareciera que solamente una caída brusca de la temperatura puede terminar con la enfermedad. Lo que es malo para frenar la epidemia de Coronavirus puede ser bueno para frenar al dengue.


Durante esa exposición en la Comisión de Salud del Senado, Ginés encendió las señales de alarma y explicó que el descacharreo no funcionó y que hay que pensar en nuevas estrategias como la creación de una vacuna o la esterilización de los mosquitos. 

Dijo que existía una "terrible epidemia" con foco en la Ciudad y en otras zonas del país. De hecho antes de que explotara el Coronavirus, se había reunido con el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, para realizar una planificación para combatir el dengue en una de las provincias que registra más de 2000 casos.

Para medir la cantidad de casos los períodos se cuentan entre septiembres. En 2017-2018 y 2018-2019 se registraron menos de 5 mil casos en todo el país. Por eso los casi 40 mil infectados -si se cuentan los casos sospechosos- entre 2019-2020 son una cifra alarmante, que de todas formas está por debajo de los más de 76 mil casos registrados en 2015-2016. En las próximas ediciones del Boletín Epidemiológico se incluirán los casos sospechosos que hasta el momento no están clasificados. 

Uno de los principales inconvenientes con el dengue es que si una persona que estuvo infectada recibe una segunda picadura de un mosquito que transmita una cepa diferente, puede desembocar en un caso grave.

Nosotros estamos mejor con el método para atacar el mosquito y Brasil más adelantado con la vacuna. La única ventaja que tenemos es que viene el frío. Pero año a año se complica más.

"Seguimos atentos porque no es sólo un tema del norte del país. En la Ciudad hay muchos pacientes que se acercan a las guardias con fiebre y tienen dengue. Nosotros estamos mejor con el método para atacar el mosquito y Brasil más adelantado con la vacuna. La única ventaja que tenemos es que viene el frío. Pero año a año se complica aún más", reconoció Ginés.

Las soluciones

"Donde hay pobreza y no hay agua potable hay dengue. No podés evitar que la gente acumule agua en los lugares donde no hay una red", explicó a LPO un especialista. Hasta ahora la única solución parece ser el repelente de insectos, que los expulsa de un lugar a otro, pero no mata el mosquito que transmite la enfermedad. 

"No hay ningún otro método al alcance de la mano que es la protección personal, de la casa en sí y la protección ambiental con descacharreo", le dijo a LPO el infectólogo Eduardo López, jefe del departamento de Medicina del Hospital de Niños. "Hay que enseñarle a la gente a trabajar en la época del invierno. Porque una vez que viene el calor aparece el mosquito adulto", agregó el médico que conforma el comité de expertos que asesora a Alberto Fernández por la epidemia de Coronavirus.

López explicó que hay dos laboratorios que trabajan en la vacuna, uno de origen francés y otro de origen japonés. "El francés está aprobado en algunos países, pero su uso es para pacientes seropositvos (que tuvieron ya la picadura) pero no está en uso generalizado. En los pacientes que no fueron picados puede traer trastornos", señaló a LPO.

Desde el gobierno porteño explicaron que en los barrios donde hay generación autóctona se reforzaron las medidas de prevención y existen brigadas que recorren las diferentes comunas. Además abrirán unidades febriles en varios hospitales como el Pirovano o el Ramos Mejía.


Sin embargo hasta ahora los casos continúan en aumento. Los barrios más complicados son los los más pobres, en el sur y el oeste de la Ciudad: Parque Patricios, Barracas y Pompeya en la Comuna 4, en la 7 (Flores), Villa Soldati y Lugano en la 8, Floresta, Villa Muro y Versalles en la comuna 10 y Mataderos en la 10. Pero también hubo casos en barrios de clase media como Villa Urquiza, Saavedra o Villa del Parque.

La situación del dengue es preocupación número uno en los barrios populares. Pega muchísimo y no hubo una política activa del gobierno porteño en la prevención, ni tampoco con la desinfección.

"La situación del dengue es preocupación número uno en los barrios populares. Pega muchísimo y no hubo una política activa del gobierno porteño en la prevención, ni tampoco con la desinfección", apuntó Jonathan Thea, dirigente de Seamos Libres y funcionario nacional, que visitó la Villa 1.11.14 el pasado miércoles.

En la oposición porteña también entienden que hubo fallas en las campañas del invierno pasado pero creen que "una vez que se desató" es difícil controlar al dengue con fumigaciones.

"La verdad que fueron muy receptivos a nuestros comentarios sobre cómo mejorar los bolsones de comida, sería bueno que ahora incluyan repelentes también", agregó un dirigente porteño que pidió no ser mencionado.

Los boletines epidemiológicos que publica la Ciudad periódicamente muestran, a pesar del clima templado, un descenso abrupto de los casos de dengue en las últimas semanas. LPO pudo reconstruir casos de personas que se acercaron a hospitales porteños con síntomas de la enfermedad y no fueron testeados.

"El descenso de la notificación, como se explicó, puede estar relacionado con la situación COVID19", señalan en el boletín epidemiológico publicado el pasado viernes 10 de abril. Un funcionario admitió que todos los focos están puestos en el Coronavirus, sobre todo porque a pesar de ser muy doloroso, en la mayor parte de los casos el dengue no necesita de internación.

"Si te duele el cuerpo y tenés fiebre, te dicen que tenés dengue y te mandan a tu casa. Como en general la mayoría de los casos no requiere internación, no hacen pruebas", completó otro dirigente capitalino que prefirió mantener su nombre bajo reserva. 

Te puede interesar