Se desplomó la venta de combustible y piden ayuda urgente al Gobierno

Economía 02 de abril de 2020 Por Red Online
Los estacioneros se quejan porque quedaron excluidos del programa de beneficios al ser consideradas "servicio esencial". Las ventas cayeron 80% en la cuarentena.
image (1)

5e0a53d5ac844_940_529!

Las estaciones de servicio permanecen abiertas durante el confinamiento obligatorio, pero el panorama del negocio cambió por completo. Con las calles casi desiertas, las ventas de combustibles se desplomaron entre un 80 y 90 por ciento y los empresarios del sector piden ayuda urgente al Gobierno nacional.

A diferencia de los supermercados, verdulerías y carnicerías, donde las ventas se mantienen o aumentaron, las estaciones de servicio están vacías. Según explicaron a LPO fuentes del sector, el único rubro que mantiene algo de actividad (aunque muy por debajo de lo normal) es el del gasoil en las playas de ruta o cercanas, por el abastecimiento a los camiones que todavía circulan. En ciudades del interior, donde el acatamiento de la cuarentena es menor, hay algo más de movimiento pero muchísimo menor al habitual. Algunas localidades redujeron el horario de atención.

Si bien en el sector todavía no se registran despidos o suspensiones masivas, en muchas estaciones los empleados cumplen turno de por medio por la falta de trabajo, lo que anticipa un escenario preocupante. A esto se suma el cierre total de los shops o servicompras, cuyos empleados están en una situación más crítica que los playeros.

Las fuentes del sector explican que el problema mayor para las estaciones de servicio se dará en las próximas semanas, ya que hasta ahora se sostienen con lo facturado en los primeros 20 días de marzo. Con eso hicieron frente al pago de los salarios y proveedores, pero el panorama de aquí en más es completamente incierto.

"La situación de las estaciones de servicio es extrema", advirtió en esa línea la Confederación de Entidades de Hidrocarburos (CECHA), que integra la mesa ‘Expendedores Unidos'. Esta entidad habla de una caída del 80% de los ingresos, aunque otras agrupaciones del sector hablan de un 90% de los bajas. La mayor caída se da en la venta de nafta, que usan los autos particulares.

En las últimas horas los estacioneros confirmaron una preocupación extra. El Gobierno nacional los excluyó del programa de beneficios para las empresas en crisis. Es que el DNU publicado este miércoles dice que no podrán acogerse a los subsidios ni la reducción de los aportes las firmas que forman parte de las actividades esenciales.

Las estaciones de servicios están en una situación particular. Son parte de los servicios esenciales pero cumplen dos de los requisitos que puso el Gobierno para otorgar los beneficios: sus actividades están afectadas "en forma crítica" y tienen "una sustancial reducción en sus ventas" desde el 20 de marzo pasado.

"Tenemos un gran sentido de la responsabilidad pero necesitamos un gesto del Gobierno. Es necesario entender que sin las estaciones de servicio los camiones, ambulancias, y autos del sistema de salud no podrían cumplir con sus servicios esenciales. Al igual que el resto de las pymes, esto nos pone en una situación crítica, hay muchas estaciones que están en rojo", sostuvo Gabriel Bornoroni, presidente de CECHA.

"El sector viene manteniendo un esquema de precios congelados desde hace 6 meses, una decisión que apoyamos para colaborar con las medidas económicas del nuevo Gobierno. Hoy, el aislamiento social obligatorio trajo una caída estrepitosa de más del 80% en las ventas. Es como si estuviéramos cerrados pero tenemos que seguir operando", agregó. "No es que estemos ‘ganando menos' sino que ni siquiera vamos a poder sostenernos como actividad", completó.

Te puede interesar