Borgonovo gana protagonismo en el gabinete de Perotti y se pone al frente de la negociación con la oposición

Provinciales 23 de enero de 2020 Por
Mantenía un perfil bajo pero tras el fracaso del ala dura encabezada por Saín, el ministro de Gobierno suma iniciativa y podría destrabar la emergencia en la Legislatura.
image (1)

5e28e37c1df83_940_529!

Esteban Borgonovo inició una ronda de consultas con los distintos bloques para apurar el tratamiento del paquete de emergencia que fracasó en la última sesión de diciembre. El expediente busca otorgar herramientas el ejecutivo para disponer del presupuesto de manera más flexible y comprende a varias áreas de gobierno desde seguridad, obra pública a salud.

El desafío no es menor. En la Cámara de Diputados, el oficialismo cuenta con un bloque de apenas siete legisladores sobre cincuenta y quien preside la Cámara es el ex gobernador, el socialista Miguel Lifschitz. En ese escenario, al gobierno no le queda más remedio que sentarse a negociar con los distintos bloques de la oposición.

En ese rol, tomó protagonismo Borgonovo, un conocedor de la arena política santafesina y cultor del diálogo y los consensos. El ministro empezó a mover las fichas con algunos resultados interesantes que llenan de optimismo al oficialismo que a más de un mes de gestión no ha podido sostener la iniciativa política.

La crisis por la ola de homicidios sacudió las primeras semanas de Perotti al frente de la Casa Gris y quien tuvo mayor visibilidad fue su ministro de Seguridad, Marcelo Saín quien lejos de construir canales de diálogo con la oposición se ocupó de dinamitarlo con críticas a su predecesor, el radical Maximiliano Pullaro (de quien Saín fue funcionario) y contra el mismo Lifschitz. 

La reunión entre Perotti y el presidente, Alberto Fernández, para acordar el refuerzo de agentes federales en la provincia tampoco tuvo el resultado esperado. Lejos de ello, tal como adelantó en su momento LPO, el santafesino se volvió con el compromiso de una mayor coordinación entre las distintas fuerzas pero sin un solo gendarme. A pesar de que Saín compartió trabajos académicos con su par de Nación, Sabina Frederic, no logró sumar apoyo.


Frente a esto, el ala dura que insistía en confrontar con el gobierno anterior empezó a debilitarse y a ganar terreno los dialoguistas. Algo parecido sucedió en la oposición, sobre todo después de que intendentes y jefes comunales reclamasen auxilio para sus agotadas finanzas y desde el oficialismo condicionasen la ayuda a la aprobación de la ley de emergencia. Lo mismo para los acreedores del Estado. 

Los intendentes de las dos principales ciudades de la provincia, Pablo Javkin de Rosario y Emilio Jatón de Santa Fe, ambos del Frente Progresista, declararon a favor de facilitarle al gobierno provincial las herramientas necesarias. De hecho, el diputado de Creo (el partido que lidera Javkin), Ariel Bermúdez, pidió en diciembre que no se rechace la emergencia y que se discuta en comisión pero no tuvo el acompañamiento de sus pares progresistas.

Esto llevó a que los más duros de la oposición también tuvieran que ablandar su postura. En ese sentido, Miguel Lifschitz convocó a los distintos bloques de Diputados que por unanimidad emitieron un documento donde se repudia a la violencia y a las "organizaciones criminales" y expresa la "total predisposición en todos los bloques políticos para colaborar con el Gobierno Provincial".

Toda una definición en cuanto al aval a la emergencia en seguridad pero en el gabinete sostienen que va de la mano con la ley de emergencia económica: "porque tienen que ver con disposiciones presupuestarias. Estamos confiados en que la negociación siga adelante y se pueda avanzar en ese sentido", sostuvo un hombre del gabinete en diálogo con LPO.

Vamos a analizar el proyecto del ejecutivo y acompañar en las decisiones y herramientas que necesite pero tiene que haber un plan estratégico 

"Estamos atravesando una situación muy difícil. Tenemos que abandonar el esquema de quien tiene la responsabilidad y buscar una salida sin mezquindades por eso, vamos a analizar el proyecto del ejecutivo y acompañar en las decisiones y herramientas que necesite pero tiene que haber un plan estratégico que es la única manera en que se enfrente al delito, sobre todo el de las bandas organizadas", adelantó la diputada Cesira Arcando del Partido Fe que integra el interbloque de Juntos por el Cambio.

En el gobierno, que vienen de semanas no muy positivas, ven con optimismo el avance en la negociación con la oposición y sobre todo, comenzar a tener iniciativa política y marcar el inicio de una nueva era peronista en Santa Fe, la provincia que gobernó durante 28 años seguidos desde la vuelta a la democracia.

Boletín de noticias