Intoxicación en hotel con monóxido de carbono: lugar tenía clausurada la conexión de gas natural

Nacionales 09 de enero de 2020 Por
Camuzzi aclaró que el hotel de Foeva ya se habían constatado serias irregularidades en octubre del 2019 y funcionaba desde entonces con gas licuado. Desde el Municipio señalaron que la distribuidora de gas nunca les comunicó tal decisión.
image (1)

438985

En plena temporada de verano, una fuga de gas en un hotel sindical de Mar del Plata afectó a 30 personas, de las cuales cinco debieron ser internadas.

 

El episodio se registró a las 20:00 del pasado martes en el Hotel FOEVA (Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines), ubicado en Bolívar y Santiago del Estero, en el centro de la ciudad costera.

 

En la zona del comedor, algunos de los 181 pasajeros comenzaron a sentirse mal y se desvanecieron, ante lo cual se procedió a la evacuación de la totalidad de los alojados y a los 13 empleados.

 

Una treintena de personas debieron ser atendidas por los servicios de emergencia, de los cuales tres menores de edad y dos mayores debieron quedar internados: afortunadamente, están todos fuera de peligro.

 

El hotel no contaba con medidor de gas ya que había sido retirado por Camuzzi Gas Pampeana, por advertir en octubre del 2019 serias irregularidades. Desde la municipalidad explicaron que la distribuidora de gas “nunca comunicó que había retirado el medidor”, circunstancia que es materia de la investigación judicial.

 

La distribuidora de gas emitió un comunicado e informó que el hotel sindical, “no es actualmente un usuario de la Distribuidora”, ya que “no se encontraba utilizando gas natural por redes” y “se estaba abasteciendo con un combustible sustituto: gas licuado de petróleo”.

 

“Es oportuno destacar que hacia fines de octubre del año pasado y a partir de una denuncia telefónica al call center de la compañía en donde se denunciaba olor a gas en el establecimiento, personal especializado de Camuzzi se dirigió al Hotel y tras constatar que las instalaciones internas no se encontraban en condiciones de seguridad de acuerdo a las normas vigentes, procedió a la interrupción del suministro y posterior retiro del medidor. Desde aquel entonces y hasta la fecha, el establecimiento continuó con el suministro de gas natural interrumpido”, comenzó el comunicado.

 

“El corte suministro y retiro del medidor se efectúa preventivamente cuando se verifica que las instalaciones no cumplen con las normas de seguridad y que por ende se encuentra en riesgo la seguridad de las personas y de la propia infraestructura. En estos casos se notifica al usuario que debe dar intervención a un instalador matriculado. Una vez que el matriculado regulariza la instalación, debe solicitar la inspección de las tareas efectuadas por parte de la Distribuidora; cuestión que a la fecha no ha ocurrido en el caso que nos ocupa. De encontrarse las instalaciones en las condiciones de seguridad vigentes, se procede a la reconexión del suministro”, explicó Camuzzi Gas Pampeana.

 

“Los hechos sucedidos obligan a enfatizar que la falta de mantenimiento y las modificaciones que se realizan en las instalaciones internas pueden ocasionar accidentes. Por ello es sumamente importante llevar adelante revisiones periódicas a través de instaladores matriculados”, agregó.

Boletín de noticias