Perotti espera definiciones de Alberto para anunciar el gabinete e impacienta al peronismo

Provinciales 31 de octubre de 2019 Por
El rafaelino tiene en mente reducir ministerios y que las áreas estratégicas como seguridad estén coordinadas con Nación. Las tensiones internas.
image (1)

5dba3d8203c99_940_529!

Fiel a su estilo, el gobernador electo Omar Perotti redujo al mínimo sus apariciones públicas y contactos con la prensa en horas claves donde se espera que se den a conocer los nombres del futuro gabinete, según habían afirmado en su entorno.

Según pudo saber LPO, el rafaelino aguarda que Alberto Fernández confirme los nombres de los santafesinos que se irían al gabinete Nacional, como el caso de María Eugenia Bielsa para Vivienda y Urbanismo, y a partir de allí, definir los funcionarios provinciales.


En principio, la intención que había expresado el gobernador electo era la de achicar el número de Ministerios y en áreas estratégicas como Seguridad, caballito de batalla durante su campaña, coordinarlas con Nación.

De hecho, Alberto Fernández adelantó que piensa en el armado de una mesa federal conformada por representantes de todas las provincias para gestionar las políticas de Seguridad en reemplazo del Ministerio.

Pero el proceso de transición con el socialismo no viene sencillo y se terminó de complicar cuando Perotti aceleró el tratamiento de la declaración de necesidad de Reforma Constitucional antes de diciembre, cuando cambiará la composición legislativa. Aún quedan tres sesiones en noviembre.


Hasta entonces, los equipos del socialismo y del peronismo habían mantenido dos reuniones pero la cordialidad se rompió cuando, según los representantes de Perotti, el gobierno incumplió en cederle la confección del presupuesto a la nueva gestión lo cual requirió un permiso de la Legislatura para extender el plazo que marca la Constitución.


Lo que senadores y diputados terminaron aprobando fue una prórroga para octubre en vez de extenderlo pasado el 10 de diciembre y Lifschitz salió a aclarar que se trataba de una determinación del Senado donde tiene mayoría el peronismo.

Precisamente, la relación de algunos senadores del bloque del PJ con Perotti se tensó al máximo y la demora en la definición del gabinete terminaron por exasperar a algunos sectores que temen quedar marginados o en cargos menores en el próximo gobierno.

Como anticipo LPO, uno de los que lleva la voz cantante es el presidente del bloque, Armando "Pipi" Traferri quien le reconoció a este portal no estar al tanto de las negociaciones. El hombre de San Lorenzo conduce Nuevo Espacio Santafesino, la estructura a la que responde la vicegobernadora electa, Alejandra Rodenas.

Por las dudas, Traferri abrió un canal de diálogo con Lifschitz que podría poner en peligro el intento de Reforma que promueve Perotti.

Pero Traferri no es el único que está molesto por las indefiniciones aunque uno de los pocos que lo hace público. En estricto off, un dirigente del peronismo consideró que "lo que sucede en Santa Fe es una proyección de lo que está pasando en Nación donde hay tiranteces entre el Grupo Callao y La Cámpora".

"Omar no es kirchnerista y tiene relación directa con Alberto y eso se sabe y para algunos genera desconfianza", enfatizó la misma fuente aunque desde el entorno de Marcos Cleri, principal referente de La Cámpora y cabeza de lista del Frente Todos, aseguraron a este portal que mantienen contacto fluido con el rafaelino.

Por su parte, Roberto Meli, secretario general del Frente Renovador de Santa Fe, destacó que "más allá de algunos ruidos internos, la unidad en el Frente Juntos en la provincia fue la herramienta que permitió recuperar el gobierno y el antecedente necesario para que esa misma unidad se traslade al orden Nacional".

Boletín de noticias