Preocupación por el faltante de vacunas para la fiebre hemorrágica argentina

Nacionales 31 de octubre de 2019 Por
La Defensoría del Pueblo de la Nación advirtió a la Secretaría de Salud que garantice su abastecimiento.
image (1)

20191031063624_vacunas

La Defensoría del Pueblo de la Nación alertó que existe faltante de la vacuna para tratar la fiebre hemorrágica argentina y solicitó a la Secretaría de Salud que garantice su abastecimiento y retome la producción, que se encuentra paralizada desde 2018. En la resolución 14072/19, firmada por el subsecretario general de la Defensoría, Juan José Bockel, se pidió a la cartera de Adolfo Rubinstein "restituir la vacuna Menveo para la cohorte de niños y niñas de 11 años, enviando las partidas necesarias para las provincias".

Al respecto, Laura Riera, jefa de control y aseguramiento de calidad del Instituto Maiztegui, dio a conocer que produce la vacuna Candid #1, hasta octubre se entregaron 231.000 dosis y quedan 140.000 en stock para entregar a las provincias. Por ello, desde la Defensoría aseguraron que "resulta preocupante la cantidad de vacunas disponibles".

"En caso de tener que responder la demanda de la población afectada (cuatro millones de personas), no sólo las dosis disponibles no serían suficientes, sino que, además se demoraría aproximadamente un año en poner la planta en condiciones de volver a producirla", se advirtió en la resolución publica por Télam.

A su vez, se alertó por la paralización de producción de la vacuna desde octubre de 2018 en el Instituto Maiztegui, ubicado en la ciudad bonaerense de Pergamino. "Estamos en una situación muy difícil, sostuvimos como pudimos la producción anual de vacunas, que fue disminuyendo por el presupuesto. A partir de octubre del año pasado por falta de equipamientos críticos tuvimos que parar la producción de la vacuna", explicó Riera, y agregó que "no sabemos cuándo vamos a poder producir el próximo lote, pero llevará tiempo".

En ese sentido, se pidió en la resolución "que se disponga la realización de las gestiones necesarias para poner en funcionamiento la planta de producción del Instituto Maiztegui a la mayor brevedad con el propósito de evitar un posible desabastecimiento de la vacuna".

Bockel denunció que "las dificultades que se observan en el Instituto Maiztegui relacionadas con la producción de la vacuna Candid #1, se traducen en la falta de inmunización para la población afectada".

En el año 2008 la producción era de 400.000 dosis y un presupuesto de $5.200.000, mientras que en el año 2018, el presupuesto fue de $12.160.137. "Con procesos inflacionarios y devaluación de la moneda, es inviable el sostenimiento y producción de la vacuna en los términos que requiere la autoridad de control (Anmat)", aseguró Bockel.

En la resolución se explicó que la vacuna Candid #1, para la fiebre hemorrágica argentina es una "vacuna huérfana", es decir, que dado que la enfermedad es propia de una región de nuestro país y que no se replica en otras partes del mundo, la producción de la vacuna corresponde pura y exclusivamente al Estado argentino.

"La inmunización debiera ser prioridad absoluta en la órbita de las políticas públicas en materia de salud por tratarse de una herramienta de prevención indispensable para la población", aseveró la Defensoría, y añadió que "las vacunas son obligatorias por ley, pero ante todo son un derecho y un signo de equidad".

Boletín de noticias