Paredes, de la 10 de Román a la 5 de la Selección

Deportes 26 de junio de 2019 Por
El ex Boca cambió su juego y hoy habla, dice y piensa como volante de contención. ¿Cómo vive esta transformación?
image (1)

MU2u-CPDu_1256x620__2

“Nos sentimos cómodos aguantando a los tres”. Leandro Paredes piensa, dice y habla como volante de contención. Más allá de que sea difícil encasillarlo en ese lugar, de que todavía no se lo vea como un mediocentro de marca, de que esté lejísimos de suceder de fondo y de forma la línea de los históricos cincos de la Selección, sabe que ahí está su función. Atrás también quedó ese jugador que, en Boca y con 18 años, había heredado la 10 de Riquelme allá por el 2013. Hoy está para aguantar en la trinchera vestido de celeste y blanco. Para aguantar ahí, presionar y ser el primer pase. Pero sobre todo, para encabezar la batalla del medio. “No tengo problemas en jugar ahí o en otro lado. Me siento bien”, insiste.


-¿Le vino mejor al equipo el nuevo esquema: jugar con Messi, Lautaro y Agüero arriba?

-Sí, lo llevamos bien. Hicimos una buena presión alta, incluso. Siempre pusimos en dificultad a nuestro rival. Y le dimos opciones de pases a los de adelante.

-Sobre todo a Messi, que encontró más socios.


-Sí, había mucha gente rodeándolo. Fue la idea. Incluso, todos jugadores de buena técnica. Es cierto que Leo te hace las cosas fáciles, pero nosotros tenemos que tratar de ayudarlo más y de encontrarlo más rápido. En varios momentos lo logramos.

-Incluso, dio la sensación de que se soltaron más en ese sentido.


-Sí, nos sacamos la tensión de equivocarnos. De a poco fuimos ganando confianza. En general, el partido ante Qatar, más allá de la clasificación, nos dejó buenas sensaciones. Como dije, tuvimos presión alta, recuperamos rápido la pelota y generamos buenos momentos de fútbol. Ah, y defendimos bien.

-Mucho se habló, ante el cambio de esquema, de la necesidad de jugar con un cinco con más oficio de marca para que el equipo tuviera más equilibrio. ¿Eso cómo lo viviste?


-Tranquilo. Porque yo siento que puedo cumplir esa función. De hecho, así fue. No tengo problemas de jugar cinco solo o con jugadores al lado. La función es de equilibrio, pero también de ofrecer opciones de pases.

-¿Y te sentís eso, el cinco del equipo?


-Sí, luché mucho por ser el cinco de la Selección, lo busqué mucho tiempo. Hoy lo soy y estoy feliz por eso. Es más, también tengo claro que soy el volante de contención de este equipo y me tengo que hacer cargo de ese trabajo. Insisto, no tengo problemas. Me siento cómodo ahí.

-¿Puede ser que el triunfo haya servido de despegue para el equipo? Se los ve con otro espíritu.


-Era muy importante pasar. Estaba esa necesidad. Por eso entiendo que esto nos va a ayudar mucho a soltarnos y no pensar tanto en lo que puede costar equivocarse. Teníamos equipo para salir adelante y lo demostramos. Ahora hay que confirmarlo con Venezuela.

-¿Qué error no se tiene que repetir de la última derrota con Venezuela, en el 1-3 en Madrid?


-Yo creo que ahora va a ser un partido diferente. Incluso, el equipo juega de otra manera. Buscaremos ver qué cosas se hicieron mal aquella vez, corregirlas y preparar todo mejor. Pero igual no será lo mismo.

Boletín de noticias