Liga española - Barsa volvió a perder y Rulli evitó el gol 500 de Messi

Deportes 09 de abril de 2016 Por Red Online
A los 5 minutos, Real Sociedad convirtió el gol con el que prolongó su racha ante los catalanes, que no ganan en Anoeta desde 2007. El arquero argentino fue clave.
image (1)

San-Sebastian-Messi-Barcelona-EFE_CLAIMA20160409_0175_28

El estadio de Anoeta es la bestia negra de Barcelona, que no gana allí desde 2007. El club catalán volvió a perder en la Liga española, lo que dejó el campeonato al rojo vivo. Real Sociedad se impuso 1-0 y en 85 minutos el equipo de Luis Enrique no pudo siquiera igualardo. Gerónimo Rulli fue una pieza clave para ello, ya que se encargó de evitarle en varias oportunidades el gol 500 a Messi, que así desperdició su tercera oportunidad de lograrlo. 

En San Sebastián, el local encontró rápido la ventaja, a los 5 minutos, con el gol de Oyarzabal en un despiste defensivo. Sin oposición, el mediocampista vasco se elevó por encima de toda la defensa azulgrana para cabecear el centro de Xabi Prieto al fondo del arco defendido por el chileno Claudio Bravo. 

La desventaja fue inesperada para Barsa, que venía de un triunfo en Champions frente a Atlético de Madrid. Y para Lionel Messi, que en San Sebastián quería romper con la maldición de no poder llegar a los 500 goles como profesional, luego de los intentos fallidos frente a Real Madrid, que le cortó a Barcelona un invicto de 39 partidos, y en la mencionada victoria ante Atlético. Tuvo varias chances este sábado: a los 7, sacó un remate demasiado alto con su pie derecho y a los 22 la oportunidad le llegó con un tiro libre que dio en la barrera.

El equipo de Luis Enrique, con más empuje que ideas, buscó el gol durante todo el primer tiempo. Pero solo se encontró con frustraciones. Gerónimo Rulli colaboró para ello: a los 33, en la mejor ocasión para los de Cataluña, un pase atrás de Neymar para Arda Turán terminó en una gran intervención del arquero argentino.

Su equipo necesitaba mayor juego colectivo y por eso Luis Enrique dispuso el ingreso de Iniesta por Rafinha. Fue el Cerebro quien condujo el camino hacia el que podría haber sido el empate para Barsa. A los 4 minutos, la pelota fue para Messi, en el punto del penal, pero el 10 creyó que estaba en offside e intentó una volea, desperdiciando lo que era el 1-1. A los 9, en otro de los intentos de la visita, Iniesta probó al arco y Rulli respondió a la perfección, como lo hizo poco después en un tiro libre a cargo de Neymar.

El estadio de Anoeta es la bestia negra de Barcelona, que no gana allí desde 2007. El club catalán volvió a perder en la Liga española, lo que dejó el campeonato al rojo vivo. Real Sociedad se impuso 1-0 y en 85 minutos el equipo de Luis Enrique no pudo siquiera igualardo. Gerónimo Rulli fue una pieza clave para ello, ya que se encargó de evitarle en varias oportunidades el gol 500 a Messi, que así desperdició su tercera oportunidad de lograrlo. 

En San Sebastián, el local encontró rápido la ventaja, a los 5 minutos, con el gol de Oyarzabal en un despiste defensivo. Sin oposición, el mediocampista vasco se elevó por encima de toda la defensa azulgrana para cabecear el centro de Xabi Prieto al fondo del arco defendido por el chileno Claudio Bravo. La desventaja fue inesperada para Barsa, que venía de un triunfo en Champions frente a Atlético de Madrid. Y para Lionel Messi, que en San Sebastián quería romper con la maldición de no poder llegar a los 500 goles como profesional, luego de los intentos fallidos frente a Real Madrid, que le cortó a Barcelona un invicto de 39 partidos, y en la mencionada victoria ante Atlético. Tuvo varias chances este sábado: a los 7, sacó un remate demasiado alto con su pie derecho y a los 22 la oportunidad le llegó con un tiro libre que dio en la barrera.

El equipo de Luis Enrique, con más empuje que ideas, buscó el gol durante todo el primer tiempo. Pero solo se encontró con frustraciones. Gerónimo Rulli colaboró para ello: a los 33, en la mejor ocasión para los de Cataluña, un pase atrás de Neymar para Arda Turán terminó en una gran intervención del arquero argentino.

Su equipo necesitaba mayor juego colectivo y por eso Luis Enrique dispuso el ingreso de Iniesta por Rafinha. Fue el Cerebro quien condujo el camino hacia el que podría haber sido el empate para Barsa. A los 4 minutos, la pelota fue para Messi, en el punto del penal, pero el 10 creyó que estaba en offside e intentó una volea, desperdiciando lo que era el 1-1. A los 9, en otro de los intentos de la visita, Iniesta probó al arco y Rulli respondió a la perfección, como lo hizo poco después en un tiro libre a cargo de Neymar.

Rulli, quien será el arquero de la Selección Argentina en los Juegos Olímpicos de Río este año, fue la gran figura y un pilar fundamental para evitar que en 85 minutos Barcelona convirtiera un gol. A los 73, le tapó el gol 500 a Messi en un mano a mano, cuando el argentino recibió de Piqué y remató con su zurda y su compatriota se estiró para ahogarle el grito, lo que provocó los aplausos de La Pulga.

Real Sociedad se resignó a defenderse. Con alguna contra aislada, ante un Barsa volcado al ataque, llevaba peligro al arco de Bravo pero no el suficiente como para ampliar la ventaja, lo que le daba ilusión a la visita. A los 86, otra vez Messi tuvo la chance del empate: el rosarino sacó un cabezazo potente desde lejos que Rulli contuvo abajo.

La tercera chance de Messi de llegar a los 500 goles quedó trunca. Además, sumó este sábado su cuarto partido con Barcelona sin marcar goles, ya que el último fue en el 6-0 frente a Getafe en el Camp Nou. Luego, llegaron el empate con Villarreal, la caída con Real Madrid y esta con Real Sociedad, por Liga, además del triunfo frente a Atlético de Madrid en la Liga de Campeones. Por eso, el gol de La Pulga deberá esperar. La revancha puede llegar pronto, el miércoles, en la revancha con el equipo de Diego Simeone.

En cuanto al objetivo colectivo de lograr un nuevo título local, la derrota dejó el campeonato al rojo vivo, tras las victorias previas de Real Madrid, 4-0 al Eibar, y el Atlético de Madrid, 3-1 en cancha del Espanyol, por la 32° fecha. El margen del Barsa, que sigue liderando la clasificación con 76 puntos, quedó reducido a tres puntos de ventaja sobre el escolta y cuatro respecto al Madrid, con seis partidos por delante.

Boletín de noticias