La jugada de Macri para dejar sin primarias en Córdoba al radical Ramón Mestre

Política 17/06/2017 Por
Impuso un reglamento para que la lista derrotada sólo consiga el cuarto lugar con el 30%. La resistencia de Mestre.
juga

Como Cristina Kirchner, pero con otros métodos, Mauricio Macri puso manos a la obra para imponer listas únicas de Cambiemos en todas las provincias.

No tuvo que abandonar su partido, el PRO, sino imponer condiciones para las primarias para que cualquier rebelde con ganas de desafiar a la lista escrita en la Casa Rosada muera en el intento.

Esto es posible porque si bien la reforma política habilita a internas en los frentes, les permite a cada uno definir a gusto el reglamento para repartir las bancas.

Y Macri y sus abogados aprovecharon esa oportunidad y establecieron que quien sale en el segundo lugar en una primaria de Cambiemos, puede ubicar al cuarto de la lista de diputados y sólo si llega al 30% de los votos del frente.

El más alterado por esa restricción fue el intendente de Córdoba Ramón Mestre, quien hasta el miércoles estaba decidido a dar batalla si el sábado 24 su hermano Diego no estaba en el segundo lugar de lista.

Pero empezó a revisar esa estrategia cuando a las 23.58 de ese día Cambiemos presentó su frente en Córdoba y supo que poco sentido tiene competir sin la certeza de un triunfo, que no puede garantizar.

Es que su hermano Diego no mide más que Héctor Baldassi, quien además puede capitalizar la buena imagen que conserva Macri.

Encuestas en mano, los referentes del macrismo cordobés junto a los históricos radicales Mario Negri y Oscar Aguad quisieron convencer al presidente que lo mejor era darle una interna Mestre, aislarlo y derrotarlo con claridad.

Pero el presidente la vetó, porque cree que cualquier disputa en las primarias erosionará el frente en octubre, cuando no quiere rencores no resueltos. Los evitó con la pluma de sus juristas.

Un panorama similar habría vislumbrado Mario Barletta en Santa Fe para desistir de cualquier intento por retener su banca.

Mestre aún no decidió cómo seguir. Es casi un hecho que la lista de Cambiemos la liderará Baldassi y tendrá entre los primeros lugares al intendente de Jesús María, el macrista Gabriel Frizza.

Una mujer debe ocupar el tercer lugar y por lo tanto el mestrismo tal vez deba negociar el cuarto lugar en esta semana en vez de esperar tener que conseguirla en una dura elección. Son las reglas que puso Macri, para evitar que haya primarias en Cambiemos. 

Te puede interesar