A Martiniano le preguntaron por "El Pozo" de Quilmes y pensó que le hablaban de un bache

Política 24 de marzo Por
El intendente no supo responder sobre el centro clandestino de detención. Terminó hablando de obras de bacheo.
molina

En el día en que se conmemora el 40º aniversario del golpe de Estado que dio inicio a la última dictadura cívico-militar, “la época más oscura de nuestra historia” como lo definió hoy Mauricio Macri, el intendente de Quilmes, el macrista Martiniano Molina, cometió un error insólito cuando fue consultado sobre el centro clandestino de detención “El Pozo” y respondió sobre el bacheo en su ciudad.

Molina respondía sobre el aniversario del golpe, apelando a generalidades al estilo PRO como la “unión” de los argentinos o “trabajar en conjunto”, aunque aclaró que hay que hacerlo pero “sin olvidar porque mi familia también perdió amigos, a todos nos toca”. “Que estas fechas nos sirvan para unirnos”, indicó.

Fue entonces que un periodista le preguntó por el centro clandestino de detención que funcionó en esa ciudad. “Teniendo en cuenta el pedido y el reclamo de que El Pozo de Quilmes se convierta en un museo de la memoria, ¿esto será posible que en algún momento desde el municipio se lo articule?”, consultó. “¿Te referís…?”, interrumpió el intendente. “A El Pozo de Quilmes, la ex Brigada”, dejó en claro el periodista, de acuerdo al audio que difundió Darío Villarruel en radio Del Plata.

Molina claramente no supo de qué le hablaban, y empezó a irse por las ramas, analizando la situación en la que encontró el municipio, para terminar hablando de los baches.

“La verdad es que nosotros estamos trabajando fuertemente para solucionar todos los problemas en Quilmes. Nos encontramos con un municipio complejo, con una administración donde las personas que estaban preparadas, que eran de carrera fueron dejadas de lado, entonces la situación es compleja. Y para resolver los problemas tenemos que desandar muchísimo”, se explayó el ex cocinero.

“Y entonces cada una de las problemáticas, ya sea las cuestiones que tengan que ver con los servicios, en el caso del bacheo, las luminarias, todo lo que tiene que ver con la obra pública, lo que tiene que ver con las escuelas, con la situación edilicia de todos los inmuebles del municipio, la verdad que es muy compleja y vamos de a poco, y destinamos recursos de a poco porque no queremos hacer cosas alocadas”, continuó.

“El Gobierno nacional y el provincial nos están acompañando, las obras se van a ver, se está haciendo un trabajo fuerte no solo desde ese lugar sino con lo que tiene que ver con desarrollo social”, insistió, convencido de que le hablaban de los baches. “Hoy detectamos más de 2 mil casos denunciados de violencia de género en Quilmes, de esto no se hablaba. Para resolver un problema, primero hay que reconocerlo y estamos por ese camino”, completó, sin siquiera rozar el tema de la pregunta inicial.

“El Pozo” de Quilmes, también conocido como “Chupadero Malvinas”, dependía de la Brigada de Investigaciones de la Policía Bonaerense. Además de un centro clandestino de detención, durante los primeros años de la dictadura también funcionó una maternidad clandestina. De acuerdo a las denuncias de los organismos, allí fueron secuestradas al menos 251 personas.

Actualmente funciona la Brigada de Investigaciones XIV de Quilmes.

Te puede interesar