El Gobernador Miguel Lifschitz quiere emitir deuda por unos 500 millones de dólares

Provinciales 22/03/2016 Por
El proyecto aún no fue enviado a la Legislatura pero el gobernador Lifschitz. Ya avisó que quiere tomar deuda por unos 500 millones de dólares. El peronismo y el PRO tienen reservas y quieren el detalle de las inversiones que piensan hacerse.
lischifst

El Frente Para la Victoria y el PRO cuestionaron la intención del gobernador Miguel Lifschitz de emitir deuda por unos 500 millones de dólares. A la espera del ingreso del proyecto a la Legislatura, los diputados Leandro Busatto y Roy López Molina recordaron que la Provincia ya percibirá más fondos a partir del fallo de la Corte Suprema, que instó a devolver a Santa Fe unos 18 mil millones de pesos en concepto de fondos coparticipables del estado nacional. El kirchnerista consideró que "hoy la coyuntura es otra", mientras que el macrista apuntó que "la emisión de deuda no sería tan oportuna en este contexto". En tanto, el radical Alejandro Boscarol apoyó la idea, ya que "al ser Santa Fe una de las menos endeudadas, tiene toda la capacidad para tomar deuda".

Lifschitz lo anunció entre semana, casi al mismo tiempo que dio su apoyo al proyecto de pago a los fondos buitres que impulsa el gobierno nacional, ya que cree se abre ahora "una perspectiva distinta para acceder a financiamiento". La propuesta está siendo definida por el ministro de Economía Gonzalo Saglione antes de ser derivada a la Legislatura. El titular de Hacienda volvió ancho de la Conferencia Anual Corporativa de Mercados Emergentes Globales, de JP Morgan, al observar que "la provincia de Santa Fe, ante la posibilidad de emitir títulos de deuda, está muy bien posicionada". Pero la Cámara Baja tiene razones para dudar de la intención del oficialismo.

Busatto recordó que el FPV "siempre" tuvo en cuenta la coyuntura sobre la cual la Provincia decide tomar deuda". En ese marco, el bloque avaló el pedido del por entonces gobernador Antonio Bonfatti (2.200 millones de pesos que no fueron utilizados). "Pero hoy la coyuntura es otra, hay más de 500 millones de pesos mensuales que están entrando a partir del fallo de la Corte. A priori, no sé cuál es el motivo por el cual buscar financiamiento externo para la realización de obra pública", lanzó el diputado.

"Habría que analizarlo, si tienen que ver con infraestructura, hay algunas obras muy importantes que han sido costeadas por la Nación, como el caso del gasoducto NA. Creo que hay recursos genuinos como antes no había, pero tenemos que verlo detenidamente. La única deuda admisible es la que tiene que ver con la obra pública. Me preocupa que muchas veces, bajo el supuesto endeudamiento de obra pública, después hay reconversiones de partidas y se utilizan para tapar baches financieros. Eso tiene que quedar descartado de plano", ahondó Busatto.

Si bien sentar una posición es "muy prematuro" y Diputados no tiene "demasiado información", López Molina leyó que "tomar deuda no tiene un valor en sí mismo, puede ser oportuno o no, depende qué va a hacer uno con esa deuda". A priori, el ex concejal rosarino trazó "dos planteos iniciales", casi en coincidencia con las objeciones de la bancada kirchnerista. Pidió un "detalle muy exhaustivo" de las obras involucradas, "donde todos puedan aportar" y rememoró que el gobierno provincial "ya tiene una aprobación de deuda de la gestión Bonfatti y va a recibir dinero del fallo de la Corte, el cual el gobernador dijo que va a estar destinado a obra. A todo eso, le tenés que sumar los presupuestos. Con toda esa masa de dinero, uno entiende que hay muchas obras cubiertas".

Pese a esas consideraciones tajantes, dijo que el PRO actuará con "prudencia" una vez que llegue el Mensaje del Ejecutivo a la Legislatura. "Si ya hay un ingreso nuevo y es de un monto importante, entendíamos que la Provincia ya estaba en una situación de holgura para hacer obra pública. Tal vez la emisión de deuda no sería tan oportuna en este contexto, pero no vamos a cerrar posibilidades de antemano", cerró López Molina.

Boscarol ya dio por descontado su voto. "No hay problema, al contrario", expresó el diputado de la UCR. "Al tener el aval del gobierno nacional, me parece importante siempre y cuando se destine a obras de infraestructura, que son muy necesarias para la provincia. Hay que verlo en detalle, lo que hemos tenido posibilidad de acceder, en términos de haber escuchado, es muy amplio, vivienda, red de gas, provisión de agua, asentamientos irregulares. Nunca los montos son excesivos si esto tiene un fin social y productivo. Hay que tener en cuenta que los anteriores gobiernos del Frente Progresista tuvieron vedada esta posibilidad, que el gobierno nacional le autorice a tomar créditos internacionales", avaló el legislador.

Te puede interesar