Vidal, con "superpoderes" para dar obras exprés y en secreto

Política 18/03/2016 Por
Mauricio Macri paralizó, casi a cero, los planes de obra pública en todo el país con el argumento de revisar cada emprendimiento
massa vidal

Mauricio Macri paralizó, casi a cero, los planes de obra pública en todo el país con el argumento de revisar cada emprendimiento. María Eugenia Vidal consiguió, con apoyo del FR de Sergio Massa, que la Cámara de Diputados bonaerense le apruebe "superpoderes" para administrar un caja que podría llegar a $ 20 mil millones, para obras de infraestructura con controles casi nulos.

Falta que el Senado bonaerense trate el proyecto de 16 artículos que permite a Vidal saltear pasos de control interno y externo. Autoriza al Gobierno a no publicar los detalles de las contrataciones en el Boletín Oficial.

Suprime, además, la obligatoriedad de que una empresa esté inscripta en el Registro de Proveedores de la provincia de Buenos Aires para poder participar de las contrataciones directas que autoriza la emergencia de infraestructura que, además, elimina la obligatoriedad de la licitación pública al validar "mecanismos de excepción" como "contrataciones directas, licitaciones privadas o concurso de precios" según el informe de la oposición legislativa.

El régimen exprés autoriza, además, que se acorte incluso el plazo para que organismos de control como Contaduría, la Asesoría y la Fiscalía tendrán 7 días para emitir dictamen, y que si no lo hacen en ese plazo se dará por entendido que avalan lo actuado en la contratación. Lo mismo ocurre con el Consejo de Obras Públicas a quien se le reduce el plazo a 96 horas.

Fija, además, que "en todo el proceso de contratación" el Gobierno (según el ministerio, secretaria o ente autárquico que intervenga) deberá dar cuenta a los organismos de control "por única vez" y antes "de la adjudicación de los contratos".

El régimen al que recurre Vidal no es diferente al que han usado otros gobiernos -entre ellos el de Daniel Scioli- aunque se suma al que existe en Seguridad y que, en la discusión parlamentaria, generó cortocircuitos porque el plan de obras que Vidal promete con la emergencia "no se conoce" aunque durante la discusión del presupuesto el Gobierno prometió enviar un detalle de las obras.

De hecho, en el acuerdo con un sector del PJ para aprobar el presupuesto, se incluyó la clausura de destinar 7.000 millones de pesos para obras en los municipios aunque no está claro si esos "recursos" serán para que los administren los municipios o vía obras licitadas y distribuidas por el Gobierno de Vidal.

Edgardo Cenzón, de estrecho vínculo con Mauricio Macri, es el funcionario que queda con el manejo integral del área de Infraestructura y quien administrará, en términos formales, el plan de obras que podrá distribuir de manera exprés y con controles acotados.

En el Gobierno de Vidal argumentan que la situación de crisis de la provincia requiere una emergencia y que el régime administrativo provincial, con su burocracia, demora y complica ese desarrollo.

En el mismo paquete, que fue rechazado por el bloque del FpV, Vidal concentra superpoderes para intervenir cualquier empresa o ente que dependa de la provincia y autoriza al Gobierno (sea a través de un ministerio o una secretaria) a reducir en hasta un 35% los costos de las licitaciones vigentes, heredadas del Gobierno de Scioli.

Te puede interesar