Gobernadores dan fuerte respaldo al acuerdo con buitres - Alicia y el Alberto dijeron NO

Política 17 de marzo Por
Al plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Economía Nacional que debate el proyecto concurrieron 19 mandatarios, de los cuales sólo dos se pronunciaron en contra.
mm y gobernadores

Un día después de la batalla en la Cámara de Diputados, donde la mayoría de los legisladores terminó aprobando la media sanción de la ley que efectiviza el pago de la deuda a los holdouts, el Gobierno pasó hoy su primera prueba de fuego en el el Senado de la Nación. Allí, prácticamente el pleno de los representantes provinciales se pronunciaron a favor de acompañar al Poder Ejecutivo en su propuesta, alegando la necesidad de volver a acceder al financiamiento internacional. Solo el vicegobernador santacruceño, el kirchnerista Pablo González, pidió seguir negociando con los fondos buitres, para lograr un entendimiento más beneficioso, mientras que el puntano Alberto Rodríguez Saá consideró "un error endeudarse".

Dieron su apoyo en el primer turno a la propuesta de Mauricio Macri, los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Hugo Passalacqua (Misiones), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Domingo Peppo (Chaco), Omar Gutiérrez (Neuquén), Sergio Casas (La Rioja), Alberto Weretilneck (Río Negro), Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Lucía Corpacci (Catamarca) y Gerardo Morales (Jujuy).

Más tarde, expresaron su postura a favor María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Mario Das Neves (Chubut), Juan Schiaretti (Córdoba), Miguel Liftschitz (Santa Fe) y Juan Manuel Urtubey (Salta).

El respaldo generalizado de los gobernadores tuvo lugar en el Salón Azúl del Congreso de la Nación, donde se reunieron las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Economía. Se trata de uno de los pasos previos al tratamiento de la iniciativa del Poder Ejecutivo en el recinto, que se prevé que se realizará el 30 de marzo.

Desde las 10.30, los funcionarios provinciales discutieron la ley que deroga las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y autoriza al país a emitir deuda por 12500 millones de dólares, para cancelar el litigio con los denominados "fondos buitres".

A pesar de ser minoría, la alianza oficialista Cambiemos está en condiciones de obtener el voto mayoritario de la Cámara Alta, aun el de los senadores que representan a provincias donde gobierna el Frente para la Victoria. La explicación está en el difícil cuadro que atraviesan los distritos para financiar obras, y la posibilidad de acceder a nuevo crédito externo - además de las ayudas que consigan de nación- es una puerta de salida para sus finanzas locales.

El debate

En la primera etapa de la consulta realizada por la comisión de Presupuesto de la Cámara de Senadores, el mandatario de Mendoza aseguró que la provincia "no tiene otra opción en el corto plazo" que el endeudamiento internacional para cubrir el déficit previsto porque "el problema es que los vencimientos se concentran en 2016 y 2017".

Desde otra óptica, el hombre enviado por la santacruceña Alicia Kirchner recordó que Néstor Kirchner "decía que hay que crecer para pagar, no pagar para crecer" y exhortó a seguir las negociaciones con los acreedores para llegar "a un mejor acuerdo", a la vez que confirmó que su representación en el Senado, Virginia García y María Esther Labado, votarán contra el acuerdo.

"Nosotros no decimos que no hay que arreglar, decimos que hay que negociar mejor. Hay circunstancias del acuerdo que a nosotros nos genera mucha preocupación", anticipó el vicegobernador.

Por su parte, el gobernador entrerriano resaltó "las responsabilidades responsabilidades que tocan al momento de gobernar" y, si bien admitió que "quizás este proyecto no contengan todas las soluciones", aseguró que "sería mucho peor dejar esta posición en una posición de statu quo" porque "en el tiempo resentiría el principio de gobernabilidad".

El salteño Urtubey, uno de los ex kirchneristas que se mostraron más alineados con el macrismo, sostuvo que "el reingreso de la Argentina al mercado de capitales es una necesidad imperiosa" al respaldar el acuerdo con los holdouts, y reconoció que no estamos ante "una salida mágica, pero hay que empezar a transitar el camino".

El misionero Passalacqua remarcó que "nadie quiere tomar deuda", pero indicó que lo único posible en este contexto es "apoyar la negociación que está haciendo el gobierno nacional con respecto a los fondos buitre". Además, explicó que la provincia necesita salir de "una situación de bonos muertos" por 2.500 millones de pesos que tienen en el ANSES y "repartidos por ahí".

La fueguina Bertone apoyó el acuerdo con los holdouts y, aunque destacó la "clara política de desendeudamiento" que tuvo el kirchnerismo, consideró que "es momento de cancelar este problema" de la deuda y dar la posibilidad a su provincia de hacer con financiamiento externo obras de infraestructura portuaria y vial y lograr la interconexión eléctrica de la provincia con el resto del país.

Peppo subrayó que no quiere ser un gobernador "solo pagador de sueldos" sino impulsar el crecimiento de Chaco y, si bien dijo entender que "siempre podemos mejorar el acuerdo", reconoció que necesita "el financiamiento necesario para obras de infraestructura".

El gobernador de Río Negro pidió a los tres senadores de la provincia, que incluye al jefe del bloque del FPV-PJ, Miguel Angel Pichetto, que aprueben el acuerdo con los holdouts porque apuntó que "es un tema a resolver y de alguna manera ponerle un punto final" y será la historia "la que dirá si fue lo ideal, si fue lo óptimo".

Otro de los que se manifestaron a favor, pese a ser opositor a Macri, es el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, quien destacó que el arreglo con los fondos especulativos "es positivo en términos de cerrar un capítulo". "Hay un amplio sector de la dirigencia política que ha manifestado su acompañamiento, y yo lo hago en la misma dirección", sostuvo el mandatario.

El neuquino Gutiérrez indicó que así como "el anterior gobierno tuvo la legitimidad para no acordar, el gobierno de Mauricio Macri tiene la legitimidad para llegar a un acuerdo" y "poner proa" al acuerdo.

María Eugenia Vidal, gobernadora de Buenos Aires, consideró en el plenario que "no va a haber posibilidad de crecimiento ni para las provincias ni para los municipios ni la Nación" si no se aprueba en el Congreso el acuerdo para pagarle a los holdouts a través de la toma de deuda.

"Somos el 40% del país, para nosotros es muy importante que este acuerdo se apruebe", concluyó Vidal en una breve exposición.
En otra vereda, el gobernador de San Luis sostuvo que "esto de endeudarse es un tremendo error". "Mucho mejor que salir corriendo a endeudarse es sentarnos a solucionar el problema de la pobreza de los argentinos", consideró Rodríguez Saá. "Nunca más deuda externa, nunca más cedamos la jurisdicción", añadió.
Cerró el debate el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El sucesor de Macri advirtió la fuerte caída en la construcción por falta de acceso al crédito y pide "volver al mercado"

Te puede interesar