Prat Gay suma a un economista de De la Sota para bloquear el avance de Frigerio

Economía 07/03/2016 Por
Es Nadin Argañaraz. Lo pondrá a manejar la relación fiscal con las provincias, área que pretende Frigerio.

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, buscó fortalecerse en la interna del Gabinete y dio un golpe certero para mantener bajo su órbita el manejo de la relación fiscal con las provincias, un área que pretende quitarle Rogelio Frigerio.

Lo hizo a través de la designación de un hombre de José Manuel de la Sota a cargo de esa función clave en la relación con los gobernadores peronistas. Se trata de Nadin Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) y experto en cuestiones fiscales y relaciones federales.

De acuerdo a la información del diario La Voz, Argañaraz fue designado como asesor en le Unidad Ministro y su función en el equipo económico de Prat Gay será manejar la cuestión fiscal con las provincias, área clave a partir de los reclamos por la coparticipación de los gobernadores peronistas.

Es por eso que Prat Gay buscó a un hombre del peronismo para cubrirse de creciente presión de Frigerio -encargado de la relación política con los gobernadores- para quedarse con esa y otras vinculadas a la relación con las provincias.

Este medio explicó que el ministro del Interior ya había quedado en offside con los gobernadores peronistas cuando en la previa de una reunión se enteró por el Boletín Oficial del adelanto de fondos a provincias aliadas a Macri. Molesto, Firgerio prometió pelear por tener control de esos recursos y empezó a reclamar que le transfieran las funciones fiscales de las provincias que maneja Hacienda.

Prat Gay ya tiene en su equipo a un hombre del peronismo: el secretario de Hacienda, Gustavo Marconato. Del ex diputado kirchnerista depende el control del Tesoro y la potestad de girar fondos, otra área codiciada dentro del Gabinete. Aunque en este caso, como detalló LPO, quien busca quedarse con esa función es Marcos Peña.

Aunque el jefe de Gabinete debe aprobar esas partidas, a Peña no le cierra que todo el manejo de fondos quede en manos de un recién llegado al PRO como Prat Gay y un peronista como Marconato, por lo que planea abrir una Oficina de Presupuesto que dependa exclusivamente de la Jefatura de Gabinete.

Peña no oculta su recelo con Prat Gay, a quien borró de la cobertura de la gira presidencial en Davos y la semana pasada mandó a un hombre de su equipo, el coordinador económico Mario Quintana, a interrumpir la conferencia de prensa por el preacuerdo con los holdouts para aclarar que "esto fue un trabajo en equipo y no tarea de algún iluminado". El destinatario del mensaje estaba sentado a su lado.

Peña también le complicó una reunión de Prat Gay con gobernadores y senadores peronistas, donde tenía previsto acelerar la negociación por la derogación de la ley cerrojo y el nuevo endeudamiento. Celoso, el jefe de Gabinete salió a decir que  "no habrá un toma y daca" ni una "negociación", es decir que no habrá concesiones para el PJ, donde la declaración cayó pésimo y el encuentro quedó en duda.

En este contexto de pelea por recursos y del manejo de la relación con los gobernadores del PJ, Prat Gay busca profundizar su acercamiento al peronismo ortodoxo, sumando a otro representante de ese espacio e intentando blindarse del acecho de sus compañeros de “equipo”, palabra que tanto gusta repetir en el Gobierno.

Te puede interesar